NEIL YOUNG – LE NOISE

Crítica

Con “Le Noise” el canadiense Neil Young alcanza la impresionante cifra de 33 discos de estudio: una cifra más que respetable. Hace ya 42 años que Neil comenzara su carrera musical con el lanzamiento de un disco homónimo y desde entonces se ha granjeado un estatus de leyenda dentro del mundo del rock, llegando a ser introducido en el Salón De La Fama del Rock And Roll dos veces, en 1992 y 1997.

El sonido de Neil Young siempre ha brillado por su marcada personalidad en el uso de las guitarras (alternando constantemente una guitarra acústica con su “Old Black”, una Gibson Les Paul del 53) como por su fácilmente reconocible voz, que durante décadas ha sido definida como una de esas voces que se aman o se odian. Otro dato sorprendente en la carrera de Neil Young es que se ha desarrollado casi por completo al amparo del sello Reprise Records, con quienes firmó su primer contrato en 1968 y de los que solo se separó durante cinco discos, que vieron la luz bajo la firma de Geffen Records entre 1982 y 1987, para volver después a Reprise.

Y es desde allí desde dónde nos llega su nuevo disco, titula de “Le Noise” y que esconde ocho nuevos cortes de ese particular rock siempre con tendencias acústicas y retazos de folk rock. “Le Noise” combina las dos vertientes interpretativas de Neil, dejándonos escuchar varios temas completos a guitarra acústica y otros interpretados por su famosa eléctrica.

El disco comienza con “Walk With Me”, uno de los cortes eléctricos del disco. Su interpretación nos deja escuchar el calor de la “vieja negra”, tan carismática como su dueño. Se trata de un corte de rock muy clásico, con un desarrollo muy característico en las composiciones más rockeras de Neil y ese eterno toque country que envuelve sus canciones. Le sigue “Sing Of Love”, un corte con una melodía realmente interesante y que combina el sonido de la eléctrica con la acústica en uno de los cortes más interesantes de este disco.

Parte de la magia de Neil Young nace en que su música, su estilo, al igual que su voz, tiene una personalidad especial que te hace amarla u odiarla, dejando fuera de lugar las medias tintas. Cuando alguien lleva tanto tiempo como Neil haciendo música es muy complicado reinventarse a uno mismo u ofrecer algo totalmente nuevo o diferente…sin embargo, a este tipo de artistas no les hace falta: en su momento ya experimentaron con todo tipo de sonidos y ofrecieron trabajos innovadores que, en muchos casos, sirvieron como raíz para estilos enteros y, a día de hoy, lo que ellos y sus fans quieren es escuchar su esencia en un disco. Y eso es lo que nos ofrece “Le Noise”.

El tercer corte del disco se llama “Someone’s Gonna  Rescue You” y parece una combinación de los dos cortes anteriores, ofreciendo una melodía muy interesante y cierta influencia country en un tema con predominancia de la guitarra eléctrica. Sin embargo es en el siguiente corte dónde podemos descubrir toda la magia que entraña la música de Neil Young.

“Love And War” es un tema conducido con la acústica de principio a fin y que nos presenta una melodía realmente adictiva y emotiva, con una lírica muy interesante y un Neil Young verdaderamente pletórico en su interpretación. Es sin duda mi corte preferido del disco.

Le siguen “Angry World” y “Hitchhiker”, dos cortes que vuelven a estar protagonizados por la eléctrica, aunque se muestran muy diferentes entre sí, siendo uno más oscuro y misterioso y el otro más directo y clásico. “Peaceful Valley Boulevard” es la composición más ambiciosa del disco, con más de siete minutos de duración y también uno de los cortes más inspirados e interesantes de este lanzamiento. Un corte profundo, para disfrutar en la intimidad de tu habitación o desde la barra del local de turno.

El punto final lo pone “Rumblin’” un tema corto, directo y cargado de feeling, muy apropiado como cierre. “Le Noise” muy probablemente no sea el mejor disco de la carrera de Neil Young, pero si es un gran lanzamiento que hace perfecto honor a la trayectoria de este gran músico canadiense y que, sin duda, tiene sitio en la estantería de todo aficionado al rock en su versión más clásica.

Puntuación: 8

Discográfica: Reprise Records

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos