CIRCLE II CIRCLE – CONSEQUENCE OF POWER

Crítica

Zachary Stevens regresa tras la discreta edición de su anterior trabajo “Delusions of Grandeur” dispuesto a ofrecer de nuevo toda esa innegable calidad que lleva dentro y, sobre todo, un disco que marque de verdad un nuevo capítulo de presencia en los oídos de los fans del personal power metal que el vocalista practica en CIRCLE II CIRCLE. Un disco titulado “Consequence of Power” para el que ha decidido mantener, únicamente a Andrew Lee a las 6 cuerdas, mientras que entran como nueva sangre a la banda, con respecto a su anterior lanzamiento, Mitch Stewart al bajo y Johnny Osborn a las baquetas.

Y la renovación de personal se nota. “Consequence of power”, si algo tiene, es presencia, mucha presencia conforme vamos adentrándonos en él. Zak vuelve a ponerse las pilas y a facturar un brillante compendio de composiciones que se alejan del power metal más rápido y evidente para acercarse un poco mas hacia un heavy metal más puro, de marcados riffs, de una gran y poderosa presencia vocal y, sobre todo, de ritmos y estructuras que nos traen más recuerdos a los añorados SAVATAGE durante los 4 discos que éste protagonizó junto al gran Jon Oliva, así como a los primeros pasos de estos CIIC con genialidades como “Watching in Silence” o “Burden of Truth”.

La declaración de intenciones es más que evidente ya solo con darle al play y adentrarnos en la primera composición de “Consequence of Power”. “Whispers in Vain” arranca oscura, pausada, como un medio tiempo al que le cuesta ganarse nuestra simpatía en este primer acercamiento, pero del que tendremos gratos recuerdos conforme vayan sucediéndose las escuchas del álbum. La aparición vocal de Zak, tras subir el nivel de intensidad de la base rítmica, es discreta, sin grandes alardes, pero haciendo gala de esa marcada presencia que su voz es capaz de desplegar sobre nuestros oídos, llena de esa actitud capaz de suplir cualquier carencia técnica deslumbrante. Mucho Savatage, construído sobre la peronalidad de Zak y la de Circle II Circle, hay en este álbum, tal y como veremos en el desarrollo de todo el trabajo.

La explosión de velocidad surge en el tema que da título al disco, un “Consequence of Power” muy veloz y de estribillo predecible y del que sin duda destacamos el gran trabajo de Andy Lee a la guitarra y que nos recuerda mucho a los cortes más directos de una banda como Brainstorm. Pero lo cierto es que donde de verdad nos acercamos al espíritu más auténtico y real de CIRCLE II CIRCLE es en los medio-tiempos de marcada presencia ritmica combinada con los altos vuelos de la voz de Zak. Aquí están enormes en este disco y podemos destacar en nuestra escucha temas como “Out of Nowhere” (la comparación con Savatage es inevitable y beneficiosa en este caso), un amargo “Remember” o el más progresivo y lejano “Mirage” donde destaca, por encima de todo, Zak, su voz y su especial forma de subirse a este tipo de ritmos más complicados de digerir.

Recuperamos velocidad y formas en “Episodes of Mania” pero donde de verdad nos encontramos de nuevo con el espíritu más auténtico de Zak es en la genial “Redemption”, la cual sigue una linea muy “Hall of the Mountain King”, con un riff principal absolutamente personal e intransferible y, posiblemente, el mejor estribillo de todo el álbum.

A partir de aquí, “Take Back Yesterday” y su piano de base, el estilo más sinfónico de “Anathema”, por mucho que este se empeñe en acabar poderoso y más agresivo, y la enorme balada que es “Blood of an angel”, representan la sección más sentimental de todo el disco, aquella con la que acaba para dar calidez a un álbum muy completo en sus formas y su puesta a punto, con el único handicap, de este existir, de mostrar la cara más exclusiva de un Zak Stevens que no so lo sabe que se debe a sus más leales fans (quienes disfrutarán sin duda este álbum), sino que es el registro donde más se revaloriza su profesión como vocalista y compositor.

CIRCLE II CIRCLE mantienen el pulso de los años con un 5º disco digno con su historia y sus posibilidades dentro del mercado actual.

Puntuación: 8

Discográfica: AFM Records

Autor: Daniel Velasco Alonso

<< volver a discos