BRUCE DICKINSON – TYRANNY OF SOULS

Crítica

Le toca el turno al último disco en solitario de Bruce Dickinson hasta la fecha, Tyranny Of Souls. El carismático vocalista de Iron Maiden no para y ha vuelto a reunirse con Roy Z para sacar su nuevo disco. Tyranny Of Souls es un ejemplo de cómo hacer buen Heavy Metal para los fans de toda la vida, consiguiendo que suene fresco e innovador; y es que el disco es bastante variadito, desde temas rápidos y contundentes como Abduction a otros más relajados y con cierto regustillo folk o incluso country, como la sorprendente Navigate The Seas Of The Sun. No supera a sus dos grandes trabajos en solitario, Accident Of Birth y The Chemical Wedding, pero este nuevo disco da muy buenas esperanzas para el próximo trabajo de la doncella si Bruce le mete mano. Vamos a inspeccionarlo más a fondo en el tema a tema:

Mars Within: Una buena intro de un minuto y medio, tiene cierto aire espacial y místico, y la voz de Bruce fondo le da un toque muy curioso al ambiente oscuro de esta gran intro, de las mejores piezas de este estilo que he escuchado últimamente.

Abduction: Se trata de un tema rápido y muy cañero, lo que se dice un “revienta-conciertos”. Un ritmo y una melodía pegadizos y atrayentes hacen de este tema un seguro si Bruce saliese de gira con el disco(algo que por otra parte a asegurad que no iba a hacer). A groso modo y saltándonos los detalles se podría decir que Abduction suena a algo parecido a lo que resultaría de unir el sonido típico de Iron Maiden con un toque de Judas Priest a las guitarras; porque Roy Z en este disco se ha encargado de que las guitarras suenen bien afiladas y de que los solos sean punzantes y espectaculares, así como de que los riffs sean contundentes y muy adictivos. Compositivamente se trata de un tema bien trabajado, diseñado para hacer disfrutar. Dickinson cuaja una excelente interpretación, dejando claro que tiene voz para mucho rato.

Soul Intruders: Un comienzo trepidante, muy rápido y contundente, avisa que Soul Intruders será un tema cañero y muy directo. Se trata de una canción con un sonido característico de Dickinson en solitario, recordando a sus trabajos anteriores. El estribillo, más lento que el resto del tema, le da un toque entre místico y épico a este interesante tema. Mención aparte merece el solo, corto pero intenso, muy afilado y divertido. Compositivamente es un nuevo tema pensado para el directo. Gran sostenido de Dickinson al final del tema.

Kill Devil Hill: Esta es la canción que más recuerda a Iron Maiden de todo el disco. Se trata de un tema oscuro, cañero y muy atrayente. Compositivamente es una canción algo más desarrollada que las dos anteriores, con un riff que me gusta mucho(aunque resulta menos “matador” que el de la divertidísima Abduction). Es un tema algo más lento que los dos anteriores lo que permite que Bruce explote más su voz. Kill Devil Hill sería un punto fuerte en un directo y encajaría perfectamente en un album de Iron Maiden, salvando las pocas distancias. Muy buena parte instrumental, plagada de feeling, y gran ambientación.

Navigate The Seas Of The Sun: La guitarra acústica abre este tema. Se trata de la balada del disco. Los tambores de fondo dan un enfoque muy curioso al tema, pero lo más desconcertante es la entonación que da Bruce a su voz. Dickinson nos sorprende con algo nuevo cuando menos lo esperamos y esta es la prueba. Compositivamente este es uno de los temas más fuertes del disco y con uno de los mejores puente-estribillo que se han grabado últimamente. Las influencias folk y rock de los 70 se notan mucho en este tema. Simplemente fantástico. Impresionante parte instrumental y sobresaliente interpretación por parte de Bruce.

River Of No Return: Este tema comienza con un riff más pesado que los anteriores y cierta ambientación pseudofuturista. La voz de Dickinson entra relajada, como si estuviera cantando una confidencia y va ganando potencia progresivamente. Este es un tema con un estribillo bastante bueno, donde Bruce se luce mucho. Me gusta la interpretación del bajo en este tema, muy acertada. Compositivamente es un tema muy bueno, mucho más trabajado de lo que parece tras la primera escucha. Sobresaliente para los arreglos ambientales, sutiles pero efectivos. Mención especial para la oscura parte instrumental y para el lucimiento de la batería durante la misma.

Power Of The Sun: Bruce inicia el tema con un curioso “grito” distorsionado. Rápidamente entran los instrumentos, dibujando un tema cañero y bastante pegadizo. Sin lugar a dudas sería un fijo en los directos de Bruce. Compositivamente raya a un nivel similar a su predecesor, pero personalmente me gusta más, creo que tiene mas gancho. Interpretativamente el rendimiento es excelente. El solo de este tema me parece sinceramente muy bueno y entretenido, así como la parte instrumental que le sigue. Muy buen estribillo y sobresaliente para la melodía, que me ha gustado mucho.

Devil On A Hog: Intrigante comienzo. El tema arranca de forma interesante, dibujando un ritmo muy atrayente. Bruce entra de forma excelente, ayudando a mejorar el ambiente entretenido y misterioso de la canción. En este tema se notan en ciertos aspectos las influencias que tiene Bruce de Jethro Tull y Steeleye Span. Compositivamente es un tema muy interesante y rompe con la dinámica de sonido de los anteriores temas.

Believil: El oscuro comienzo de este tema anuncia algo prometedor. La entrada de la voz contribuye de forma notoria a aumentar la sensación de misterio en la atmósfera. Believil se me antoja un tema muy bien compuesto, con cierta influencia progresiva, que mezclada con un riff demoledor y con la fuerza y la garra de la voz de Bruce, da como resultado un tema muy interesante y completo. Me gusta bastante, es un gran tema, con un concepto sonoro muy interesante (su desarrollo más amplio en futuros trabajos podría dar muy buenos resultados). Sobresaliente.

Tyranny of Souls: Nuevamente el comienzo es intrigante y misterioso y la entrada de Bruce contribuye a mejorar notoriamente la atmósfera creada. Este tema da título al disco, y con derecho pleno. El mejor estribillo del disco lo tiene este tema, que encierra un trabajo compositivo muy interesante. Esta canción reune en su interior pequeñas partes de todos los temas anteriores, desde el efectivismo de Abduction al misterioso sonido de Believil, pasando por la desconcertante Navigate The Seas Of The Sun y la rupturista Devil On A Hog. Con cierto regustillo épico, Tyranny Of Souls se nos presenta como un tema muy entretenido e interesante. Sobresaliente para la parte instrumental.

Bruce ha sacado su nuevo disco dejando claro que aún tiene muchas cosas que ofrecer, tanto en su faceta compositiva como detrás del micrófono. Uno de los puntos más interesantes del disco es la temática, conviene prestarle atención a las letras. A falta de un nuevo trabajo de estudio de Maiden, los más morbosos trataran de hacer comparaciones entre Tyranny Of Souls y Angel Of Retribution, personalmente me gusta más el trabajo de Bruce, pero siendo objetivos, tenemos algo que podría considerarse como un “empate técnico”. Lo que si es cierto es que Tyranny Of Souls barre de la cancha a Dance Of Death (que por otra parte me parece mucho mejor disco de lo que se ha comentado por ahí).

Bruce Dickinson:

Bruce Dickinson – voz
Roy Z – guitarras
Ray «Geezer» Burke – bajo
David Moreno – batería
Maestro Mysterioso – teclados

01. Mars Within
02. Abduction
03. Soul Intruders
04. Kill Devil Hill
05. Navigate The Seas Of The Sun
06. River Of No Return
07. Power Of The Sun
08. Devil On A Hog
09. Believil
10. A Tyranny Of Souls

Puntuación: 9

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos