MARDUK – WORMWOOD

Crítica

“Wormwood” es el título que Marduk ha elegido para su duodécimo disco de estudio. Los míticos blackers vuelven desde Suecia para contarnos con todo detalle como son los fríos bosques escandinavos.

En estas diez nuevas canciones Mortuus y su hueste están dispuestos a reivindicar la valía del trabajo reciente de Marduk, un trabajo que ha sido alabado y criticado a partes iguales y con similar énfasis.

Para los fans más puritanos es posible que el trabajo reciente del grupo resulte algo descafeinado, demasiado limpio quizás, o muy melódico, falto de esencia o de rabia. Es cierto que poco tiene que ver el trabajo realizado en discos como “Warschau” o “Room 5:12” con lo visto en “Those Of The Unlight”, “Heaven Shall Burn” o “Panzer Division Marduk”.

“Wormwood” no es una excepción y, aunque mejora lo miso en los dos anteriores (quizás esté a un nivel similar a Plague Angel), no puede compararse con la mejor época del grupo. Pero analicemos el disco sin prejuicios.

“Wormwood” cuenta con diez temas que ofrecen una dosis más que razonable de brutalidad y una composiciones que, si bien no son brillantes, son más que correctas, incluso con algunos momentos interesantes.

Siempre he dicho que el Black no es el estilo en el que más cómo de me siento, y es verdad, pero a mi juicio temas como “Nowhere, No-one, Nothing” o “This Fleshy Void” son bastante meritorios.

Lo más destacable en mi opinión es el trabajo vocal de Mortuus y la gran batería de Lars Broddeson. “Funeral Dawn” es uno de mis cortes preferidos del disco, con un riff verdaderamente inquitante. “Into Utter Mandes”, la explosión de adrenalina que supone “Unclosing The Curse”, “To Redirect Perdition” o la intensa “Whorecrown” son buenos ejemplos de que Marduk siguen muy vivos y bien dispuestos a repartir todavía un par de golpes.

Esto último es algo que pudimos comprobar recientemente en su gira junto a los polacos Vader, pero no hace falta que estuvierais allí para imaginaros que, con temas como “As A Garmet”, los suecos tienen cuerda para un buen rato.

En resumen, nos enfrentamos ante un disco que cuenta con toda la brutalidad de Marduk, un disco muy oscuro que además ofrece momentos más pseudo-experimentales, como la sección instrumental de “Funeral Dawn”. Un buen disco.

Puntuación: 7

Discográfica: Regain Records

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos