Annihilator – Ballistic, Sadistic

Crítica

Jeff Waters y sus Annihilator están de vuelta con un nuevo álbum de estudio y menudo disco se han marcado! Está lleno de contundencia y grandes melodías como bien nos tienen acostumbrados. Soy fiel seguidor de la banda, pero he de decir que sus últimos trabajos a pesar de no ser malos discos no han sido para mí gusto tan redondos ni han estado a la altura de este «Ballistic, Sadistic«.

En este disco han vuelto a las raíces y sonidos más Thrashers y Heavys que harán las delicias a los seguidores del sonido más clásico de la agrupación canadiense pero con un sonido actual y si cabe más contundente. Nada más y nada menos que diecisiete álbumes a sus espaldas y más de 30 años desde que hicieran historia con aquella joya llamada «Alice in hell«. A pesar de los múltiples cambios de miembros en el embrión de la banda o diferentes estilos musicales en los álbums de Annihilator, ya se sabe quien manda aquí y la calidad nunca ha bajado de nivel, Jeff Waters siempre ha demostrado que es uno de los mejores compositores y guitarristas de la industria musical, a parte una vez más se ha encargado de producir y mezclar esta obra en sus Watersound Studios.

 

Por el momento la formación de este plástico sigue igual que hace unos años desde la gira de «Suicide Society«, por un lado tenemos al bajista Rich Hinks, a la guitarra Aaron Homma, a la batería el joven Fabio Alessandrini y al mando a las voces y guitarras de nuevo desde dos álbums atrás, el maestro Waters. Una formación que empasta a la perfección y que demostraron en su última gira en nuestro país. Sin más preámbulos aquí esta mi opinión de este «Ballistic, Sadistic«…

«Armed to the teeth» fue uno de los cuatro adelantos que pudimos escuchar antes de su lanzamiento, un tema muy heavy con un potente y agresivo estribillo y con algún deje a Pantera en esa parte machacona y con un solo de guitarra magnífico. Tras una introducción estalla «The Attitude«, pura adrenalina contenida, puro Thrash y con una parte instrumental antes del solo de guitarra con increíbles cambios de ritmo que apetecen ponértelos de nuevo para presenciar el más mínimo detalle.

«Stonewall» de «Never, Neverland» te ronda por la cabeza al escuchar los primeros compases de «Psycho Ward«, fue el segundo adelanto y vino acompañado de un videoclip. Fue uno de los temas que también nos presentaron en esta última gira y es que funciona a la perfección para corear por su heavy y pegadizo estribillo con bellas melodías en esa parte del solo y que hubieran entrado perfectamente en discos como «Set the world on fire«.

«I am warfare» vuela la cabeza a cualquiera, cuando la escuché por primera vez me quedé impresionado, fue el primer tema que subieron de lo que iba a ser este «Ballistic, Sadistic«, de principio a fin es pura rabia contenida llena de ritmos complejos, voces desgarradas, un solo de guitarra impresionante «marca Waters» y ritmos cortantes como en esa parte instrumental que me recuerdan a otros como «Twisted lobotomy«.

Para no dejar de mover la cabeza tenemos el siguiente corte «Out with the garbage» similar a lo escuchado con anterioridad rapidez y ritmos frenéticos sin cesar con mil cambios y tocados con muy buen gusto. «Dressed up for evil» cuenta con dos colaboraciones de lujo, por una parte John Gallagher de los míticos Raven y Durham’s Kat de Winds of genocide que les ayudan en las voces en dicho tema.

Un tema muy heavy y acelerado con una cierta pincelada al clásico «Word Salad» de 1989. Como en la mayoría del álbum, vuelven a apretar el acelerador y con «Riot» nos ofrecen otro «Thrashico» himno que me recuerda a unos Metallica añejos pero más acelerados. El comienzo de «One Grong move» es muy similar al de «Both of me» de aquel «All for you» y también tiene un cierto guiño al «No way out» y añadiendo además una hermosa melodía a mitad de canción con una base de teclado de fondo subiendo acto seguido de nuevo los decibelios.

Rich comienza el bajo en esta canción y en vez de «Lip Service» la podrían haber titulado perfectamente «Knights jump queen 2.0.» es igualita, con casi la misma estructura. Si «I am Warfare» me dejó boquiabierto con su contundencia « The End of The lie» me dejó a la par de impresionado con su rapidez doble bombesca, luego se vuelve más heavy en la parte instrumental pero volviendo al principio para terminar igual que al principio con el acelerador a fondo.

Una vez acabado el álbum apetece volver a ponértelo, no sabes que canción te acaba enganchando mas. Toda una sorpresa nada más empezar el año y sin duda es uno de los mejores trabajos de Annihilator en años y será sin ninguna duda uno de los más destacados este 2020. Este año se cumplen 30 años de «Never, Neverland» y Jeff dijo que lo celebraría con una gira muy especial, esperamos que también caigan muchos cortes de este disco y poder celebrarlo a lo grande.

Listado de temas:

1.Armed To The Teeth

2. The Attitude

3. Psycho Ward 

4. I Am Warfare

5. Out With The Garbage

6. Dressed Up For Evil 

7. Riot

8. One Wrong Move 

9. Lip Service 

10. The End Of The Lie

 

ANNIHILATOR son:

Jeff Watters – Guitarra y voz

Aaron Homma – Guitarra

Rich Hinks– Bajo

Fabio Alessandrini – Batería

 

 

Nota :10/10.

Discográfica: Nuclear Blast

Autor: Aitor Navarro.

 

<< volver a discos