ASFALTIKA – MUNDO DE CRISTAL

Crítica

ASFALTIKA es un grupo de Metal con toques sinfónicos formado en 2009 por el que fuera bajista de CUATRO GATOS, Javier Canseco, como tributo a ASFALTO y a METALLICA (especialmente a ASFALTO) con el nombre de ASFALTICCA. A finales de 2011 empiezan a considerar la idea de grabar material propio, pasando a llamarse ASFALTIKA, así que durante 2012 graban su primera demo, y, en septiembre, entran a grabar su primer disco de larga duración bajo las órdenes de Pepe Herrero (STRAVAGANZZA) y con la colaboración a la batería de Joaquín Arellano, “El Niño”, quien formó parte de SARATOGA y de MURO y que en la actualidad es parte de CUATRO GATOS.
En este primer disco, titulado “Mundo de cristal”, podemos observar un sonido centrado en el Power Metal, aunque con muchos matices muy variados, desde los puramente hardrockeros a otros góticos e incluso folk. Se trata así de un disco muy completo y variado, en el que, además, la colaboración de un buen número de amigos de otras bandas ayuda a enriquecer su sonido.

El disco empieza con “Océanos de soledad”, una intro instrumental en la que Pepe Herrero se encarga de los arreglos de cuerda y Dani Aller (de ARS AMANDI) de tocar el pito castellano. Es un tema que empieza de forma suave y evocadora para después acelerarse, sirviendo como una buena manera de ir entrando en el sonido de la banda.

Seguimos con “Encerrado”, tema que ya se incluía en la demo. Empieza con una voz casi coral y con mucha tranquilidad, aunque rápidamente se acelera para desarrollarse como una canción potente en la que la voz de José y la guitarra de Ismael se complementan de manera perfecta. En el estribillo volvemos a escuchar las voces corales del principio, lo que contrasta con las estrofas y resulta sorprendente.

Infierno” es un tema algo más oscuro, en el que las melodías del teclado remiten claramente al Power. Una letra muy lograda y original, que habla de los reporteros de guerra, se superpone a una música agresiva y en la que se alternan las partes densas con otras más rápidas.

Con fuerza y una melodía de la guitarra muy conseguida empieza “Batallas”, una canción de letra cargada de sentimiento y de ritmo muy reiterativo y potente. La melodía que desarrolla José al cantar es de lo mejor del disco, demostrando su talento. Los punteos de la guitarra de Ismael también están entre los más conseguidos del álbum, y se complementan muy bien con las melodías de teclado de Elena.

¿Qué es el hombre?” es lo más sorprendente del disco, ya que en este corte lo que escuchamos es la voz de Joaquín Arellano declamando un breve texto de corte muy filosófico, como introducción al tema siguiente.

Con unos coros casi hímnicos empieza la canción que da título al álbum. Por debajo de esas voces escuchamos unos teclados setenteros, que destacan sobre todo durante un estribillo que puede dar mucho juego en directo y en el que se desarrolla alguna de las ideas del tema anterior. Las estrofas son más rápidas, y hay también partes instrumentales en las que todos los músicos tienen su momento de lucimiento.

Un sonido más denso en la melancólica “En mi corazón”, una canción llena de sentimiento que funciona como una buena forma de recuperar el aliento, con un estribillo que se queda en la cabeza a la primera. El solo de Ismael es muy efectivo, resultando tan expresivo como la letra que canta José.
Lamentos” es un breve tema instrumental en el que la guitarra de Ismael es la absoluta protagonista. El músico toca con mucho sentimiento una melodía preciosista y muy lograda.

En “Eres mi libertad” cuentan con la colaboración de Isaac Palon, de VIGA, que con su voz agresiva ejerce un contraste genial con la voz de José. La canción, de ritmo rápido y cañero, es muy potente y se desarrolla de manera muy natural hasta llegar a un estribillo sencillo pero muy efectivo que dará mucho juego en los conciertos.

El teclado de Ismael Filthó (CUATRO GATOS, SILVER FIST) nos da la bienvenida a “Sombras del pasado”, un tema netamente powermetalero en el que José canta con mucho lirismo, buscando los límites de su voz de forma más clara que en otros temas. Es uno de los temas más llamativos del disco, y su solo de guitarra es verdaderamente impresionante.

En “Por verte sonreír” colabora Glory Romero, de GUADAÑA, cuya voz contrasta claramente con la de José enriqueciendo el tema. Es una canción también claramente Power, muy potente y de corte muy épico, sobre todo durante el estribillo, que es casi un himno. La aportación de Elena con el teclado es muy llamativa también, complementándose perfectamente con las voces.

Con potencia empieza “Última voluntad”, una canción oscura a la que el teclado da un aire casi sinfónico. Las voces vuelven a moverse dentro de unos parámetros muy hímnicos, lo que unido a la instrumentación contribuye a que sea un tema denso y sorprendente. Fran Soler realiza un solo de guitarra impresionante.

Termina el disco con “Ahora toca recordar”, una breve balada sobre lo que para el grupo es la música, en la que escuchamos solo la voz y el teclado, y que resulta un final estupendo para un disco que nos deja un muy buen sabor de boca.

En definitiva, con “Mundo de cristalASFALTIKA han creado un muy buen disco de debut, en el que la banda demuestra que tienen muy buenas ideas y que lo han dado todo al plasmarlas en forma de canciones. A lo largo de los temas que forman este disco, podemos encontrarnos con sonidos muy variados, en los que el sonido netamente powermetalero del grupo se combina con influencias muy diversas, dando como resultado un álbum sorprendente.

Esperemos que la banda siga por este camino.

ASFALTIKA son:

José A. Álvarez: Voz.
Ismael Gutiérrez: Guitarra.
Javier Canseco: Bajo.
Elena Álvarez: Teclados y coros.
Con la colaboración especial de:
Joaquín Arellano, “El Niño”: Batería.

Track list:

1- Océanos de soledad.
2- Encerrado.
3- Infierno.
4- Batallas.
5- ¿Qué es el hombre?
6- Mundo de cristal.
7- En mi corazón.
8- Lamentos.
9- Eres mi libertad.
10- Sombras del pasado.
11- Por verte sonreír.
12- Última voluntad.
13- Ahora toca recordar.

Discográfica: Autoproducido.
Puntuación: 9.
Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos