DARKGOUS – DARKGOUS

Descripción

Dentro del power metal melódico y grandilocuente (es decir, ese que exalta los sentimientos de gloria y las virtudes de la lucha en una batalla, o simplemente en la propia vida) hay un aspecto que es importante que esté no solo en las intenciones de la banda que pretende atraparnos con su música, sino que es necesario que forme parte de su propia idiosincrasia e impregne todas y cada una de las notas con las que esta da forma a sus pequeñas piezas de arte. Me estoy refiriendo al sentido de la épica, un bien escaso cuya ausencia fue uno de los grandes males que asolaron la gran avalancha de power metal que recibimos de todos lados a finales de la década de los 90.

Para transmitir a través de la épica y la exaltación de esos sentimientos que llevamos dentro y nos hacen estar orgullosos de lo que somos hay que saber muy bien qué teclas pulsar y cuando hacerlo. Se trata este de un aspecto que sin duda tienen grabado a fuego los tudelanosDARKGOUS quienes son el motivo real de que un servidor haya comenzado este análisis con semejante disertación o divagación (sea como sea que queráis verlo). El caso es que me parecía importante recalcarlo porque se trata de algo que creo que describe muy bien lo que los navarros nos muestran en la segunda maqueta de su no muy extensa carrera (si atendemos a la actividad concreta de la banda tal y como existe a día de hoy).

“Darkgous”, que así se llama también este nuevo trabajo de seis temas (incluidas una intro y un interludio) viene precedido de una reestructuración en el grupo el pasado 2008, año en el que su anterior vocalista Toño (quien grabó con la banda una primera maqueta de cuatro temas) decidió abandonar la banda dejando todo el peso del micrófono al hasta entonces guitarrista del grupo Guille, quien ahora compagina ambas actividades en la formación.

Así pues, y como ya comentaba anteriormente, es el power metal melódico y la épica los dos adjetivos que mejor describen las capacidades tanto técnicas como artísticas de DARKGOUS, algo que consiguen desde la primera de las notas de su conseguida “Intro” y a través de los restantes 5 cortes que componen este trabajo. Todo ello gracias a la importante aportación del teclado de Luis Orte quien va marcando en todo momento la dirección que deben tomar las diferentes partes de cada tema, así como las trabajadas melodías de guitarra de Guille y Gabriel, sin duda influenciados por el legado de bandas como Tierra Santa, Saratoga, Primal Fear o Gamma Ray.

Es esta fórmula bien grabada a fuego, junto con una muy buena producción y un acertado tratamiento de los coros, la que consigue que lo que quieren transmitir cortes como “Ritual” (lleno de ese sentimiento de orgullo hacia esa misteriosa palabra que lo envuelve todo como es el rock), “Injusta Realidad” (un corte mucho más pausado e introducido por una correcta sección instrumental que nos lleva a un estribillo que explora la rabia y la impotencia de este cruel mundo) o “Quisiera Saber” (la pieza más potente y poderosa de todo el disco en lo que a power metal y doble bombo se refiere, completado con un buen combo de guitarras muy a lo Tierra Santa).

“Señor de los Sin Tierra” es una nueva muestra de lo importante que son las teclas y el sentido compositivo de Luis para DARKGOUS. Se trata de una introducción muy fílmica (con cierta influencia a las composiciones de Basil Poledouris para Conan) que nos lleva a una gran “Montaraz”, un tema sin duda típico en su letra pero que no deja de estar bien llevado e interpretado a nivel instrumental, si bien no creo que sea así si en lo que nos fijamos es en la aportación vocal de Guille, tanto en este tema como en toda la maqueta en su globalidad.

Es fácil apreciar que no es Guille, o al menos creo humildemente que no debiera ser, el encargado de llevar las riendas del micrófono en el futuro de DARKGOUS. En este trabajo que nos ocupa cumple, saca a flote los temas y los hace más o menos presentables ante la audiencia, puesto que instrumentalmente el grupo funciona más que bien, pero en todo momento transmite esa sensación de ser algo forzado, de que las letras y los sentimientos que estas transportan nos llegan coartados por las limitaciones del intérprete, y eso es claramente un handicap en la música de los tudelanos.

De la misma forma una de las virtudes del grupo, como es el comentado sentido de la épica a la hora de componer sus temas, podría llegar a ser un arma de doble filo si no de dedicaran el tiempo suficiente en el futuro a desarrollarlo y ampliarlo, es decir, de buscar nuevas y diferentes vías de llegar a esas mismas sensaciones ya que, si atendemos fijamente al cómputo global de la maqueta podemos apreciar como la cadencia y la interpretación de muchos de los temas es en exceso comparable, haciendo que muchos de los estribillos presenten ciertas similitudes estructurales y dándonos la sensación de que cosas como “Ritual”, “Injusta Realidad” o incluso “Quisiera Saber” tienen puntos en común que los hace demasiado parecidas y lineales entre si.

Sea como sea lo que tenemos entre manos con este “Darkgous” es una más que interesante carta de presentación que esperemos que dé sus frutos en el futuro. Un futuro en el que, tal y como podemos ver en el Myspace de la banda, ésta cuenta con encontrar un nuevo cantante, por lo que estaremos atentos a buenas noticias desde Navarra. Mientras, a explorar sobre lo ya trabajado.

TRACKLIST:

01- Intro
02- Ritual
03- Injusta Realidad
04- Quisiera Saber
05- Señor de los Sin Tierra
06- Montaraz

DARKGOUS son:

Guillermo Arregui (Voz y Guitarra)
Gabriel Magallón (Guitarra)
Luis Orte (Teclado y Coros)
Pablo Torrellas (Bajo y Coros)
Eduardo Lovera (Batería y Coros)

Puntuación: 6,75

Autor: Daniel Velasco

<< volver a discos