BLAST OPEN -THEY DESTROY OUR WORLD

Crítica

Desde el mismo corazón de la cuenca minera asturiana llegan BLAST OPEN, una banda de Heavy y Thrash Metal de muchísima contundencia. La banda se formó en 2008, cuando el guitarrista Andrés Álvarez y el cantante Fernando Mateos, procedentes de INNERSELF, empezaron a desarrollar nuevas ideas junto al bajista Jorge Martínez y a quien había sido batería de INNERSELF, que más tarde fue sustituido por Iván Sevillano, quedando ya la formación definitiva del grupo conformada. Así pudieron empezar a dar forma a su sonido, que es potente, compacto y sin fisuras.

En 2010 publicaron su primera demo, y durante el año 2012 por fin la luz su primer disco de larga duración, «They destroy our world», que registraron en los asturianos Estudios Dynamita. Las canciones que forman este disco hablan sobre sentimientos y miedos, pero también sobre esperanza, política (demostrando su compromiso con la situación actual), e incluso sobre historias del más allá. Son temas perfectos para el directo y que hecho ganan mucho cuando la banda está sobre el escenario que es, sin duda, su hábitat natural, en el que el grupo demuestra su actitud y su capacidad para dar caña sin concesiones.

Lo primero que llama la atención al coger en la mano este álbum es que se trata de un disco presentado de manera muy cuidada, en un digi-pack con un trabajo gráfico muy elaborado, con el que el grupo trata de ofrecer un valor añadido a sus fans. La portada, que nos sugiere violencia y opresión, captura a la perfección la intención de la banda de hablarnos de esos temas.

El disco arranca con “Human shield”, una canción rabiosa y cañera, perfecta para los conciertos, en la que el grupo da todo y nos da una primera muestra de que lo suyo es dar caña. Empieza con cierta densidad, creando una atmósfera oscura aunque con mucha potencia. Fernando canta con mucha agresividad, y el resto de los músicos tocan con mucha fuerza. La batería de Iván suena con mucha fuerza, y los punteos de Andrés enriquecen el tema de forma muy clara.

Seguimos con “Coming for us”, una canción que también empieza con oscuridad, pero que pronto gana velocidad. Se trata de otro tema muy agresivo y potente, que también da mucho juego en los conciertos, y en el que no falta ni sobra nada. Su solo es de los más logrados del disco, pero la base rítmica no se queda atrás.

La siguiente canción es “Lost”, que ya se incluía en su demo de 2010. Empieza con un ritmo machacón y contundente, sobre el que Fernando canta con fuerza. Es un tema en el que se ve la intención de dar cabida a la melodía, de forma que sirve para demostrar que, manteniendo la potencia y sin salirse del estilo, se pueden incluir otros sonidos.

Otra canción que se incluía en la demo es “Bad to worse”, una de las que más me gustan de este disco y también una canción que gana mucho en directo. Empieza con mucha rabia, con la batería marcando un ritmo verdaderamente potente. Aunque da la sensación de que se trata de un tema sencillo, si lo escuchamos con más atención descubriremos en él muchos matices. Su estribillo es ideal para cantarlo en los conciertos mientras damos saltos como si nos fuera la vida en ello y Fernando, que es un frontman nato, nos arenga desde el escenario.

Con suavidad empieza “Hard punishment”, el tema más variado del disco. Al principio da la sensación de ser un medio tiempo, en el que la aportación del bajo de Jorge va a ser determinante, pero rápidamente se acelera y se convierte en una canción rápida y potente, aunque en la que la melodía vuelve a tener mucha presencia.

Continúa la caña con “Blinded”, tema para el que además grabaron un videoclip. Es una canción que empieza con un riff muy reconocible y que desde el primer momento no nos deja pararnos ni a respirar. Es tema corto y pegadizo, que se queda en la cabeza desde la primera vez que lo escuchamos y que también funciona muy bien en los conciertos.

“For the sweet dreams” es un tema que sorprende. Durante poco más de un minuto y medio escuchamos una música circense y un tanto onírica, sobre la que se escucha una letra muy breve que parece sacada de un musical. Quizá hubiera quedado mejor para abrir el disco, a modo de intro, pero al situarlo aquí sirve para recuperar el aliento, y también de introducción al tema que cierra el disco, “The day of your death”, una canción de mucha potencia. En ella, los cambios de ritmo son enormemente expresivos, y sirven para remarcar las distintas partes de la canción.

En definitiva, «They destroy our world» es un disco directo y que casi no nos da un momento de respiro. Con él, BLAST OPEN nos demuestran su capacidad para crear grandes canciones y nos indican que están aquí para quedarse. Y sobre todo, para hacernos disfrutar con sus canciones.

BLAST OPEN son:

Fernando Mateos: Voz.
Andrés Álvarez: Guitarra.
Jorge Martínez: Bajo.
Iván Sevillano: Batería.

TRACKLIST:

01- Human shield.
02- Coming for us.
03- Lost.
04- Bad to worse.
05- Hard punishment.
06- Blinded.
07- For the sweet dreams.
08- The day of your death.

Puntuación: 9.
Discográfica: Autoproducido.
Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos