THERION – LIVE GOTHIC

Crítica

Son bastantes los motivos que hacen que me produzca una gran satisfacción poder comentar el nuevo lanzamiento de Therion, uno de los grupos más longevos y polifacéticos de la escena metalera mundial. Desde que los descubrí hace ocho años tras la publicación de Deggial, he podido disfrutar de su extensa discografía que muestra una profunda evolución; empezando con sus primeros tres discos de puro Death Metal, pasando por su época intermedia con sonidos más ambientales e influidos por la mitología, y hasta la étapa actual dentro del metal sinfónico, todo ello sin olvidar aquel extraño y gratificante disco que fue el Lepaca Kliffoth. Pero la familiaridad que tengo con la historia de Therion no es el único motivo por el que esta review es tan especial para mí. Si hay algo por lo que este excelente doble disco en directo, grabado durante un concierto en Varsovia (Polonia), es tan interesante es porque marca el fin del periodo de mayor estabilidad de la banda que, casualidad o no, también ha tenido una duración de ocho años. Efectivamente, en Abril de 2008 todos los miembros permantentes de la banda, excepto el guitarrista y cantante Christofer Johnson, la abandonaron debido a diferencias en cuanto a cual debería ser su futuro. Es verdad que Christofer se ha quedado con el nombre de Therion y ha manifestado su intención de buscar nuevos músicos para sustituir a los que se han ido, pero es bastante probable que nada vuelva a ser lo mismo. Es por ello que podríamos considerar este directo como un buen resumen de la historia reciente de Therion, justo en el momento de su ruptura.

Por otra parte, es necesario destacar que se trata de un lanzamiento arriesgado, pues hace tan solo dos años se publicó Celebration of Becoming, un verdadero objeto de coleccionista, con cuatro DVDs y una presentación de lujo, que de forma prácticamente perfecta mostraba toda la trayectoria de Therion hasta sus dos penúltimos discos de estudio, Lemuria y Sirius B. Este recopilatorio incluia un fantástico concierto en el que se hacía un repaso a prácticamente toda la discografía de Therion, además de muchos extras. Así que lo que voy a intentar responder con esta review es qué es lo que nos ofrece Live Gothic y si merece la pena su adquisición teniendo en cuenta este dato.

Live Gothic toma su nombre del último disco de estudio de Therion, Gothic Kaballah, por lo tanto es lógico pensar que dicho disco tenga mucha presencia en el concierto. Por ejemplo, el tema escogido para comenzar es Der Mitternachtslöwe, que es también la primera canción de Gothic Kaballah. Ya en los primeros compases nos podremos quedar asombrados por la gran calidad del sonido. De no ser por algún grito del público y por los coros añadidos por Christofer y el cantante adicional con el que se van de gira, pensaríamos que estamos escuchando la versión de estudio de la canción. Todos los instrumentos se escuchan a la perfección (incluido el gran bajo de Johan Niemann). Esta gran producción se mantiene a lo largo de toda la grabación, lo cual es mucho de agradecer. Podremos encontrar otros cuatro temas de Gothic Kaballah repartidos a intervalos más o menos regulares a lo largo del directo, como The Falling Stone o The Perennial Sophia, la canción más tranquila del set list. También encontramos una versión ligeramente modificada de The Son Of The Stones Of Time, con unos arreglos de teclado que no encontramos en la canción de estudio y pequeños de cambio de voz. A destacar el trabajo de Christofer en las voces de Tuna 1613, con cambios de registro desde tonalidades muy agudas a voces muy graves e incluso algún breve gruñido. Por último, y casi al final, podemos escuchar The Wand Of Arabis, mi pista preferida de Gothic Kaballah, pues es sin duda un guiño a los tiempos del grupo anteriores al lanzamiento doble Lemuria/Sirius B; un medio tiempo que musicalmente nos recuerda lo importante que es la mitología para Therion.

Pero si por algo se caracterizan los shows de Therion es por no centrarse en su último lanzamiento y en ofrecernos canciones de casi todos sus discos, y Live Gothic no es una excepción. The Blood Of Kingu, de Sirius B, es uno de los potentes temas encargados de abrir el concierto. Una buena elección, pues sin duda se trata de una de las canciones más heavys de la formación. Con respecto a Lemuria, nos encontramos An Arrow For The Sun y Lemuria, donde los coros femeninos a cargo de Lori Lewis y Katarina Lilja, brillantes durante toda la actuación, alcanzan un nuevo nivel de protagonismo. De Secret Of The Runes podremos escuchar tres temas, también repartidos a lo largo del disco. Uno de ellos, Muspelheim, es introducido por un solo de bateria de Petter Karlsson. Sin llegar al virtuosismo extremo, este solo de cuatro minutos nos ofrece entre pausa y pausa bastantes cambios, sirviendo la parte final de base de Muspelheim, mientras Christopher anima al público a repetir la parte perteneciente al coro masculino de dicha canción. Un detalle curioso es que en la gira posterior al lanzamiento de Gothic Kaballah se decidió prescindir de los coros masculinos, por lo que este papel es cumplido por los dos vocalistas del grupo.

Yendo más atrás en el tiempo y en la profundidad de la discografía de este gran grupo, nos encontramos con un único tema de Deggial, el que da nombre a dicho disco. A pesar de ser un tema de hace ocho años, y en el terreno más ambiental, prácticamente abandonado por la formación en sus últimos lanzamientos, también suena exactamente igual que en estudio. Quien ya no recuerde este tema se verá agradablemente sorprendido por un incremento de intensidad hacia el final de la canción, que permitirá enlazar a la perfección con una de las canciones de Vovin interpretadas por Therion aquella noche, titulada The Wine Of Aluqua. También de este disco podremos Birth of Venus Illegitima y Rise Of Sodom And Gomorrah, que con su evocador teclado podría perfectamente formar parte de la banda sonora de alguna películada ambientada en el antiguo Egipto u Oriente Próximo. Se trata de otro gran clásico de la banda que no suele faltar en sus aparaciones en directo. Esta canción forma parte del último bloque del concierto, que gracias a incluir tres canciones de aquel lejano Theli sin duda tiene un sabor muy clásico. Estos cortes son Grand Finale, un potente instrumental, Nightside Of Eden, y To Mega Therion, otro de los imprescindibles en los directos del grupo. Live Gothic cierra con la versión de Thor The Powerhead the Manowar, de aquel lejano Crowning Of Atlantis, mientras Christofer va presentando uno a uno a todos los miembros del grupo.

Es posible también adquirir Live Gothic acompañado de un DVD que contiene el mismo concierto grabado en video. La calidad de imagen es muy buena y el sonido por supuesto también, pero realmente no se ofrece prácticamente nada que no haya en los CDs, así que si alguien se viera en la necesidad de conseguir un DVD del grupo sin duda le aconsejaría hacerse con el Celebration of Becoming mencionado al inicio de este comentario, que aunque más caro, tiene mucho mayor valor. Eso sí, y respondiendo a aquellos que quieran saber si a pesar de todo vale la pena, la compra de Live Gothic sin el DVD es altamente recomendada, tanto para quienes no hayan escuchado nunca a Therion,que obtendrán un recopilatorio de los ultimos años de la banda, como para los que ya lleven escuchándoles desde hace años. Puede que estos últimos echen de menos temas de sus primeros discos, sin presencia en el set list, pero durante las dos horas del concierto también hay sitio para aquel Therion que sin duda fue el que nos enganchó.
Puntuación: 9

Autor: Pablo Suau (Siew)

<< volver a discos