RISE TO FALL: DEFYING THE GODS

Crítica

Tras su aclamado primer disco “Restore the Balance”, el ponerse manos a la obra para una continuación del mismo se sabía que era una tarea complicada. Los vizcaínos RISE TO FALL, tenían antes si un trabajo duro, que es demostrar el por que están fichados en Coroner Records y el por que de la confianza del capo Ettore Rigotti. Este disco debe servir para su confirmación, ya que la experiencia conseguida en este tiempo, tras ganar aquel Villa de Bilbao que les puso en candelero, debe demostrar que el primer disco fue fruto del trabajo bien hecho.

Repiten con la producción de Ettore Rigotti, repiten con el diseñador del artwork (muy cuidado por cierto) y las grabaciones se han hecho entre los estudios que el productor tiene en Italia (The Metal Studios) y en los Pan-Pot Studios con Alberto Macías, así como en los 666 Studios con Egioz Gorbea. La mayoría de las composiciones han recaído en Hugo, pero todos han colaborado en el proceso final de creación de las canciones, y las letras, lógicamente las ha hecho su cantante Alain “Dalay” Tarda. También han tenido un par de colaboraciones de amigos en la canción “Fall To Drama” de la mano de Kasta en el solo y Aimar de Nodrama en las voces, como no podía ser de otra manera.

Según la tendencia actual, han ido sacando poco a poco temas para poder escuchar a través de las redes sociales fundamentalmente, y así ir abriendo boca y creando una expectación que finalmente se ve recompensada en la edición del disco. A pesar de ello, también ha estado por medio la presentación del disco en la Sala Bilborock de Bilbao, donde pudimos escuchar en directo casi todos los temas de este disco. Y como punto final, nos hicieron llegar una copia, además de las dos para el sorteo en esta web, para poder escuchar y tratar de poner con palabras las sensaciones que este disco nos ha brindado.

Es poco habitual tener entre mis manos un disco antes que salga a la venta, pero su escucha ha sido muy fácil, ya que he estado siguiendo a través de su Facebook los temas que han ido poniendo y pese a que su disco presentación sigue siendo uno de mis favoritos, al que recurro muchísimas veces, y que la mayoría de sus canciones aparece en cualquiera de mis reproductores o en las recopilaciones que me hago, este me ha generado una expectativa bastante inusual.

De entrada lo que más llama es el sonido conseguido, más producido, más elaborado, menos rudo que el anterior, pero igual de directo, y que en el escenario, puedo certificar que consiguen tenerlo también con el mismo nivel que en estudio. Un sonido que llama la atención en una primera escucha, así como que la mayoría de las canciones comienzan con una pequeña intro, por decirlo de alguna manera y que da el paso para que todos entren a la vez. Su estilo de death metal melódico quizás ha bajado un poco el pitón en cuanto a velocidad general, pero su intensidad de principio a fin es un hecho.

La melodía está más presente, en temas como el que da título al disco y que lo cierra “Defying the Gods”, así como en el single “Whispers of Hope” o en “Instruction cycle”, una de mis preferidas, junto con el primer single.

El sonido se nota más compacto, la integración de Asis al bajo es total, y el nivel al que están todos los temas del disco, desde la cañera “Ascend to the Throne”con la que se abre el disco,  hasta la más tranquila y melódica como es “Instruction cycle”, nos hacen ver que su futuro es ya un hecho. Este tiene que ser el disco que les confirme, ya que saben como conjugar las melodías vocales con el trabajo de la base que hacen Txamo  a la batería(este chaval es una caña en directo y estudio) y el mencionado Asis al bajo, sean el complemento perfecto para unas afiladas guitarras que de la mano de Javi y de Hugo, saben exprimir toda la melodía y todo el potencial que le pueden dar.

The Compass” es una canción directa, con unas buenas partes de guitarras aderezadas por el doble bombo de Txamo y la melodía vocal de Dalay Tarda, que en conjución es un tema brutal en directo.

Reject The Mould” extrae lo mejor de la influencia de otros grupos del estilo que se puede encontrar en el disco, ya que los guturales ya no están tan acentuados, pero sin perder la fuerza de hacer el registro melódico y de combinación con los más extremos. Un tema para disfrutar al máximo.

Inflexible Kingdom” con el juego de guitarras de Hugo y de Javi es una combinación perfecta para lucirse y para que sea una mitad de disco, que representa a RISE TO FALL en estado puro, listo para empezar a tener más conciertos y empezar a pensar en el asalto europeo.

El momento de más tranquilidad ya hemos dicho que estaba en “Instruction cycle”, un tema perfecto para ser el punto de inflexión, donde le continúa “Lost in Oblivion”, para mí el tema más oscuro, por decirlo de alguna forma, pero que es bien solventado con esos cambios de ritmo que son continuación de su primer trabajo “Restore the Balance”.

Hablando de ese primer disco, la diferencia es más que evidente, es una gran ruptura en cuanto a sonido con el mismo, pero a la vez es una continuación lógica hecha con más medios, ya que llegando a un tema como es “Decoding reality”, nos vamos a la parte más épica y más cruda del disco, pero sin perder ese nexo común en todo el disco, del sonido que parece que han encontrado ya como propio. La parte del estribillo es de mis preferidas de este disco, además que se queda la melodía a la primera escucha.

“Dare to cross” fue uno de los temas que se quedaron fuera del concierto presentación, por lo que su escucha en el disco debía ser más acentuada. Con un par de cambios de ritmo y una melodía llenada con sampler es un tema que puede funcionar perfectamente en directo, y que no es en absoluto de relleno, sino que sigue la tónica general del disco.

“Fall to drama” es evidentemente la referencia lógica donde el groove inicial marca la canción, y que la colaboración de Aimar en el tema está más que justificada, aparte de por la amistad que tienen, por que es un tema que parece pensado para que ambos cantantes lo defiendan en directo. Además es el de mayor duración de un disco que se caracteriza precisamente por la duración de todos los temas, que apenas llegan a los cuatro minutos, excepto este.

Defying the gods” cierra el disco, y lo cierra a lo grande, aparte de por ser el título del disco, por la parte melódica que combinada con la parte más extrema, hacen que sea el punto final perfecto para este segundo disco de RISE TO FALL. Además la parte de guitarra que acompaña la base de la canción, las dobles y afiladas guitarras es el colofón para este trabajo.
En definitiva,  “Defiying The Gods” debe servir para que RISE TO FALL tome el lugar que le corresponde en el panorama nacional y debe servir para hacer que su proyección internacional empiece a ser un hecho. Las influencias que se le suponen, si que pueden estar presentes, pero lo que más me gusta del disco es que es un sentir personal y que es la consecución de un trabajo que está ala atura de muchas bandas de su estilo, y que han buscado su sonido, refinándolo hasta llevarlo a donde lo han llevado con este segundo trabajo para Coroner Records. La apuesta que ha hecho Ettore Rigotti por RISE TO FALL, creo que es ganadora, y aquí está el disco para demostrarlo.

Para mi era y es uno de los discos esperados del año, recomendable. Su moderno Death Metal melódico sigue vigente y está más vivo que nunca.

TRACKLIST:

01.- Ascend To The Throne
02.- The Compass
03.- Whispers Of Hope
04.- Reject The Mould
05.- Inflexible Kingdom
06.- Instruction Cycle
07.- Lost In Oblivion
08.- Decoding Reality
09.- Dare To Cross
10.- Fall To Drama
11.- Defying The Gods

 

RISE TO FALL SON:

Dalay Tarda -Voz
Hugo – Guitarra
Javi  – Guitarra
Txamo – Batería
Asis  – Bajo

 

Puntuación: 9,5
Discográfica: Coroner Records
Autor: José Esteban Egurrola

<< volver a discos