Tygers of Pan Tang-Majors & Minors

Crítica

N-ésima compilación de esta veterana y legendaria formación, pioneros de la ya vieja nueva ola jevi metal británico, con alguna incursión en el espectro hard, incluso AOR, del que solo sobrevive como miembro fundador el guitarra Robb Weir y que, tras más de 40 años de andadura, parones y cambios de formación no han tenido ni la suerte ni la repercusión de sus paisanos Maiden, Motörhead, Leppard, Saxon o Diamond Head.
Dos años después de presentarnos su último trabajo, el notable “Ritual”, condensan lo mejor de su última y fructífera etapa en el sello Mighty Music (13 años) en este “Majors & Minors”, que será lanzado en formatos digital, LP de diversos colores y CD vía el próximo 28 de mayo, que consta de 15 temas y una duración de más de una hora de música.

Unos sonidos profundos y sórdidos nos abren la lata con la fresca y directa “Only the Brave”, del disco homónimo de Tygers (2016), impactante metal tradicional que fusiona un toque contemporáneo en los coros. Tiene guitarras feroces a zarpazos Gangland pero de una forma más pulida, una gran línea vocal del frontman italiano Jacopo Meille, un estribillo pegadizo, solos de guitarra nítidos, melódicos plenos de cromatismo de Francesco Marras, interludios efectivos, grandes coros de apoyo y fenomenales arreglos a las 6 cuerdas de aderezo. Un temazo en toda regla del que ya pude disfrutar en el Leyendas de hace 5 años.

Le sigue, en otro tono más comercial, el medio tiempo melódico “Destiny”, perteneciente a su último LP, “Ritual” (del que incluyen casi medio disco), que tiene mucha elegancia AOR y un coro muy melosico, perfecto para sonar en radio, con mucha energía positiva, la cual pretende transmitir y, aunque no exenta de calidad y partes contundentes, me parece demasiado moña y refinada como para contagiarme ese entusiasmo que pretende.

También me resulta más discreta la tercera, “She”, un tema de ritmo sensual (muy Scorpions de los 80’), con coro poperillo y dulzón (no apto para diabéticos) y con un solo bastante novedoso, el cual empieza con guitarra española (y hasta con alguna castañuela por ahí) pero cambia a eléctrica con otro punteo ya más incisivo. Es una pista más aburrida en general: su cadencia tranquila, su flujo más entrecortado y forzado, etc.

Vuelta a la crudeza de la NWOBHM con la acelerada y enérgica “Never Give In”… un cañonazo de los tigres, con un sonido también cercano al power, de tremenda ejecución, plena de adrenalina remanente de los 80, con ataques vocales elegantes y limpios del también apuesto y barbudo frontman florentino y líneas de guitarras a lo Painkiller, amén de un gran protagonismo de la base rítmica y excelente cruce de guitarras rítmica y solista. Su solo vertiginoso engrandece más el corte si cabe.

Seguimos en estampida con otro bombazo de su último Ritual, la portentosa y evocadora “Worlds Apart”, que arranca con un lick de avispero que te enreda y acribilla literalmente. Un temazo a cuchillo sin paliativos, con ataque de guitarras muy a lo Saxon o Hammerfall, unos arreglos del copón, un estribillo que va como anillo al dedo, fácilmente coreable y un primer solo de Francesco un tanto errático y barroco bajo ritmo pesado, seguido de otro más optimista y cromático; ambos plenos de efectos y calidad que nos devuelven al enjambre de un tema perfecto y que lo tiene todo.

Damos una vuelta de tuerca al hard más macarrónico y chuleta con “Glad Rags”, pista rockera vacilona tipo Poison o Aerosmith, con mucho cante a capela de Meille, coros tipo góspel, que ni te cuento, y bueno ideal, para soltarse el pelo en algún garito nocturno de carretera tipo Abierto hasta el Amanecer. Corte de estilo americano donde destaca otro solo a todo trapo impecable y ácido del Sr. de Marras para terminar en fade-out.

Sin bajar el pistón jevi clásico seguimos con “Let It Burn”, muy de la vertiente ágil y ofensiva de “Another Piece of Meat” de los Scorps, enorme de pegada a los parches, pletórica de marcha roquera y con un coro envolvente y elevador, con grandes licks a las 6 cuerdas y nada, otro gran tema.

