LORDS OF BLACK – II

Crítica

LORDS OF BLACK vuelven al ataque con su segundo lanzamiento, un redondo que llega editado por el prestigioso sello Frontiers Records bajo el título “II“. Un título sencillo y sin artificios; ellos no los necesitan. La banda sorprendió a propios y extraños con su excelente debut y ahora regresan para demostrar que aquello no fue un espejismo. Con Ronnie Romero convertido en la nueva estrella vocal del mundo del rock tras ser reclutado por Ritchie Blackmore para los próximos conciertos de los nuevos Rainbow, la banda ha ganado visibilidad en medios internacionales, un escenario de sobra conocido para Tony Hernando, que lleva años batallando en esos terrenos y que es el responsable principal de las composiciones del grupo.

lb

Y hablando de composiciones, la primera en recibirnos en este trabajo es la intro “Malevolently Beautiful“, una pequeña instrumental que sirve como antesala para “Merciless“, la protagonista del último vídeo del grupo y el primer pelotazo de este redondo, con un estribillo potente, el característico sello melódico de la banda y la voz de Ronnie brillando desde el primer momento. No cabe duda de que el arranque no podría ser mejor, mostrando la potencia y la clase que atesora esta banda. Escuchando el tema uno puede llegar a pensar que va a ser difícil mantener el nivel durante todo el disco… Hasta que empieza “Only One Life Away“, el segundo corte de este plástico y una de mis favoritas, con un desarrollo muy interesante que empieza a poner de manifiesto el avance más evidente de este disco sobre el anterior: las influencias progresivas de LORDS OF BLACK ya estaban ahí, pero en este trabajo tienen mucho más protagonismo.

Y así, antes s de darnos cuenta, nos encontramos con “Everything You’re Not“, primer single de este trabajo y un ejemplo perfecto del matrimonio entre el lado más cañero y el más progresivo y elegante de la banda. Es un tema que hemos tenido tiempo de escuchar con detenimiento así que no creo que sea necesario entrar en detalles. Sí lo es con la siguiente, una interesante “New World’s Coming” que concede mucho protagonismo a los teclados de Andy, con la voz de Ronnie siempre en primer plano y un desarrollo melódico elegante y casi relajado que contrasta con la potencia de los riffs y el afilado solo de guitarra que redondea este tema. Ideal para el directo, en mi opinión hubiera sido un single más efectivo que la anterior.

Cry No More” es un tema curioso; las primeras veces que lo escuché no me gustó mucho, incluso me parecía molesto e inquietante. Reconocía cosas muy bien hechas y el tema tenía toda la fuerza y la garra del grupo, pero había algo que me causaba recelo. Pero tras un par de escuchas más el tema empezó a crecer y en cierto sentido comencé a aceptar esa inquietud que me causaba. Cuando lo hice plenamente, se convirtió en uno de mis temas favoritos de este disco: es como aceptar tus propios demonios, como asumir la rabia que cargas en tu interior sin dejar que nadie, ni siquiera tu mismo, la vea. Y entonces aprendes a usarla para hacerte crecer. Así funciona “Cry No More“: una vez aceptas que va a removerte las entrañas se convierte en un tema energizante y liberador. Gran trabajo.

El disco continúa su avance implacable con “Tears I Will Be“, un corte potente con mucho peso en su lírica y en los teclados de Andy, sin desmerecer en ningún momento la presencia de las guitarras de Tony. Seguidamente encontramos “Insane“, posiblemente el tema que más me gusta de este disco. Es un corte con un feeling y una energía muy particulares y su desarrollo te atrapa desde el primer momento, obligándote a cantar su estribillo y estremecerte con sus melodías. Me atrevería a decir que será el mayor éxito en directo de entre estos nuevos temas. Fantástico.

Live By The Lie, Die By The Truth” es un tema potente y directo sin demasiado artificio, con un buen puente-estribillo y mucho protagonismo para la guitarra y la voz, perfectamente pebsado para el directo. Un caso muy diferente es el de “Ghost Of You“, posiblemente la composición más ambiciosa de este disco y un nuevo ejemplo del peso que tienen en este trabajo las influencias y tendencias progresivas de la banda. Estamos ante un tema inteligente y muy variado, con mucho más protagonismo para la sección instrumental de la banda, que en temas anteriores había ejercido casi cómo un acompañamiento para la voz de Ronnie. En este tema tiene más espacio, en parte gracias a los más de nueve minutos que ocupa, pero también a que el desarrollo compositivo está construído en esa dirección: LORDS OF BLACK son un grupazo y todos merecen lucir por igual.

The Art Of Illusion Part III: The Wasteland” completa la trilogía de temas que comenzaron en su primer trabajo yvlo hace con un corte muy potente y directo, que arranca con unos arpegios afiladísimos de Tony y nos entrega a un ritmo trepidante que solo se frena ligeramente ante la entrada de la voz de Ronnie, para recuperar toda su energía con la llegada del estribillo. Es un tema a la altura de las otras dos partes, aunque ahora el resultado final nos sorprende menos que entonces y creo que por ello mucha gente preferirá alguna de las anteriores. Personalmente no puedo resistirme al solo de este tema, sencillamente magnífico.

El tracklist standard del disco termina con “Shadows Of War“, un nuevo tema potente y directl en la línea de los pelotazos previos de este trabajo. Es una gran forma de cerrar el disco, con algunos de los riffs más potentes de todo el redondo y Ronnie en modo estelar. Un tema imprescindible en directo. Como digo, este tema marca el final del setlist estándar del disco, porque la formación tiene algunas sorpresas a modo de bonus, que pueden disfrutarse en las ediciones japonesa y/o digital del disco. Se trata de las versiones del clásico de RAINBOWLady Of The Lake“, interpretada con una magia muy especial (psrece mentira lo mucho que Romero puede parecerse a Dio cuando se lo propone) y del clásico de QUEEN “Innuendo”, un tema muy difícil de llevar que la banda consigue sacar adelante con personalidsd y fuerza, haciendo honor a la original.

Hay un aspecto de este trabajo que he evitado mencionar en la review, para hacerlo como una pequeña anotación al final. Se trata de la producción y mezcla de este redondo. Las labores han sido llevadas a cabo por Roland Grapow (compartiendo créditos con Tony Hernando en la producción) y debo decir que es lo único de este disco que no me gusta. El trabajobde Grapow en estas labores nunca me ha convencido y siempre he tenido la impresión de que en sus mezclas todo está demasiafo alto y un poco desequilibrado. El sonido que busca conseguir está muy demandado hoy en día, pero creo que el resultado podría haber sido mejor aún en las manos de gente como Kevin Codfert o el renombrado Jens Bogren. Es una opinión personal y desde luego habrá mucha gente que no la comparta, pero debía mencionarlo. Por todo lo demás, este nuevo disco de LORDS OF BLACK es una verdadera joya, un paso enorme hacia un futuro brillante y un regalo para todos los fans del género.

TRACKLIST:

01.- Malevonlently Beautiful
02.- Merciless
03.- Only One Life Away
04.- Everything You’re Not
05.- New World’s Coming
06.- Cry No More
07.- Tears I Will Be
08.- Insane
09.- Live By The Lie, Die By The Truth
10.- Ghost Of You
11.- The Ar Of Illusion Part III: The Wasteland
12.- Shadows Of War
13.- Lady Of The Lake (Bonus Track)
14.- Innuendo (Bonus Track)

LORDS OF BLACK son:

Ronnie Romero – Voz
Tony Hernando – Guitarra
Andy C – Batería, Teclados
Javier García – Bajo

Puntuación: 9,5/10
Discográfica: Frontiers Records
Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos