SHEEPERS – SHEEPERS

Crítica

El primer álbum en solitario del cantante de PRIMAL FEAR, se titula simplemente “Scheepers”. Apellido que ha identificado a una de las voces más espectaculares del metal, a lo largo de ya casi treinta años de carrera. En este trabajo, la producción ha corrido a cargo de su inseparable colega Mat Sinner, mientras que Achim Köhler se ha encargado de mezclarlo y masterizarlo. Ni que decir tiene que el resultado final ha sido excelente.

En su interior se incluyen doce temas. Sobretodo de corte clásico, donde la versión del “Before The Dawn”, de los JUDAS PRIEST, deja clara una de sus mayores influencias a la hora de cantar. Como ya sabéis, incluso se barajó como sustituto de Halford, tras abandonar éste JUDAS PRIEST en los noventa. Inevitablemente, la voz del musculado alemán, siempre será asociada a la del Metalgod y en este cover no se ha querido distanciar de ella para nada. A parte de la espectacular voz que le presta, en esta versión ha querido demostrar que también se atreve con los instrumentos. A excepción de los solos, que corren a cargo del maestro Victor Smolski, de RAGE, todo lo demás está interpretado por el propio Ralf.

El redondo se abre con “Locked In The Dungeon”, donde, precisamente un músico de HALFORD, Mike Chlasciak, pone la guitarra como invitado. De hecho, este “Scheepers”, es un cúmulo de artistas invitados, ya que en “The Pain Of The Accused”, Kai Hansen de GAMMA RAY, también toca la guitarra. Un buen tema, lleno de sentimiento, que arranca en clave acústica, con grandes solos en su interior, algún violín y donde se saca a relucir buena parte de los registros del cantante, guardándose los más graves para darle el toque de oscuridad necesario a ”Doomsday”. Unas tesituras a las que nos tiene poco habituados.

Más acústica en “Compassion”, esta vez en su integridad. Se trata de una melosa canción, con final a banjo y acordeón, que dejará a más de uno descolocado. Aún así, resulta interesante ver de lo que puede ser capaz Ralf Sheepers fuera de su actual banda madre. De hecho, para eso son los discos en solitario. A nadie se le ocurriría imaginar “Compassion” como habitual en los conciertos de PRIMAL FEAR. Más en la línea de la banda nombrada, encontraréis cortes como ”Dynasty”; alabando al heavy-metal una vez más, ”Cyberfreak”; con su afilado riff y oscura parte central, ”Play With The Fire”; parecida a ”Fire on The Horizon” del exitoso ”Nuclear Fire” o la orquestada ”The Fall”; muy similar a temas como, por ejemplo, ”Fighting The Darkness” del ”New Religion”.

Stefan Leibing, antiguo compañero del protagonista que nos ocupa en las filas de PRIMAL FEAR, ha compuesto un par de temas para este CD, mientras que otro invitado de excepción con el que se ha contado es Tim “Ripper” Owens (éste sí sustituyó a Halford en JUDAS PRIEST). El señor Owens, canta junto al teutón en “Remission Of Sin”, segundo corte del disco.

La que más puede recordar a su etapa en GAMMA RAY es la sexta ”Saints Of The Rock”, curiosamente una versión de su primera banda TYRANT PACE. Uno de los mejores temas, junto a “Play With The Fire”, con partes de piano y guitarras galopantes a lo ”Warriors Of The World” de los norteamericanos MANOWAR. También merece una posición de privilegio, en cuanto a calidad, ”Back On The Track”. Las guitarras, son de lo más afilado y le aportan un toque SLAYER, de la era ”Reign in Blood”, sobretodo al final. Ahora bien, no por eso debéis esperar un tema 100% thrash a lo Angel Of Death, por que no tiene nada que ver.

Cierran la lista de colaboradores; Sander Gommans de AFTER FOREVER, quien se ocupa de las guitarras. Snowy Shaw de THERION, que se hace cargo de las baquetas y los compañeros de Ralf en PRIMAL FEAR, Magnus Karlsson, Alex Beyrodt y Mat Sinner, quien toca el bajo y las teclas.

Tanta calidad en las filas de este proyecto hacía presagiar algo mejor, pero la verdad es que la cosa puede que se quede en un debut “Solo para fans acérrimos a Sheepers”. Hay canciones notables y los solos de guitarra son excelentes, como he comentado, pero en conjunto está falto de chispa. Por muchas veces que lo escuchemos, no acaba de calar en el alma, le falta esa pizca de originalidad global. A excepción de ”Compassion” o “The Pain Of The Accused”, cada canción que nos presenta Sheepers, ya nos parece haberla escuchado antes en la carrera del artista. Quizás ese sea el pie del cual cojea este disco.

Puntuación: 7,8

Discográfica: Frontiers

Autor: Ivan Allué

<< volver a discos