En el ecuador del disco nos encontramos con “White Lines”, con una intro de línea muy Maiden, otro riff hard rock contagioso total, que recuerda a Jake E. Lee y un estribillo también muy pegadizo y un tanto copioso. El solo nuevamente se sale pero, tal vez es, también, de las canciones más monótonas y comerciales de todo el álbum.

A continuación la poderosa e inagotable base rítmica nos abre “The Devil You Know”, de estrofa siniestra de ritmo reptiliano, de esos de agitar los puños y acompasar la cabeza en concierto, gracias sin duda, al impulso del bajo y al incesante golpeo de la batería. El solo de guitarra esta vez es más suave y colorido, apropiado para el canturreo coral reflexivo de Meille que también liquida el tema desvaneciéndose.

Con apertura acústica arranca “Keep Me Alive” (originalmente llamada ‘Biff‘, en referencia al líder de Saxon), pero luego entra el riff de guitarra mordedor de la vieja escuela. Tiene fraseos más largos que en su época clásica, un coro brillante, buenos enganches entre sección y un solo de guitarra asesino. Temazo del Ambush (2014)!!

Continuamos con el sabor hard ochentero de «Hot Blooded«, tema rescatado del “Animal Instinct” de 2008, el cual atesora la arrogancia de licks añejos enfangados y una melodía Dallas 1 P.M.; formando una canción muy optimista, de sonido festivo y también comercial hasta cierto punto, pero con la suficiente solidez y unas guitarras maliciosas y metaleras capaces de satisfacer a los fanáticos del más genuino Heavy Metal, muy divertida de escuchar.

Encaramos el final del lanzamiento con “Damn You!”, también de su última hornada, con otro riff notable y directo (muy Saxon), estribillo con mucho rebote, solo más lento pero bien afilado y bueno, otro tema muy entretenido y contundente.

A renglón seguido una versión orquestal y más pomposa de “Spoils of War”, extensa y tranquila composición, con mucho coro melodramático, aportes clásicos de cuerda y viento y con arreglos majestuosos que hacen un poco de efecto somnífero para mis oídos hasta que …bum!!.. despega otro solo del hacha de Marras, enorme e intenso una vez más. Su final también es demasiado machacón y tampoco me parece de las mejores del álbum.

Le sigue otro rock radio poderoso, “What You Say”, cara B del single “Only The Brave” (2016), nunca antes lanzado en formato álbum, con riff macarra de aires clásicos, suave ascensión coral en puente y estribillo copioso marca de la casa Jacopo Meille. Cuenta con un suave interludio atmosférico a capela sin distorsión y otro solo melódico que va ganando velocidad de forma paulatina.

El trabajo echa el cierre con la sucia y sajona “Plug Me In”, también inédita en formato compacto, impactante y jevilona, con enormes cambios de tono que dan cabida a unos solos que te dejan con un excepcional sabor de boca final.

En definitiva, Tygers of Pan Tang resurgen con renovada fuerza con esta selección de temas que ellos mismos eligieron y que no desmerecen en nada al material de sus primeros y exitosos discos.
Majors & Minors” contiene riffs asesinos, potencia al límite y expresa la creatividad y química musical de la formación a la hora de componer estas melodías de rock (la mayoría) y alguna que otra explosión de speed metal que, sin duda, harán las delicias de fans, coleccionistas y a aquellos que, como yo, nos hemos perdido sus últimos lanzamientos.
Así pues, este infravalorado grupo de culto nos ofrece un soplo de aire fresco, puro heavy metal old school de los ochenta pero que, cuenta con una producción moderna y perfecta, un sonido más impactante y pulido que sus clásicos, un mezcla notable (aunque los graves desaparecen en algunas ocasiones) y con el impresionante y felino art-work de la portada, a cargo de Roberto Toderico (Asphyx, Artillery, Sinister).

Tygers of Pan Tang  :

Robb Weir – guitarra
Jacopo (Jack) Meille – voz
Francesco Marras – guitarra
Gav Gray – bajo
Craig Ellis – batería y percusión

Listado de Canciones:

1. Only The Brave
2. Destiny
3. She
4. Never Give In
5. Worlds Apart
6. Glad Rags
7. Let It Burn
8. White Lines
9. The Devil You Know
10. Keeping Me Alive
11. Hot Blooded
12. Damn You!
13. Spoils Of War (Orchestral Mix)
14. What You Say
15. Plug Me In

Discográfica: Mighty Music

Nota: 8.5 /10

Autor: Francisco Rodríguez Belmonte

<< volver a discos