MELCOR – FUEGO INMORTAL

Crítica

La verdad es que para aquellos a los que nos encanta descubrir nuevos grupos, interesarnos por todo lo que se cuece en los bajos fondos del heavy metal y el rock, sea de donde sea su lugar de procedencia, la puerta que ha abierto Internet hoy en día es una auténtica gozada. ¿De qué otra forma sino, y gracias a la antena abierta al mundo que es Metalcry, estaría ahora mismo hablando de un nuevo grupo de heavy metal procedente de la ciudad chilena de Iquique (Tarapacá)?, sorprendiéndome a mi mismo con lo mucho que desconocemos en este país (un servidor el primero) acerca de toda la calidad y ganas que hay a lo largo y ancho de Sudamérica, un continente donde la pasión por esta música raya incluso lo obsesivo y lo devoto.

Así pues, nos vamos a olvidar por un momento de toda la rueda imparable de lanzamientos europeos, estadounidenses e incluso españoles para dedicarles el tiempo que merecen los chilenos MELCOR, un quinteto formado por Carlos Riquelme a la voz, Mauricio Pinto y Andro Kosanovic a las guitarras, Sabas Salgado a la batería y Constantino Constantinidis al bajo, del que podemos decir que se trata de una potente y sorprendente formación de heavy metal tan clásico como abierto a influencias de otros estilos como el progresivo o el hard rock, pero al fin y al cabo del heavy metal de toda la vida, al que nos llevan acostumbrando durante años y años bandas como Ángeles del Infierno o la cara más heavy de Rata Blanca.

Pongo estos ejemplos precisamente porque, dentro del rango vocal de Carlos Riquelme, que en varios pasajes demuestra que es más amplio de lo que pueda parecer en una primera escucha, encontramos muchas similitudes con vocalistas como Juan Gallardo o, para poner un ejemplo más reciente y cercano, la inconfundible tonalidad vocal de Jose Cano de los albaceteños Centinela.
Otra de las grandes características de este primer disco, titulado “Fuego Inmortal”, es el trabajo a las 6 cuerdas que realizan Mauricio y Andro. Simplemente perfecto y genial, lleno de pasajes que, lejos de innovar o sorprender, nos dejan momentos de guitarra tan habituales como agradables y realizados con clase y muchas tablas previas.

El resultado de todo esto es un disco muy heavy, que gustará tanto a los amantes del power metal cantado en castellano como a los que busquen algunas melodías más propias del heavy metal de los 80, todo ello aderezado con letras de corte fantástico, épico y también personal y cercano, con algunos estribillos que cobran una especial peculiaridad en manos de las cuerdas vocales de Carlos Riquelme, al que cuesta acostumbrarse de un primer golpe pero que, una vez comprendido su estilo vocal, resulta todo un descubrimiento al que seguir con atención.

En lo que respecta a los temas en si, sin duda es el heavy metal de “Fuego Inmortal” el que primero entra por el oído y del que podéis sacar muchas conclusiones solo con su nombre, mientras que “Con los pies sin descansar” es un tema más especial, un medio tiempo que se transforma hacia el final convirtiéndose en una pieza más powermetalera de lo previsto. Tras él nos encontramos con la que sería la balada del disco, un “Armas de Poder” dominado por la guitarra acústica y la voz más limpia de Carlos, si bien se va endureciendo sin perder en ningún momento la sensibilidad gracias a un solo de guitarra previsible pero cargado de contenido.

Estructuralmente resulta más floja y tediosa “La tragedia de la bruja y el ruiseñor”, un corte con el que cabalgamos a lomos de un potente y veloz riff que tarda en aparecer pero que pronto se dispone a contarnos una historia de fantasía muy en la línea de aquel “La leyenda del hada y el mago” de los argentinos Rata Blanca.

Manteniendo el sello de identidad los chilenos se atreven con una interesante “Tu verdad”, de la que destaca, dentro de un estilo más hard rock o heavy rock, su gran estribillo, probablemente el más especial y diferente de todo el álbum, así como el gran dominio guitarrero que presenciamos durante sus últimos minutos.

Tras una intro juglaresca en “Calabozo sin salida” he de decir que un tema como “Fuga” me ha decepcionado tras las expectativas que su thrasher comienzo nos transmite. Al tema le falta fuerza, y no solo en lo que respecta a una producción que siempre podría ser mejorable pero que es más que decente para un debut autoproducido, sino en su estructura, en su desarrollo y en su ejecución. Justo lo contrario a lo que le ocurre a la “Historia de la luna y el sol”, un final enérgico, épico y muy heavy, tal y como comenzábamos este “Fuego Inmortal”.

En definitiva, si andas a la caza de nuevas promesas dentro del heavy metal cantado en el idioma de Cervantes y las fronteras de España se te han quedado pequeñas (o incluso si no es así), quizás sea el momento de abrir las miras y darse una vuelta por Sudamérica. Una vez allí, comenzar en Chile y conociendo a MELCOR no se me antoja para nada una mala opción.

MELCOR son:

Carlos Riquelme – Voz
Mauricio Pinto – Guitarra
Andro Kosanovic – Guitarra
Sabas Salgado – Batería
Constantino Constantinidis – Bajo

TRACKLIST:

01- Iniciación
02- Fuego Inmortal
03- Con los pies sin descansar
04- Armas de poder
05- La tragedia
06- Tu verdad
07- Calabozo sin salida
08- Fuga
09- Historia de la luna y el sol
10- Con los pies sin descansar (extendida)

Puntuación: 7,5

Autor: Daniel Velasco

<< volver a discos