BURZUM – BELUS

Crítica

Siempre controvertido, siempre polémico, en la mayor parte de los casos odiado como persona, en muchos respetado como músico. Hace la friolera de once años que no tenemos ningún material nuevo de su mano, algo comprensible si consideramos que se ha pasado los últimos dieciséis años en prisión. Varg Vikernes fue puesto en libertad provisional a mediados del pasado año 2009 y se puso a trabajar de inmediato en el nuevo disco de Burzum.

La mítica banda de Black Metal, de la que Varg es el único miembro, es uno de los grupos más respetados de la escena, uno de los clásicos, con lanzamientos tan recurrentes como “Det Som Engang Var”, “Filosofem” o el fantástico EP “Aske”. En 1999 salió al mercado el último LP original de Burzum bajo el título “Hlioskjalf” y desde entonces solo se han visto algunos recopilatorios y re-ediciones, hasta que ahora, en 2010, por fin verá la luz el nuevo disco de Varg, el esperado “Belus”.

Inspirado, como cabría esperar, en la mitología nórdica y siempre controvertido (el disco ha cambiado de nombre tres veces debido a las interpretaciones homófobas y racistas que inspiraron los títulos anteriores), “Belus” es con poco género de dudas uno de los discos más esperados de este año y también una de las mayores incógnitas ¿Podrá Varg recuperar el nivel de sus discos más gloriosos?¿Caerá en la mediocridad que muchos ven en sus últimos lanzamientos?

Yo estoy lejos de ser un experto oyente de Black Metal, y mucho más lejos aún de ser un purista de cualquier estilo, pero aunque en ocasiones esto pueda ser un handicap, creo que en esta ocasión me ayudará a ser más objetivo con el nuevo disco de Burzum.

Tras escuchar el disco lo primero que me gustaría resaltar es el aspecto ambiental, tan conseguido como de costumbre y tan importante en la música de Burzum como lo ha sido en casi todos sus lanzamientos. Consigue la atmósfera que todos los fans puedan esperar. Lo segundo es la producción: entiendo que parte de esta atmósfera y del sonido Burzum se basa en una producción cruda y con cierto corte underground, pero a mi entender en “Belus” a Varg se le ha ido la mano en este aspecto y la mezcla final es un poco desacertada. No obstante, tampoco impide escuchar y disfrutar el disco, por lo que puede considerarse un fallo menor (aunque no todo el mundo lo considerará un fallo, supongo).

Entrando en los temas, el disco me ha parecido correcto, con algunos aspectos muy interesantes y otros que son sinceramente prescindibles. La Intro nos pone en buen lugar, levantando desde el principio ese velo atmosférico del que hablaba y nos lleva hasta “Belus’ Doed”, un gran corte para iniciar este disco, recordándonos a los Burzum más tradicionales, aunque sin perder de vista las reminiscencias de trabajos como Filosofem. Parece que con este corte quedan despejadas las sospechas de que Varg se hubiera dejado llevar por la “corriente Drudkh” y nos presenta un Black Metal más tradicional.

“Glemselens Elv” es con seguridad el mejor corte de este trabajo y también el más ambicioso, como demuestra su duración. Varg ha dado lo mejor de si en este corte y, aunque está lejos de tener el gancho de grandes temas anteriores, se perfila como una canción para recordar, que ejemplifica bastante bien el sonido Burzum y lo que Varg puede dar de sí como compositor a día de hoy. Le sigue “Kaimadalthas’ Nedstigning”, un corte que se divide fácilmente en dos vertientes: una puramente instrumental y otra que compete a la estructura y la interpretación vocal del tema. La primera pasa el examen con nota, dejando una de las mejores interpretaciones instrumentales del disco. La segunda se queda muy atrás, mostrando una estructura bastante simple para los estándares del disco y el grupo y con una interpretación vocal que, queriendo ser de las más variadas y diferentes de este trabajo, se queda en algo mejorable y carente de la fuerza y la garra necesarias. Al menos esa es mi opinión.

El siguiente corte se llama “Sverddans”, es el menos elaborado y el más rápido del disco y después de escuchar el disco repetidamente no puedo quitarme de la cabeza la sensación de que es un tema “de relleno”, perfectamente prescindible en este trabajo. A partir de aquí entramos en la recta final, con tres temas que van a recuperar el nivel mostrado en “Belus’ Doed” y “Glemselens Elv”, engrandeciendo la atmósfera, mejorando el apartado vocal y manteniendo la buena línea instrumental del disco. Además “Morgenroede” nos ofrece una de las composiciones más profundas de este trabajo. Un gran final para un disco que podría haber sido bastante más destacable si se hubiera trabajado mejor la producción y se hubieran cuidado más los dos cortes centrales, que desde mi punto de vista lacran terriblemente el resultado final de esta grabación.

El retorno del Conde al metal será para algunos un acierto y un motivo de enhorabuena y para otros una decepción. Por mi parte estoy satisfecho con Belus y prefiero quedarme con las cosas más destacables de este lanzamiento (que son verdaderamente destacables) y considerar los tropiezos como accidentes de la inactividad prolongada.

Puntuación: 7

Discográfica: Byelobog Productions

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos