AS YOU DROWN – REFLECTION

Crítica

Suecia, eterna exportadora de Death Metal. Desde Entombed a In Flames, del underground al Melodeath y su búsqueda de espacio vital más allá del mar Báltico. Haciendo efecto boomerang, lo que hace unos años lanzaron a Estados Unidos ahora regresa, emparentando la primitiva crudeza con la vanguardia del fin de la primera década del siglo XXI. As You Drown se sitúan entre esas dos tierras, rindiendo homenaje a sus hermanos de sangre mayores y adorando a los grupos que escriben en tiempo real páginas que mañana serán llamadas Historia.

“Reflection” es el resultado de la perseverancia y la fe en sí mismos. Si no te convence el vocalista, cámbialo hasta dar con el idóneo (Henrik Blomqvist); si no te gusta el sonido de los estudios que visitas, crea el tuyo propio (The AYD Studios); si ningún productor te satisface, autoprodúcete. Todo hasta tener la jugada deseada que sirve para presentar al mundo su debut, un breve pero feroz muestrario de Deathcore con más Metal del que la etiqueta pueda en un principio aparentar.

Rabia sin ataduras en el micrófono para “Ruins and dead ends”, con Henrik aullando guturales y las guitarras de Mikael Åkerström y Simon Exner como motosierras. Si buscas melodías bonitas o voces claras que endulcen el sonido queda claro que este no es tu disco. “Horns” tiene un arranque pausado, para virar hacia derroteros más toscos antes de que puedas tomarte un respiro. Crudos y despiadados, aunque sin ofrecer nada que no hayas escuchado antes.

“What is worst” declara principios (“Our blood begins to boil / But our eyes, they are still cold”), con un efectivo trabajo de Martin Latvala a la batería, manteniendo una constante intensidad de la que en sólo tres canciones ya han dado sendas raciones al oyente los de Gotemburgo. El convincente y contundente inicio de “Driven by hatred” tiene su continuación en los terrosos guturales de Henrik y los incesantes juegos de guitarras, que exhiben un amplio catálogo de riffs a lo largo del tema.

De nuevo el bombo de Martin se transforma en martillo hidráulico en una bien cimentada “Swallow”, otra pieza de temática pesimista. Como en todo el álbum, las connotaciones, producto de su permeabilidad como degustadores musicales, a Job For A Cowboy o Whitechapel están presentes, pero sin llegar al clonaje o la burda imitación.

El contrapunto a todo lo oído hasta el momento viene de la mano de “The last”, una instrumental de menos de dos minutos de lúgubres sonidos. Mera curiosidad y excepción al resto del contenido.
Los caminos extremos no tardan en regresar con “Open wound salvation”, de potentes guitarras e inquieto doble bombo, aunque algo convencional en estructura. “Ashes” es posiblemente el mejor tema del disco, Con una letra apocalípticamente vengativa, marca el ritmo con precisión y densidad, desarrollando un mediotiempo creciente en el que las palabras se acentúan sobre las notas. “Needles” concluye la obra con otra dosis de Deathcore que transpira influencias americanas, menos metalizada que sus hermanas y en cierto modo redundante en el conjunto.

“Reflection” no es un destino, sino un punto de partida hacia una carrera que ofrece buenas perspectivas. Adoleciendo de duración (algo más de media hora) y pecando de repetitivo en algunos aspectos, el álbum no consigue desmarcarse del resto de lanzamientos de esta temporada dentro del género. Pese a lo dicho, la capacidad de superación y adaptación que atesoran debe servirles para pulir estos defectos y pasar pantalla en el juego de los sonidos extremos.

TRACKLIST:

01.Ruins and Dead Ends 03:38
02.Horns 04:20
03.What is Worst 04:11
04.Driven by Hatred 04:31
05.Swallow 04:10
06.The Last 01:56
07.Open Wound Salvation 03:36
08.Ashes 04:11
09.Needles 03:45
Puntuación: 6

Autor:  David Jimenez Rodriguez

<< volver a discos