ANKOR – AL FIN DESCANSAR

Crítica

Desde Tarragona nos llega el debut del grupo de power metal ANKOR. Tras dos demos anteriores los catalanes han contado con la emergente discográfica Santo Grial Records para que su “Al fin Descansar” vea la luz hacia el público mayoritario y que, gracias a unas ganas bastante importantes de hacer las cosas bien, puedan contar con un pequeño hueco entre los fans de este popular estilo allá por los 90. Un estilo que actualmente cuenta con menos saturación de grupos y, lo que es mejor, con mayor número de bandas que proponen interesantes variaciones en el mismo.

En el caso que nos ocupa ANKOR no varían en exceso la propuesta musical que ya nos ofrecen y ofrecieron en su día grupos como SARATOGA, TIERRA SANTA o AVALANCH, por mencionar algunos. Así mismo toma una gran importancia en la música del grupo la presencia del teclado, lo cual a muchos podría recordarle tesituras extraídas de algunas composiciones de STRATOVARIUS si bien su propuesta tiene un corte algo más diseccionado hacia el heavy metal más tradicional también.

El punto interesante, ese donde el grupo destaca para alzarse con un disco al que estar atentos y del que disfrutar la escucha de algo novedoso, son los dos siguientes aspectos:

El primero y más evidente, es la voz de su vocalista Rosa de la Cruz. Gracias a ella de pronto, el power metal clásico del grupo se transporta a un plano al que no estamos del todo acostumbrados. Los típicos agudos esperados de un vocalista masculino se tornan en melodías dulces de voz pero interpretadas con mucha energía, lo cual tiene su mérito. Su tesitura vocal podría llegar a ser encuadrada quizás en los terrenos del rock-pop, e incluso recuerda a una versión heavy y potente de la conocida Amaya Montero, sobre todo en la balada “Tu Recuerdo”. Así pues, lo que nos encontramos es una voz que no suele campar en demasía por estos lares, pero que, por otro lado, funciona perfectamente.

El segundo, y algo más convencional, es el simple hecho de que los temas, a pesar de contar con una producción algo saturada en general y en las guitarras en particular, simplemente funcionan, y eso es mucho. Son solventes, divertidos y no cansan. ¿Previsibles? Es probable. Pero dentro del estilo en que nos movemos la escucha se hace más que agradable.

El disco comienza con un potente tema instrumental de casi 3 minutos que más que una intro, es un corte en si mismo que despacha lo que su título reza (“La Tormenta”).

A continuación nos encontramos con quizás el corte más resolutivo de todo el disco. “Frío Adiós” es quizás el tema más representativo del grupo. Contiene todos los elementos que definen a ANKOR. Rapidez, combinada con líneas típicas de teclado, algún que otro cambio de ritmo y, dentro de esa descarga de power metal, una temática y un desarrollo vocal dulce y cálido.

Tras ella, el grupo demuestra que, gracias a las virtudes anteriormente comentadas, se le dan muy bien las baladas. “Tu Recuerdo” es un claro ejemplo de ello. Un tema muy pegadizo y radiable, en el mejor sentido de la palabra. Igualmente en el tema que da título al disco, “Al fin Descansar” Rosa demuestra que se encuentra muy a gusto sobre las íntimas notas de un piano.

El orden de los temas resulta bastante bien trazado, y tras uno potente de temática triste como es “Desengaño” el grupo intercala primero un corte instrumental de carácter semi-acústico bastante interesante y sorprendente para después demostrar que son capaces de acercarse a composiciones algo más extremas en lo que a su base rítmica se refiere en el sexto corte titulado “Locura”. En él ANKOR enseñan un arma hasta ahora escondida: la voz agresiva y “gutural” de su hasta ahora bajista Josy Alarcón. No es especialmente significativa, pero sirve para poner el contrapunto necesario a la enérgica dulzura de Rosa.

Al acabar el disco descubrimos que hay otros dos temas estrella en el mismo. El primero es el noveno corte “Ella”. Una pieza donde el protagonista total y absoluto es el teclado, que se sucede a si mismo en melodías y solos típicos del estilo y que recuerda mucho a las primeras composiciones de Avalanch. Es un tema muy completo y cuyo estribillo, dedicado a la música y, probablemente, a una guitarra, se pega a la primera.

El segundo es el casi definitivo “No más Dolor”. Si en el primer corte no instrumental del disco (“Frío Adiós”) encontrábamos las bases de todo lo que es ANKOR, en este penúltimo tema el grupo se explaya en un corte lleno de sentimiento y cuyo estribillo probablemente se convierta en el himno que cierre sus conciertos de aquí en adelante.

Es bastante mejorable la producción de las guitarras, incluso a muchos es probable que la combinación de power metal rápido y potente con la dulce voz de Rosa les pueda resultar algo falta de potencia y de los cánones del estilo, pero a su vez puedo constatar que el grupo destila mucho feeling en sus composiciones, que sabe lo que se hace y que ofrecerán un rato de mucha diversión a los seguidores de las comentadas bandas de referencia. Prometedor futuro.

Tracklist:

1- La tormenta
2- Frío adiós
3- Tu recuerdo
4- Desengaño
5- Psicofonía
6- Locura
7- Gritos de Conciencia
8- Al fin descansar
9- Ella
10- Preludio
11- No más dolor
12- Un último suspiro

Miembros:

Rosa de la Cruz: Voz y coros
David Romeu: Guitarra solista, rítmica, acústica y coros
Expo (Juan Expósito): Guitarras rítmicas y acústicas
Rubio (Javi Casanova): Sintetizadores, teclados y piano
Jordi Vidal: Batería
Josy Alarcón: Bajo y voces (Actualmente su puesto lo ocupa Alberto Muñoz)

Puntuación: 7,2

Autor: Daniel Velasco Alonso

<< volver a discos