ARKAN – HILAL

Crítica

Tras el EP “Burning Flesh”, que vio la luz en 2006, Arkan regresan desde Francia con su primer larga duración bajo el brazo. La banda nos ofrece “Hilal” como el primer disco de su contrato con Season Of Mist.  Si tengo que definir el estilo del grupo de forma rápida y sin muchos aspavientos diría que se trata de una interesante mezcla entre Orphaned Land, In Flames y Opeth, aunque con muchos matices. Aunque son franceses, las raíces de los miembros de Arkan se extienden hasta Marruecos y tierras cercanas a oriente medio.
Lo que nació como un proyecto de Death Metal Melódico ha evolucionado hasta convertirse en una propuesta muy rica en la que además de Death Metal enérgico y crudo y algo de Death melódico nos encontramos unas enriquecedoras partes sacadas del folk de su tierra madre, lo que le da al disco un aire árabe que consigue conjurar buenas atmósferas.

Sin duda estas inclusiones han impulsado al grupo a trabajar unas estructuras y unos desenlaces melódicos más complejos y elaborados, a jugar con un buen número de instrumentos distintos y a moverse entre cambios de tiempo y tesitura. El resultado final es un sonido con un importante peso progresivo.

Cuando las influencias folk y la carga melódica son más evidentes, el grupo presenta una importante influencia de Orphaned Land, mientras que las partes más “burras” recuerdan los momentos más duros del “Deliverance” de Opeth.

Desde el comienzo del disco con “Groans Of The Abyss” intuimos por dónde van a ir los tiros en este plástico y el grupo no tarda en demostrar sus habilidades en uno de los mejores temas del disco. Si tuviera que destacar algún instrumento sobre el resto me decantaría por la batería de Feoud Maukid, al que algunos recordaréis de The Old Dead Tree.

Sin embargo no hay que olvidarse del vocalista Florent Jannier, que realiza una labor excelente a lo largo de todo el disco. “Lords Decline” es el segundo tema de este trabajo y toda una declaración de intenciones. Compositivamente es evidente que esta gente ha hecho un trabajo cuidadoso y han sabido plasmar correctamente las ideas que les rondaran la cabeza. La incorporación de guitarras acústicas, de percusiones poco habituales y de distintos elementos tribales es una constante en todo el disco. A muchos les llamará la atención que en el disco debut de un grupo los integrantes demuestren un nivel tan bueno y un dominio tan preciso para pasar de esas partes más acústicas y cargadas del folk marroquí a unos pasajes de puro Death metal sin ser bruscos ni desmerecer la cadencia de los temas, pero hay que señalar que los miembros de Arkan ya tienen experiencia anterior suficiente para llevar estos temas.

Tras “Mistress Of The Damned Souls”, un corte con una importante influencia de Opeth, el grupo nos ofrece “Lamma Bada (Under The Spell Of Haughtiness)” un tema completamente acústico, cantado árabe(o eso creo) y que consigue aumentar la ya de por si trabajada atmósfera que el disco crea en la mente del oyente.

Con “Tied Fates” el disco recupera la tónica de los primeros temas y lo hace con uno de mis temas preferidos del disco. Con una excelente melodía y un trabajo soberbio a las guitarras el grupo consigue un corte original y lleno de fuerza. “The Seven Gates” mantiene la misma línea, ofreciendo la cara más brutal del grupo en un tema con mucho peso Death en su sonido. Florent sigue aumentando su valía tema a tema con una excelente labor tras el micro.

“Athaoura (Shaped By The Hands Of Gods)” es un nuevo corte acústico, similar a “Lamma Bada” en algunos aspectos, como el lenguaje y la ambientación. “Chaos Cypher” regresa a la parte más brutal del grupo, de nuevo con unas notables influencias de Opeth en una estructura complicada y muy bien trabajada. “Defying The Idols” rebaja ligeramente las revoluciones, sin embargo sigue manteniendo el lado Death Metalero de Arkan en primera fila. El final acústico del tema enlaza perfectamente con “El Houdou”(que solo es acústico en su comienzo), una tema que supera ligeramente el minuto de duración y sirve de introducción a “Native Order”, el corte más largo de este “Hilal”.

“Native Order” es probablemente el mejor tema de este trabajo, pues reúne en sus algo más de siete minutos todos los elementos que Arkan nos han mostrado a lo largo de su debut. Combinando perfectamente su vertiente más progresiva y su lado Death metalero con las influencias del folk de sus raíces, Arkan consiguen en “Native Order” tema de primer nivel, digno de los mejores trabajos del año. Para cerrar el grupo nos ofrece “Amaloun Jadid”, un tema de corte similar a “Lamma Bada” y “Athaoura”, pero con un solo eléctrico precioso. Se trata de un tema melancólico y triste, completamente instrumental.

Sin lugar a dudas “Hilal” es un disco fresco y muy entretenido de escuchar, que mantiene al oyente en vilo de principio a fin y se disfruta más con cada escucha. Arkan deben seguir explorando su sonido, pues si alguna pega se le puede poner a este trabajo es que las influencias del grupo son demasiado evidentes. No obstante se trata de un disco altamente recomendable.

Puntuación: 8,5

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos