CENTINELA – CLAUSTROFOBIA

Crítica

Lo de este grupo de Albacete es para enmarcarlo a lo grande. Que tras firmar un prometedor contrato con una de las más fuertes compañías de heavy metal del país (ya sabéis, la del aguijón) y antes de comenzar a trabajar el grupo se vea traicionado en numerosos puntos del mencionado papel y se reponga con tanta decisión comenzando un camino por su propia cuenta es ya digno de mención. Pero que además esa situación sirva como base para la composición del disco más maduro de CENTINELA hasta la fecha (no en vano el malvado bebé de sus portadas ahora ya es todo un hombre) es ya sobresaliente.

Más de un directivo debería estar tirándose de los pocos pelos que le queden si ha tenido la decencia de escuchar aquello que en su tiempo tuvieron la poca vista de dejar escapar. Que vaya por delante mi aplauso a la decisión de la banda de mantener su orgullo por encima de todo y encima demostrárnoslo con un disco que, grabado en su propio estudio de grabación, no deja títere con cabeza, tanto en el aspecto musical, por su contundencia y agresividad, como en el plano lírico.

Musicalmente este es un disco para los fans del heavy metal rápido, contundente y directo. A la legua se nota la mano del señor Lars Ratz en aspectos de producción. Sin grandes florituras pero con un trabajo a las guitarras realmente reseñable, muy rasgadas cuando tienen que serlo y tremendamente afiladas cuando llega la hora de los ansiados solos, que no se prodigan sin sentido, sino que aparecen cuando nuestros oídos ya los ansían con fuerza. Es un potente e intrincado con claras referencias a los riffs de Judas Priest, en especial en muchas ocasiones a los mejores aspectos de discos como el “Demolition” salpicado en algún momento de algún solo cabalgante “Manowar” y, en definitiva, las bases de lo que es un heavy metal bastante puro. Y, digo más, suena a CENTINELA, que tras 4 discos de estudio a cual mejor están en disposición de dar el paso definitivo para ponerse a la cabeza, con permiso de Saratoga, de las bandas más heavys del país.

Como ya dije al principio, gran parte de los temas que pueblan “Claustrofobia” hacen referencia al pasado reciente de la banda, en un claro despecho a su relación con esas entidades responsables de que a veces la música no sea más que un simple negocio. Para José Cano y los suyos su arte es mucho más que eso, nadie manda sobre ella, y así nos lo demuestran en temas como “Escribiré”, “Nueva Vida”, “Vuelvo a Crear”, “Voz”, “Tiempo de Conquistar” o “Gíralo”. Son piezas de auténtica rabia positiva. Hinchados de un orgullo razonable despechan al pasado sin arrepentirse, miran al futuro y, tras metáforas que sirven para cualquier aspecto de la vida, transmiten mensajes que te harán sentir muy bien.

Hay pocos aspectos negativos en “Claustrofobia”. Jose Cano vuelve a demostrarnos que es un enorme vocalista que también sabe defenderse en las baladas donde, aunque técnicamente no es su punto fuerte, sabiamente se sobrepone con una interpretación llena de sentimiento. Así en “Háblame”, que en ciertos aspectos recuerda al ritmo del que dotaban Guns ‘n’ Roses a sus composiciones más íntimas, la banda concentra todo su romanticismo para tocarnos la fibra sensible que todos llevamos dentro. A pesar de ello el tema se queda algo cojo al carecer de uno de esos limpios solos de guitarra que rematan y llevan a otra dimensión este tipo de composiciones. Una pena.

Baja quizás el nivel, pero por aspectos de repetición compositiva, en temas como “Tu Paraíso”, “Le llaman Tempestad” o “Solo un respiro” aunque rápidamente se compensan y en general mantienen el nivel de todo el disco en un alto listón.

Como punto destacado me gustaría puntualizar la presencia de “Cerca de Mi”. Un tema de esos que llenan de color la escucha de un disco. Muy positivo y divertido se presenta como el tema de corte más rockero de todo el álbum y que, a su vez, se combina a la perfección con un estribillo de mucho sentimiento.

Para los ya fans de la banda “Claustrofobia” debería ser ya un disco imprescindible, que mantiene el nivel compositivo de su genial predecesor “Pánico” pero que va un paso más allá en cuestiones de arreglos, sobre todo vocales, y últimos detalles a la hora de completar los temas, así como en producción. Para quienes estéis por conocer a los de Albacete os será útil saber que este disco contiene todos los elementos que hacen a CENTINELA una banda con nombre propio.

Perfecto para el directo sólo queda comprobar que tal será la adaptación de sus dos nuevos guitarristas y yo, no os quepa duda, lo haré.

TRACKLIST:

01. Escribiré
02. Voz
03. Nueva vida
04. Vuelvo a crear
05. Tiempo de conquistar
06. Háblame
07. Sólo un suspiro
08. Sin llegar a dudar
09. Le llaman tempestad
10. Gíralo
11. Cerca de mi
12. Tu paraiso

Grabaron “Claustrofobia”:

Jose Cano – Voces
Javier Simarro – Bajo
Miguel Angel Moreno – Batería
Juan Miguel Mondejar “Maiden” – Guitarra (ex-miembro)
Lorenzo Bascuñana – Guitarra (ex-miembro)

Guitarristas actuales: Juan Parreño y Fernando Moya
Puntuación: 8,25

Autor: Daniel Velasco Alonso

<< volver a discos