CAIN´S DINASTY – MADMEN, WITCHES AND VAMPIRES

Crítica

Desde la valenciana localidad de Alicante, nos llega el segundo trabajo de una banda que hace relativamente poco nos presentara un buen debut discográfico titulado “Legacy of Blood”. Estos chicos, practicantes de un power metal de clara tradición europea envuelto dentro de una lírica relacionada con la tradición vampírica y mundos afines al oro rojo, nos ofrecen un plástico de diez cortes en progresión descendente, con una duración cercana a los cincuenta minutos.

El redondo se abre con un corte titulado “Breaking The Bloodlines”, iniciado por unas agudas guitarras sobre las que Rubén comienza a contarnos una bonita historia, respaldada por la intensidad de la percusión. Presenta diferentes momentos en los que las guitarras adquieren un tono algo más grave  y en el fondo una interesante orquestación. Me ha gustado bastante los tonos vocales que se usan en algunas partes del tema que me han llegado a recordar incluso tesituras del Rey Diamante.

Intro de bajo para “After Death Still You Play With Me”, con una buena ambientación y mucha rotundidad a la hora de marcar los ritmos. Nos presentan diferentes partes perfectamente orquestadas, sobre todo una central donde el teclado toma especial relevancia. Vuelven a incorporar ese tono grave que he comentado anteriormente e después un solo bien pensado y con mucha intención, vuelve a encaminar el final de la canción.

Intrigante cuanto menos, se presenta la primera parte de “Waiting For Death”, con una interesante labor del bajo que parece responder a la lírica y una guitarra que se abre camino a su antojo en las partes de la canción que consideran oportunas, muy al contrario de lo que ocurre en “Devil May Cry”, donde comienzan desde el principio con unas guitarras que quieren estallar aunque esa ambientación las controla para que segundos más tardes sean acompañadas por un desgarrador agudo y se desarrolle el resto de la composición.

Pasamos a “Clarimonda”, cuya bonita introducción nos lleva hacia un mundo ficticio, en mi opinión es de las más bonitas y melódicas del disco, me han gustado mucho unas dobles voces perfectamente disimuladas bajo la principal y ese carácter jovial con la que desarrollan el tema. Parece que la melodía juega por encima de la propia canción con una peculiar épica.

Una larga introducción y una guitarra inicial de tonos progresivos comienzan “My Last Sunrise”, aunque lo más característico y relevante de la canción sin duda alguna venga a ser la batería y esos dejes que desprende la guitarra desde el primer momento, es muy interesante como el tono de la lírica nos guía perfectamente por todo el corte trasmitiendo diversas sensaciones.

“Miss Terror” también es otro corte bastante curioso y no se porque al escucharlo se me ha venido a la cabeza la fiesta de “Halloween”, es un corte de diferente progresión, juegan muy bien con los tempos de los instrumentos a placer, sobre todo si atendemos a la guitarra que en breves momentos se mantiene constante, proponiendo diversos juegos.

Otro de los cortes que más me han gustado de este trabajo por la gran colaboración de todos los miembros y su relativamente currada narrativa ha sido “Bring Me Your Blood”, que cuenta con una de las intros de mayor garra del trabajo. Es un tema que presenta un estribillo relativamente sencillo y fácil de seguir en cualquier concierto, unos ritmos bien marcados sobre todo si escuchamos la parte asociada al bajo. Atención también a las guitarras finales que preceden el bonito solo que nos ofrecen y esa picaresca con el que despiden el mismo.

Seguimos introduciéndonos mediante la épica en el siguiente tema bautizado como “A Void in My Heart”, en la que tenemos un claro vencedor y un claro vencido ya que el estribillo no hace para nada justicia a un bonito desarrollo bastante sólido en el que Rubén manifiesta un mayor feeling que en el resto de temas.

Perfecto título para el corte que cierra este álbum; “Fuck You Forever”, que pese a ser el más corto del trabajo es el que empieza más directo, es un tema que va a machete como su castizo título, toda una patada en la boca en diversidad de colores, esas voces agudas que doblan la principal queda realmente bien en la mayoría del tema, acompañadas por las guitarras que toman el mando en las partes pertinentes.

Creo que hemos escuchado un disco con un toque muy propio fácilmente reconocible, de buen desarrollo y mucha intención, tampoco es que vaya a descubrir nada dentro del explotado mundo del power metal, pero los chavales llevan su rumbo bien marcado y lo han vuelto a dejar claro con esta segunda obra. Enhorabuena.

 

Tracklist:

01. Breaking The Bloodlines
02. After Death Still You Play With Me
03. Waiting For Death
04. Devil May Cry
05. Clarimonda
06. My Last Sunrise
07. Miss Terror
08. Bring Me Your Blood
09. A Void In My Heart
10. Fuck You Forever

Puntuación: 7.2

Discográfica: Red Rivet Records

Autor: Javier Fraile

<< volver a discos