THE TANGENT – LE SACRE DU TRAVAIL

Crítica

Dos años después de la edición de “COMM” volvemos a encontrarnos con un lanzamiento de THE TANGENT. Pocos grupos recientes han conseguido labrarse tan buen nombre en un género tan exigente cómo el rock progresivo de influencia Canterbury que Andy Tillison y los suyos llevan años practicando. Y es que su consideración e influencia en los círculos más cerrados del género empieza a compararse con la de grandes titanes de la historia del rock progresivo (y en especial de la escena Canterbury) cómo  CARAVAN, GONG o EMERSON, LAKE & PALMER.

Su carrera se ha traducido en un acierto tras otro, evolucionando su sonido con cada nuevo lanzamiento, consiguiendo algo realmente complicado. Para muchos, el rock progresivo es un estilo con unas bases bien definidas a finales de los sesenta y principios de los setenta, mientras para otros la misma esencia del género radica en buscar siempre nuevos horizontes; THE TANGENT se las han arreglado para complacer a las dos vertientes, ofreciendo un sonido perfectamente capaz de encajar en las tendencias y estructuras concebidas con el nacimiento del género al mismo tiempo que se encargaban de añadir nuevos elementos a su sonido, de modificar los límites que habíamos visto hasta ahora y de hacer, en resumen, cosas nuevas en cada disco.

Como un ferviente fan del género, los británicos se convirtieron en uno de mis grupos de cabecera desde que los descubriera con aquel maravilloso “Not As Good As The Book” y desde entonces no han dejado de sorprenderme y maravillarme con su música. Esto es así hasta tal punto, que volver a deshacerme en elogios hacia ellos me resulta terriblemente redundante.

Con su nuevo trabajo, titulado “Le Sacre Du Travail”, THE TANGENT nos presentan su particular estilo musical, un sonido que ya es cien por cien personal y reconocible, pero que incorpora variaciones más que notables. Resulta realmente sorprendente como el grupo puede haber modificado sus dinámicas compositivas y haber incluido elementos tan llamativos como el acompañamiento casi constante de arreglos orquestales sin que esto haya afectado a la personalidad de su sonido.

Siguiendo la estructura clásica de una sinfonía, el disco nos presenta el grueso de su contenido dividido en cinco movimientos principales a través de los cuales el grupo (que una vez más ha vuelto a cambiar su alineación) nos ofrece un concepto lírico plagado de sarcasmo y sátira, narrándonos desde un punto de vista muy crítico cómo es la vida diaria de cualquier trabajador del mundo oriental y cómo, con el paso del tiempo, acabamos encerrándonos en una dinámica trabajar-dormir-trabajar en la que prácticamente no dejamos tiempo para nada más, cayendo en el temido “vivir para trabajar”, en lugar de “trabajar para vivir”. Un concepto que, al igual que otros discos de THE TANGENT (sin ir más lejos el anterior “COMM”) da mucho que pensar.

El disco arranca con “1st Movement: Comino Up On The Tour (Overture)” dónde nos ponemos en situación, escuchando la voz de lo que parece ser un profesor de historia de varios siglos en el futuro, narrando cómo era la vida de trabajo de la gente de nuestros días…Así comienza un asombroso viaje musical y lírico que nos llevará a disfrutar de la magia compositiva de Andy Tillison (un maestro creando estructuras y escondiendo detalles en ellas) y las diabluras interpretativas de músicos tan hábiles cómo el renombrado bajista Jonas Reingold (su trabajo en “3rd Movement: Afternoon Malaise” es una demostración más que suficiente de que es uno de los grandes maestros de su instrumento), el guitarrista Jakko Jakkszyk (la carrera de este músico habla por si sola y su capacidad a las seis cuerdas es innegable, cómo queda demostrado a lo largo de todo el disco y especialmente en “5th Movement: Evening TV” y “Muffled Epiphany”), el poli-instrumentista Theo Travis, que vuelve a bañar el disco con su maestría en los instrumentos de viento, con especial énfasis en el saxo y las flautas (su participación en este disco es una clase magistral para cualquier aprendiz, aunque sigo considerando su aportación a “Not As Good As The Book” cómo su mejor trabajo hasta la fecha) y, por supuesto, la gran nueva incorporación de la banda, el genial batería Gavin Harrison, cuyas capacidades a los parches es de sobra conocida por todos y que deja su sello bien presente en este disco.

No cabe duda de que el plato fuerte de este disco es “2nd Movement: Morning Journey & The Arrival”, una colosal pieza de algo más de veintidós minutos en los que el grupo (que vuelve a contar con la maestría de Guy Manning en las guitarras acústicas) expande y explora todo su potencial, sirviendo de perfecto resumen del disco. Desde pasaje de auténtica “caña” y velocidad hasta momentos instrumentales de pura calma, pasando por el suspense y el medio tiempo, esta pieza es un ejemplo perfecto del potencial que el talento y el esfuerzo de estos músicos puede llegar a revelar. Una verdadera obra maestra que debería considerarse asignatura obligatoria para todo músico o grupo que quiera iniciar una carrera en el rock progresivo actual.

El disco se completa con una versión en directo de “Hat” y la versión para radio de “Evening TV”. Siempre sorprendentes, THE TANGENT consiguen mantener un sonido único y muy reconocible arreglándoselas al mismo tiempo para que cada disco sea distinto al anterior. Para mí, un ejemplo claro y perfecto de lo que es el rock progresivo. Solo puedo recomendaros encarecidamente su escucha.

TRACKLIST:

1.- 1st Movement: Coming Up On The Hour (Overture)
2.- 2nd Movement: Morning Journey & The Arrival
3.- 3rd Movement: Afternoon Malaise
4.- 4th Movement: A Voyage Through Rush Hour
5.- 5th Movement: Evening TV
6.- Muffled Epiphany
7.- Hat (Live at Mexborough School 1979)
8.- Evening TV (Radio Edit)

THE TANGENT son:

Andy Tillison – Voz, Teclados, Guitarras
Theo Travis – Saxos, Flautas, Clarinetes
David Longdon – Voz
Jakko Jakkszyk – Guitarras, Voz
Jonas Reingold – Bajo
Gavin Harrison – Batería, Percusión
Guy Manning – Guitarras Acústicas
Rikard Sjoblom – Narración

Puntuación: 9,8/10

Discográfica: Insideout Records

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos