KÖRGULL THE EXTERMINATOR – WAR OF THE VOIVODES

Crítica

Cuando hace un año y medio apareció en el mercado «Dogs of War», primera referencia en formato disco grande de KÖRGULL THE EXTERMINATOR, no pocos torcimos el gesto respecto a la forma que presentaba el álbum. Para quienes habíamos tenido la suerte de verles en directo en fechas anteriores a esa edición estaba claro que nada se podía objetar en cuanto al fondo: los catalanes eran una de las mayores promesas de la escena extrema nacional. Hoy todo es resumible en que simplemente el disco no les hizo justicia.

2010 es el año de la redención, la temporada en la que KÖRGULL THE EXTERMINATOR destierran con «War of the Voivodes» todos los defectos que podíamos achacar a su disco de debut. Sucio, primitivo y macarra pero sin resultar atropellado y caótico, una diferencia notable que traza la línea que separa a ambos álbumes. La producción a cargo de Javi Félez en sus Moontower Studios es sin duda definitiva en este aspecto, otorgando a «War Of The Voivodes» un equilibrio entre el concepto que la banda representa y la necesaria limpieza sonora que todo disco debe tener para poder resultar audible al oyente.

La batería de Joe Bastard es percutora y constante, empastando con el distorsionado bajo de Steel Maniac y sirviendo de base rítmica para que la guitarra de Mark Wild extraiga incisivos sonidos del mismísimo infierno. Esta triple combinación otorga a KÖRGULL THE EXTERMINATOR una capacidad instrumental maciza e inquebrantable, enraizada en bandas clásicas de corte europeo como VENOM, BATHORY, HELLHAMMER o las primeras grabaciones de Thrash Metal germano.

La voz de Lilith Necrobitch se mantiene como el elemento diferenciador del cuarteto, otorgándole una personalidad que le difiere del resto de propuestas similares. Sobre este último punto, considero que la labor de Lilith es una de las claves en la eminente mejora que KÖRGULL THE EXTERMINATOR ha experimentado respecto a su edición anterior.

Quizás uno de los aspectos que perjudican a este «War Of The Voivodes» sea la similitud entre las composiciones que lo integran, y no sólo en lo musical sino también en el aspecto de letras. Monotemáticos, KÖRGULL THE EXTERMINATOR ofrecen un catálogo de líricas centradas en el arte y la mística de la guerra. No obstante lo dicho, los textos están trabajados y, pese a la homogeneidad con la que se destapan, se puede apreciar el cuidado en el detalle individual de cada uno. Y si en «War of Dogs» KÖRGULL THE EXTERMINATOR tributó a los japoneses SABBAT versioneando la canción «Satan Bless You», en esta ocasión la pleitesía acertadamente se la rinden a PLASMATICS con la revisión del tema «Doom Song».

Desmarcándose de la gran masa y superando al reducido grupo de bandas acólitas que se mueven en su mismo terreno, KÖRGULL THE EXTERMINATOR han creado con este «War Of The Voivodes» uno de los principales discos nacionales del año. Teniendo en cuenta el crecimiento como banda y la capacidad para pulir aristas que han mostrado tan poco tiempo después de su debut, este plástico no sólo confirma las espectativas iniciales que muchos depositamos sobre los catalanes, sino que las eleva aún más, haciendo dificil precisar cual puede ser su límite como banda en el futuro.

Puntuación: 9

Discográfica: Xtreem Music

Autor: David Jiménez Rodríguez

<< volver a discos