CAVALERA CONSPIRACY – PANDEMONIUM

Crítica

Tercer disco de CAVALERA CONSPIRACY, el grupo que engloba a los hermanos Cavalera bajo un mismo proyecto después de la salida de ambos de Sepultura. El disco lo produce el propio Max. Sin duda se ocupa de todo lo que puede, y esta vez vuelve a sus raíces más duras y fuertes, junto con su hermano Igor y su inseparable acompañante a la guitarra Marc Rizzo. Además le siguen en el proyecto, al menos en la grabación Nate Newton al bajo.

El nombre de “Pandemonium” no es el original, ya que en principio Max quería haberlo llamado «Fuck That Groove», junto con las aventuras de la grabación del disco, como cuando llamó un vecino a la policía mientras estaban en el estudio improvisado que hicieron en casa del productor John Gray, “Pandemonium” es sin duda un disco rebelde.

Thrash, punk, Groove e incluso teniendo toques de de NAILBOMB (algo que los fanáticos de Max Cavalera han estado deseando durante años volver a oír) «Pandemonium» es tan rápido y feroz como todo que han montado los hermanos Cavalera juntos o por separado.

CAVALERACONSPIRACY_2014trio

Comienza con « Babylonian Pandemonium « lanzando el álbum a una tremenda velocidad gracias a la batería de Igor Cavalera . Sin duda es un tema que hace preveer lo que va a ser el desarrollo del disco . Marc Rizzo también tiene un papel predominante en este tema y en todos en general, aportando una dosis de guitarra como la que nos acostumbra en Soulfly . Sin embargo, es la garganta profunda de Max Cavalera, la que destaca en este profundo y poderoso tema, donde el estribillo se te mete hasta adentro

Ripeo es lo que hacen en «Banzai Kamikaze» , con gran velocidad y contundencia, con el contundente thrash en casi un continuo desglose de ataque aéreo, vapuleando sirenas y llegando a un final contundente. Al igual que “Scum”, otro tema que es venenoso. Pese a los acordes repetidos y las progresiones, aquí son un poco más simples. La canción se divide en dos partes de distinto estilo: thrash y hardcore . El tema más rápido del disco es por esto sin duda.

En “I Barbarian” podemos escuchar a Marc Rizzo en su máxima expresión y un bajo de Nate Newton que le da el groove necesario para la profundidad del tema. Mientras Max Cavalera con su manera de cantar parece que está recordando sus tiempos de Nailbomb. Un tema con subidas y bajadas que es sin duda marca de la casa.

«Cramunhao» continúa en esa senda de velocidad y parón, con esa batería de Igor que le da el toque que necesita. Este tema en concreto a mi parecería ideal para haberlo metido en la época de Nailbomb debido a ese bombardeo incesante y ese estilo de riffs que marcaron el devenir de un grupo tan influyente y de tan corta duración. Pero el que Max cuente con su hermano Igor y con Marc Rizzo, hace que eso sea más fácil de conseguir. También Newton tiene su parte para dar ese sentido de temazo.

Cavalera-Conspiracy

Esta segunda parte del disco con temas como “Apex Predator” continúa la misma fórmula con la que abre el disco, contundencia tanto en las líneas vocales, marcadas de manera poderosa y grave y rememora tiempos de Sepultura, pero a la vez eleva la guitarra de Rizzo más arriba de lo que uno pudiera imaginar en un principio.
Así describe en gran medida las restantes pistas de «Pandemonium«, quizás un poco previsibles en general, pese a haber partes de temas que se dejan quizás a la improvisación, influenciadas por Black Sabbath por ejemplo, como en “Insurrection”

“Deus Ex Machina» también viene de la influencia del hardcore primario y de la tribalidad que tienen los hermanos Cavalera en sus composiciones.
Mantiene las cosas divertidas tanto como furiosas, que Nate Newton llega a voz de campo en «The Crucible«, con velocidad y contundencia, con la seña propia de unos hermanos que marcaron una época en los 90, pero que a día de hoy escuchando este disco y los temas incluídos, uno se da cuenta que la vigencia de su estilo y las aportaciones que hacen en este “Pandemonium”son fruto de la progresión personal como músicos y como personas, donde la creatividad y la expresividad y canalización de la rabia y la fuerza se desprende desde el primer tema hasta pistas como “The Crucible”.

Y para aquellos que mueren por raíces tribales y elementos de flamenco que siempre han sido una parte del mundo Cavalera (y de Rizzo), al final del álbum encontrarás un tema como «Porra» donde dan rienda suelta a esa mezcla que empezaron en “Roots” y que tan influyente y actual ha sido desde hace casi 20 años.

Afortunadamente, el thrash es tan bien ejecutado en este álbum, nunca es aburrido. Y es normal viendo quien compone este grupo, gente más que reputada y que ha marcado una época, y que continúan dando guerra y aportando trallazos sonoros como muchos de los que aquí se presentan. Quien piense que cualquier época pasada de Max Cavalera fue mejor, debería escuchar este disco, ya que la suma de las partes hace un uno definitivo.

Para mi no pasa desapercibido ni es uno más en los editados este año. Supone el seguir disfrutando de la evolución de CAVALERA CONSPIRACY, y por que no, de lo que quizás debería haber sido Sepultura de haber continuado aquella formación que desde Brasil reventaron los tímpanos de medio mundo.

CAVALERA CONSPIRACY son:

Max Cavalera – Voces y guitarras
Marc Rizzo – Guitarras
Nate Newton – Bajo
Igor Cavalera – Batería y percusión

Tracklist:

01.- Babylonian Pandemonium
02.- Banzai Kamikaze
03.- Scum
04.- I, Barbarian
05.- Cramunhao
06.- Apex Predator
07.- Insurrection
08.- Not Losing the Edge
09.- Father of Hate
10.- The Crucible
11.- Deus Ex Machina
12.- Porra

Discográfica: Napalm Records

Puntuación:8.5/10

Autor: José E.Egurrola

<< volver a discos