Julio Castejón – El Mono Loco

Crítica

A estas alturas de la película nadie discute que Julio Castejón es unos de los músicos emblemas de nuestro rock-progresivo en particular y del rock, en general. El incombustible líder de ASFALTO nos presenta su cuarto trabajo en solitario, después de su predecesor “Vía cortada al paraíso”, de 2011. Rodeado por un elenco de grandes músicos (y de mucha confianza), nos muestra al Julio más íntimo y reflexivo. Un álbum redondo, del que conviene disfrutar de una forma tranquila y sosegada, sin ningún tipo de prisas, algo que, en los tiempos que corren, es mucho decir. La portada, en este sentido, es ya toda una declaración de intenciones, con un simio trasteando un móvil en lo alto de una montaña de libros.

El disco está compuesto de diez cortes, de unos 45 minutos aproximadamente, en el que no hay hueco alguno para el aburrimiento. Todo lo contrario, pues resulta muy entretenido y de una elevada calidad. Es dinámico y, por momentos, brillante, creando una atmósfera en la que cada componente deja fluir su virtuosismo, bajo la batuta de Julio. Mención especial a la parte lírica.

El mono loco”, abre el disco (al que también da nombre), con una introducción espectacular que te deja sin aliento y un desenlace que no decae en ningún momento. Destacar el sonido impresionante del bajo en todo este trabajo, así como la percusión. “Hombre a la deriva” supone un corte más melódico y la balada “La vida continua”, con arreglos de viento, piano y un gran solo de guitarra, nos hace congratularnos de haber pinchado el disco.

Con un inicio “muy a lo Satriani”, llegamos a “Cuentos de invierno”, que antecede a “Compañeros”, en el que unos solos blueseros acompañan a la parte lírica, protagonista indiscutible de un tema en el que brilla su contundente final: “tienen tan claro como la luz del sol, que el futuro es incierto pero ellos no”.

Siluetas” nos deja su melodía grabada en la memoria (haciendo imposible que no la tarareemos durante todo el día), y su pop inteligente nos demuestra que Castejón es capaz de tocar todos los palos, inclusive el de la radio fórmula. Con “Lana”, el saxo se lleva todo el protagonismo, recordándonos al ASFALTO más inspirado. Con “Personajes” y su rollo “muy a lo Queen”, llegamos a la última parte del disco sin darnos apenas cuenta (¡Menudos solos se marca nuestro amigo Gustavo Martín a las cuerdas!). El broche de oro lo pone una canción a medio tiempo en la que destaca, de nuevo, la inmensa labor de Lorenzo Azcona al saxo, “Reflexión”. Atención (valga la redundancia), a su reflexión final:

Que concluye con un sí pero no
Cada cual nace para y por qué
Sin guion ni argumento
Improviso el mejor papel”.

Por último, hay que destacar una sobresaliente producción, que permite diferenciar cada instrumento por separado y, a la par, su perfecta fusión en una heterogénea armonía. La masterización ha corrido a cargo de Diego Montoto, algo que agradecerán los oídos más exigentes. Recomiendo disfrutarlo en bloque y escucharlo “del tirón”.

Recordar, de paso, el esperadísimo concierto “Asfalto, La Reunión” el próximo 9 de marzo de 2019 en la emblemática sala La Riviera, que contará con la formación original y que más éxitos ha cosechado en nuestro país y en el extranjero. Si todavía no tienes tu entrada, estás tardando. El ritmo de venta es bastante alto y se espera el “sold out”. Por siempre Julio.

Tracklist:

1- El Mono loco
2- Hombre a la Deriva
3- La Vída Continúa
4- Cuentos de Invierno
5- Compañeros
6- Siluetas Discretas
7- Lana
8- Personajes
9- Mi Lado Mejor
10- Reflexión

Formación:

José Martos, batería.
Josele Megía, bajo.
Gustavo Martín, guitarras.
Lorenzo Azcona, saxos.
Julio Castejón, voz, guitarras y teclados.

Puntuación: 8,5/10

Discográfica: Rock Estatal Records

Autor: Jose María Eliche Moreno

Facebook Oficial de Julio Castejón

RSS
Follow by Email
Facebook
Google+
https://metalcry.com/discos/julio-castejon-el-mono-loco">
Twitter

 

<< volver a discos