Helevorn – Aamamata

Crítica

Los internacionalmente reconocidos HELEVORN nos presentan su nuevo LP “Aamamata”, en lo que es su cuarto álbum de estudio, con arte a cargo de Gonzalo Aeneas, portada en la que vemos a la profetisa Sibila entonando una canción acerca de la muerte de aquellos que se ahogan en el mar. Un mar siempre presente para HELEVORN ya que provienen de la isla de Palma de Mallorca. En definitiva, esta portada es una muestra perfecta de lo que vamos a encontrar a lo largo de los 57 minutos que dura el álbum.

A Sail To Sanity” es la encargada de abrir este disco, con una intro a una sola guitarra distorsionada que con total facilidad te deja pegado a la canción. A esto le sigue un riff muy pesado e inmediatamente nos desgarra la voz gutural de Josep. Un ritmo a medio tiempo lo acompaña hasta el estribillo, en el que los mallorquines desgranan sus habilidades más melódicas. Hacia la mitad de la canción el teclado sintetizado cobra cierta importancia y resuelven el tema subiendo la intensidad. Sin duda la sensación al acabar el tema es que uno quiere degustar más.

La siguiente canción es “Goodbye, Hope”. Su introducción es, sin duda, hipnótica, interpretada a medias entre una guitarra limpia y el teclado. Con fuerza entra la voz, aún melódica, junto a las guitarras distorsionadas. No es hasta pasado un minuto y medio cuando los guturales hacen su aparición, convirtiendo el estribillo en una profunda oda a la melancolía. Hacia el ecuador de este tema HELEVORN nos transporta a un estado de calma para después lanzarnos hacia un punteo extremadamente sentimental que cala hasta lo más hondo, cerrando el tema de nuevo con el estribillo. Una canción que roza la perfección y que es sin duda de mis favoritas de este disco.

Haciendo alarde de poderío comienza “Blackened Waves”, con una intro bastante oscura, acompañada de unos teclados atmosféricos. Con un riff pesado nos conducen hasta un pre-estribillo que me recuerda al funeral doom de AHAB, para desembocar en un estribillo con mucha melodía. En sí la canción se basa en una voz limpia y melódica hasta el tramo final del tema en que unos guturales enfatizan que llegamos al final.

Aurora” es sin duda uno de los temas con mayor trasfondo y sentimiento del disco, escrito en memoria de las víctimas del franquismo, y en especial de Aurora Picornell, una luchadora por los derechos civiles fusilada en 1937. Una voz femenina casi chamánica acompaña una intro lenta tras la que nos golpea un riff pesado que también hace pensar en los ya mencionados AHAB. Tras esto, como es sello de identidad del sexteto mallorquín, se nos presenta un estribillo melódico y emotivo. Una canción muy original con un montón de detalles vocales y corales perfectamente ejecutados.

Llegando a la mitad del trabajo, “Forgotten Fields” nos recibe con reminiscencias más propias del death metal melódico, con un punteo con tapping que inmediatamente da paso a la fuerza de la voz gutural de Josep que se hace presente en esta canción desde el principio. El estribillo es de los más tristes del disco, tras el cual la canción frena dando paso a un teclado atmosférico hasta llevarnos de nuevo a la intro. “Forgotten Fields” es una combinación muy bien estructurada de riffs que recuerdan al death melódico pero sin salirse de la línea doom de HELEVORN.

Nostrum Mare (Et Deixo un pont de mar blava)” es una reinterpretación de la obra de Miquel Martí i Pol y Lluis Llach, que como es evidente, sigue con la línea acerca del mar y la muerte que lleva el disco. Empieza, pues, con un teclado solo al que le siguen varios versos en hasta ocho idiomas, tales como latín, español, inglés… Tras esto, viene la estricta interpretación del histórico tema. A decir verdad, ha sido toda una sorpresa escuchar una revisión tan bien ejecutada de una canción que jamás fue siquiera pensada para ser llevada al doom. No obstante, la forma en que HELEVORN ponen las palabras de Martí i Pol y Llach en boca de lo que parecen difuntos náufragos es sorprendente. Si bien la canción araña los siete minutos y medio, en ningún momento sientes la necesidad de omitirla. Volutas de canto flamenco se atisban en una voz femenina en concreto, los coros son impresionantes y simplemente te quedas atónito de principio a fin. Otra que roza la perfección.

