HELLOWEEN – 7 SINNERS

Crítica

Las opiniones sobre el trabajo reciente de Helloween son muy dispares, las hay para todos los gustos. Es cierto que el global de sus fans denostó “Rabbit Don’t Come Easy” como un disco pésimo (con toda la razón del mundo) sin embargo los posteriores “Keepr Of The Seven Keys: The Legacy” y “Gambling With The Devil” (especialmente este último) encontraron en un amplio sector  de fans de la calabaza el apoyo y reconocimiento que otros trabajos no tuvieron.

Para algunos aquellos discos siguieron sin estar a la altura del legado de los alemanes, para otros recuperaban claramente la esencia de la banda y sus estándares cualitativos. Personalmente creo que los dos últimos discos de Helloween rayaron a un nivel más que aceptable, regalándonos incluso algunos momentos verdaderamente interesantes. Sin embargo hace ya muchos años que la incertidumbre se cierne sobre cada lanzamiento de las calabazas y “7 Sinners” no iba a ser una excepción.

Hace ya algún tiempo que nos llegó como adelanto el video del tema “Are You Metal?” que, como cabría esperar, despertó igual número de halagos que de críticas. El tema, en cualquier caso, no creo que pueda considerarse como una muestra de lo que vamos a encontrar en este disco, que se revela como un trabajo bastante variado en su sonido.

El disco comienza con “Where The Sinners Go” y la ya comentada “Are You Metal?”, dos cortes potentes y directos, con cierto toque oscuro tanto en su música como en su lírica, sin olvidarse de añadirle un poco de esa “luz” que siempre se asocia al sonido de Helloween. El resultado nos trae a la memoria discos como “Time Of The Oeath” y “The Dark Ride”, unas comparaciones que, a medida que avance el disco, creo que podrían revelarse como bastante acertadas, al ser “7 Sinners” un album que pone sobre la mesa muchos juegos de luces y sombras.

El primer gran tema del disco, y que con seguridad llamará la atención de todos los fans, es “Who Is Mr. Madman?”, un corte con una melodía misteriosa y ligeramente oscura, acompañada por un estribillo algo más alegre y un solo muy melódico marca de la casa, en el que Deris da todo de si para ofrecernos una de sus mejores interpretaciones recientes (teniendo en cuenta el cambio que la voz de Andi ha sufrido a lo largo de los últimos años). “Raise The Noise” presenta una melodía más alegre y en cierto sentido épica (tiene cierto toque “a lo Blind Guardian”), consiguiendo un buen contraste con su predecesora.

Con “World Of Fantasy” llega una de las canciones más pegadizas de lo que llevamos del disco, con un puente-estribillo que lleva la marca de la casa y una melodía adictiva y muy entretenida. En cierto sentido es un tema que refleja muy bien la esencia de este disco: entretenido, adictivo y tan alegre como oscuro. “Long Live The King” es un corte muy heavy con una influencia innegable de los británicos Saxon (el sonido que estos presentaron en “The Inner Sanctum” ha sido una influencia clara en varios temas de este “7 Sinners”) en el que Deris saca a relucir toda su garra y en el que brilla especialmente el batería Dani Loble.

“The Smile Of The Sun” presenta unas claras reminiscencias del sonido “Time of The Oath”, siendo quizás uno de los cortes menos continuistas dentro del estilo de este disco. Posiblemente sería un buen tema para ejercer de segundo single. “You Stupid Mankind” vuelve a ser un corte más oscuro, muy potente y apoyado sobre unos riffs verdaderamente demoledores, mucho más pesados de lo que es habitual en Helloween. A estas alturas creo que ya puedo decir sin temor a equivocarme que este disco es el que más “cambia” el sonido del grupo desde “The Dark Ride”. El tiempo dirá si para bien o para mal.

“If A Mountain Could Talk” es otro de los temas importantes del disco, con una melodía adictiva y un estribillo marca de la casa; bien complementada con un solo excelente y una buena base rítmica. Se trata de un tema con bastantes detalles y una estructura muy rica, con bastantes giros y cambios, que lo alejan de la típica canción de Helloween, confirmando así el nuevo sonido del grupo.  Cuando comienza la potente y pegadiza “The Sage, The Fool, The Sinner” (un corte que, sin duda, veremos en directo en las próximas giras de las calabazas) ya estamos bastante cerca del final de este disco. Este tema es uno de los más cortos del disco, con una melodía menos oscura y algo más grandilocuente, recuperando parte del sonido que vimos en “Gambling For The Devil”.

“My Sacrifice” vuelve a tener ese toque a lo Blind Guardian, unido a un sonido más cercano al “Time Of The Oath”. Se trata de un tema bastante hímnico, con un puente intrincado y un estribillo fácil de corear y bastante grandilocuente, claramente concebido para el directo. El interludio “Not Yet Today” consigue crear una atmósfera oscura y misteriosa para dar pie al último tema del disco: “Far In The Future”. Se trata de la composición más ambiciosa del plástico y también uno de los cortes más interesantes, con un sonido muy bien definido acorde con lo visto en el disco. Por encima de lo demás destacan los grandes arreglos y el acierto a las guitarras. Posiblemente es uno de los mejores temas que Helloween ha compuesto recientemente.

“7 Sinners” es, desde mi punto de vista, el mejor disco de la etapa reciente de Helloween (considerando esta de The Dark Ride” en adelante), con una diferencia más que notable, aunque, bien es cierto, el cambio sonoro puede chocar a muchos fans en los primeros acercamientos e, incluso, provocar el rechazo de algún sector. Sin embargo, aquellos dispuestos a darle una oportunidad sincera y libre de prejuicios se encontrarán con un lanzamiento a la altura de lo que Helloween ha supuesto y supone en la historia de esta música. Un gran disco.

Puntuación: 9

Discográfica: SPV Records

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos