ARIA INFERNO – THE ABSINTHE EPISODES

Crítica

Desde Jaen nos llega un gran proyecto con claras miras al mercado internacional, que surge a través del guitarrista Fran Suárez al volver a juntarse con parte de los desaparecidos MOONLIGHT FEAR; Txus yVíctor, un proyecto de heavy metal vinculado al power, con temas que van desde lo más melódico a partes más secas que podrían vincularse al thrash por ejemplo (sin calentarse pensando en un thrash tipo KREATOR). Además, no contando con un vocalista definitivo, han usado al brasileño Gus Monsanto para elaborar las líneas vocales lo cual garantiza un buen resultado, ya que para lo que no lo sepan Gus ha trabajado en proyectos como REVOLUTION RENAISSANCE, del archi-conocido ex-STRATOVARUS Timmo Tolki.

En el disco plantean ocho cortes con una duración de tres cuartos de hora, elaborando un metal que va progresando tema a tema, centrando sus letras en la vida y obra del célebre poeta francés Charles Baudelaire y haciendo planteamientos muy directos no únicamente con la propia letra, sino con la parte más instrumental en la que no dejan un fragmento de canción sin adornar, o procurar alguna especial incorporación para que tenga un mayor sentido.

Antes de entrar totalmente en materia con la obra, tengo que resaltar que ha sido totalmente grabado en España, concretamente en los estudios jienenses Bomtrack, y el resultado es francamente bueno, así que con esto me gustaría decir que no hay porque irse hasta donde cristo perdió el mechero para conseguir unos resultados de calidad, además de esto, los propios temas salvo dos excepciones cuentan con un largo desarrollo, por lo que intuimos que es una obra sobre la que han trabajado muchísimo en general.

Abren con «Revenant (Returned From Afterlife), presentando unos primeros riffs muy amables que nos presentan el trabajo, y rápidamente incorporando unas orquestaciones que dan grandeza al trabajo, muy bien respaldadas por la batería de Txus, su primera parte se cierra para que las guitarras y bajo, comiencen con mucha pegada y Gus comience su función, proponiendo tintes de marcado carácter progresivo y un gran agudo que pone una nota de color en la composición. Sonando a lo que el tío Warrel hacía por ejemplo con sus NEVERMORE. Los teclados también cumplen una función esencial y algún toque gutural, inspira la fuerza necesaria en algún determinado momento, por si a la canción le faltara algo Fran se encarga de poner un solo que podríamos meterlo como propio de algunos guitarras como Mattias Eklundh.

La segunda canción se llama «The Staring Serpent» con una intro mucho más brutal en primera instancia, sobre la que comienza un piano que parece quemarse sobre la base rítmica, es bastante más contundente que en el caso anterior y Gus lo termina por rematar con un inicio algo forzado y algún toque gutural bien introducido para enfatizar, dejándonos ver el chorro de voz que tiene. El contenido melódico de este corte es más que evidente con formas muy acentuadas que nos puede sugerir una ligera evocación oriental y un solo clavado, ni más ni menos.

Uno de los temas más largos del redondo es «Harmonie du soir», con una intro protagonizada por batería y bajo principalmente, en el que las orquestaciones juega un papel fundamental, saben aportar una buena ración de doble bombo con un gutural rasgado muy bien conseguido y una guitarra que se desliza serpenteante enlazando partes de la canción, quizás sea el final el que quede un poco más deslucido, pero enganche perfectamente con un rápido instrumental de algo más de un minuto titulado «Elevation», donde la guitarra parece enloquecer sin someterse a una batería a la que termina acompañando en total armonía, es un momento de inciso que precede al siguiente corte.

Las ideas de suaves acústicas recorren nuestra mente en la primera parte de «Autumm chant (In A World Beyond)», un tema en el que se han acompañado por el cantante de ANIMA ADVERSA y en el que dan vida a un sencillo medio tiempo que no debería faltar en un disco de estas características para que se luzca el vocalista, ya que la parte instrumental aunque existente esta supeditada a los deseos de la voz y la forma en que esta estalla con arrogancia y buen hacer, sin desmerecer el solo de guitarra y esa complicidad que entablan entre los dos vocalistas.

La caña vuelve con «Sed Non Satiata», de buena batería y mejor bajo en la que la guitarra no tardará en reclamar su protagonismo, marcan ritmos bastante rápidos en todos los instrumentos y Gus se muestra especialmente inspirado y con mucha confianza a la hora de cantarlo, sin dejar de lado la aportación de los teclados y un fenomenal piano que se desarrolla entre verdaderas vileras (me ha encantado no pretendo engañaros). Luego meten otro corte instrumental titulado «Confessions And Duellum», con más de tres minutos que quizás se hacen algo excesivos pese a la cantidad de recursos que nos muestran.

El último tema que usa ese instrumental previo a modo de anticipo será «The swan (Strange And Divine)» con una duración de once minutos y medio, que les da para todo al más puro estilo ópera metal, comenzando con riffs de esencia muy progresiva que se van poco a poco deshaciendo hacia ritmos alternos más cañeros allá por el dos y medio, luego meten una parte algo más oscura donde intentan dar vida a ese gutural que pelea a caballo de la línea lírica entre simples guitarras y vuelven a una parte limpia con un frenético doble bombo. La parte central de la canción la comienza un bajo, y sinceramente os digo que me hubiera gustado la colaboración de algún vocalista más para romper la dinámica no solo instrumental, sino de la lírica, que desarrolla su parte más fiera en su siguiente participación. Me ha gustado mucho el gusto con el que han hilado un final, poco a poco, de más a menos hasta hacerlo inexistente en su despedida, siempre he pensado que esta es una gran opción.

Como conclusión, es un disco bastante interesante de power metal de corte progresivo y claramente melódico, que se merece una atenta escucha como poco, creo que es una buena forma de decir aquí estamos y lo que hace falta ahora son muchas horas de carretera para demostrar que amén de sonar bien en plástico, tienen un buen directo, cosa que desde luego no seré yo quien dude.

ARIA INFERNO son:

Fran Suárez: Guitarra
Txus Suárez: Batería
Víctor de la Chica:
Bajo
Juanra Cobo: Guitarra
David Ortel:
Orquestaciones, Piano
Gus Monsanto:
Voz

TRACKLIST:

01 – Revenant (Returned From Afterlife)
02 – The staring serpent
03 – Harmonie du soir
04 – Elevation 
05 – Autumm chant (In A World Beyond)
06 – Sed non satiata
07 – Confession and duellum
08 – The swan (Strange And Divine)

Puntuación: 8.2
Discográfica: A World Beyond Records
Autor: Javier Fraile

<< volver a discos