Once Upon a War” es el tema que más inclinación hacia el funeral doom lleva por sus pesadas guitarras al comienzo. Inclinación que se hace incluso más notoria cuando la voz gutural irrumpe. A pesar de ser una buena canción, la sensación es que tras la magnífica “Mare Nostrum” le cuesta un poco remontar.

Llegamos a “The Path To Puya”, la que es la canción más larga de este “Aamamata”, que hasta ahora ha sido un ir y venir de melodías y sensaciones distintas. Tema que además de ser el más largo, es el más doom de todos, intenso, pesado, muy melódico, pero iniciando con teclados y tras esto una suntuosa armonía de guitarras. Otro de mis favoritos y que destacaría sin duda por su elaborada estructura, todo el trabajo instrumental y su forma de cautivar de principio a fin. Más o menos hacia la mitad del tema un solo de chello da paso a Helke Langhans, vocalista de DRACONIAN, que nos embelesa con su poderío lírico en un brake lento y emotivo tras el cual se nos presenta un precioso punteo cargado de sentimiento junto a un potente riff. Las voces de Helke y Josep se complementan perfectamente en los compases finales de “The Path To Puya”, que para mí es de lo mejor del álbum.

Por último, pero no por ello menos importante, HELEVORN cierran su nuevo disco con “La Sibil-la”, una interpretación de la canción medieval homónima, catalana, del siglo X. Haciéndole honor y siendo bastante fieles a lo que podría haber sido este tema hace mil años, manteniendo ese espíritu medieval, no es hasta la mitad del tercer minuto cuando aparecen la batería y las guitarras distorsionadas. Hasta ese momento solo nos guían una guitarra y los teclados junto a una voz melódica. Una preciosa interpretación de una canción histórica para la que me faltan otro par de minutos, aunque probablemente la incluiría en mi top tres de este trabajo.

HELEVORN son todo un referente del doom metal en nuestro país, como bien lo constatan sus numerosas apariciones por festivales de toda Europa y giras con grandes de este estilo como SATURNUS o DRACONIAN. Esto queda demostrado en “Aamamata”, un disco con el que el grupo ha dejado afianzado su estilo propio, con poderosos riffs y estribillos melódicos. Su nuevo disco es una oda al mar, a la muerte y la melancolía, en una apasionante mezcla entre las voces melódicas y guturales. Si bien para mi gusto personal le falta algo de voz gutural en ocasiones, “Aamamata” es un balance casi perfecto entre ambos estilos que no dejará indiferente a ningún amante de este estilo. Para seguidores de SWALLOW THE SUN, ON THORNS I LAY o los mencionados DRACONIAN.

Tracklist:

1. A Sail to Sanity (05:25)
2. Goodbye, Hope (05:59)
3. Blackened Waves (05:27)
4. Aurora (07:25)
5. Forgotten Fields (05:45)
6. Nostrum Mare (07:28)
7. Once upon a War (05:56)
8. The Path to Puya (08:39)
9. La Sibil-la (05:05)

Helevorn son:

Voz: ​Josep Brunet
Guitarra: ​Samuel Morales
Guitarra: ​Sandro Vizcaino
Bajo: ​Guillem Morey
Teclados: ​Enrique Sierra
Batería: ​Xavi Gil

Puntuación: 9/10

Discográfica: Bad Mood Man Music

Autor: Ioritz Rosa

Facebook Oficial de Helevorn

RSS
Follow by Email
Facebook
Google+
https://metalcry.com/discos/helevorn-aamamata">
Twitter
<< volver a discos