MARILYN MANSON – THE HIGH END OF LOW

Crítica

Desde la primera vez que ecuché este disco hasta ahora que comienzo a escribir esta crítica me asalta una duda: ¿debería realmente tener un espacio este album en esta página?

A lo mejor no soy la persona más apropiada para escribir sobre “The High End Of Low”, porque me posiciono sin vacilar entre los que piensan que el reverendo perdió el rumbo de su Iglesia hace tiempo. MARILYN MANSON han hecho cosas interesantes en los últimos años, eso no se puede negar, al igual que no se puede negar que – por lo menos – en lo que se refiere a sonido de estudio e imagen, guardan poquísima o ninguna relación con su actitud de finales de los 90; aquella que los situó en lo alto del panorama del rock mundial.

Si la música de MARILYN MANSON en sí es Rock o nó también es una cuestión debatible, aunque personalmente, pienso que MARILYN MANSON – el nombre, el hombre, las palabras, el concepto, el significado, lo que sugiere,…. – sí ha sido sinónimo de Rock durante al menos algunos años. La gente que no entendía ni sabía, aquella que simplemente oía, decía locuras y extendía rumores desmedidos que giraban en torno a esta banda (que muchos consideran un solo músico) ha conseguido convertir a su lider y vocalista en un infame icono mundial rodeándolo con un halo que huele a escándalo, provocación, rebeldía, locura, miedo, ocultismo y rechazo.

Y al mismo tiempo, la realidad se presenta “ligeramente distinta” al otro lado del charco: Mientras algunas asociaciones de padres siguen poniendo el grito en el cielo cada vez que Mr.Manson acude a sus ciudades para desplegar el circo, el mito se viene a menos frecuentando la mansión de Playboy, apareciendo en la MTV, codeandose con celebridades entre millones de dolares, copas caras y coches descapotables…Y este es el MARILYN MANSON que volvemos a encontrar y que vemos reflejado en “The High End Of Low”. El MARILYN MANSON cuya música suena mejor con dos bailarinas sobre una glamourosa barra americana que en un garito de Rock.

Ni si quiera la vuelta de Twiggy Ramirez consigue devolvernos a los MARILYN MANSON que su vocalista Brian Hugh Warner nos viene prometiendo desde hace años. Cuando se anunció el regreso del bajista a la banda y su participación en la composición de este nuevo disco, un servidor pensó que todavía había esperanza. Cuando vi la portada de “The High End Of Low” mis esperanzas se derrumbaron antes de tiempo, pero tenía razón. Echadle un ojo a sus colores, a las letras, y a los contrastes en ella porque definen muy significativamente el sonido final del cd.

Mucho pop, arte, gusto y buena música, pero ya no queda absolutamente nada de la rabia y la fuerza de los comienzos. “The High End Of Low” es un trabajo en el que predominan los medios tiempos y en el que más de la mitad de los temas podrían valer como single – y no hablo de calidad, sino de facilidad. Los temas no son malos pero el album resulta ciertamente repetitivo, flojo, excesivamente meloso y al igual que “Eat Me, Drink Me”, ni si quiera tiene temas emblemáticos como pudieran ser “mObscene”, “Rock Is Dead” o “The Fight Song” que la gente agradezca oir en los conciertos del grupo ¿Es esto MARILYN MANSON? ¿En qué momento me he perdido? “Arma-Goddam-Motherfuckin’-Geddon”, “We’re From America” y “I Have To Look Up Just To See Hell” me han parecido de lo más destacable del disco, y aun así tampoco han llegado a engancharme…

Es muy posible que muchos de los que hayáis seguido al Reverendo durante los últimos años quedéis satisfechos con el resultado obtenido en “The High End Of Low”, así como seguro sucederá con los fans del grupo más afines a la cultura pop, pero aquellos que una vez creímos en MARILYN MANSON como parte del rock’n’roll no tenemos nada que hacer con este album. Siempre he defendido que MARILYN MANSON reinventaron el rock con “Antichrist Superstar”, que “Portrait Of An American Family” es un sensacional disco de culto dentro de la escena underground del metal industrial y que tanto en “Holly Wood” como en “The Golden Age Of The Grotesque” había grandes temas, algunos de ellos hímnicos. Creo que el directo de MARILYN MANSON sigue siendo una atracción y una verdadera fiesta de Rock n´Roll si el set list es acertado… Pero también creo que desde hace mucho tiempo a la música de este tío le faltan un par de cojones, que está perdiendo la credibilidad a una velocidad vertiginosa y que “The High End Of Low” es otra prueba de ello.

Quizás este ángel debería volver a cortarse las alas…; Mientras, seguiremos esperando.

Puntuación: 5’5

Autor: J.Vicente Albaladejo

<< volver a discos