DEMIURGO – LA VIRTUD DEL INVITADO

Crítica

Actualmente la presencia y la relevancia en la red es algo que se busca de muchas formas posibles, algunas más lícitas que otras, pero siempre con el objetivo de estar presente ante la ingente cantidad de nueva información que nos satura día a día… En este aspecto parece ser que los granadinos DEMIURGO han encontrado una opción muy propia de los días en que vivimos, la de fraccionar su nuevo trabajo y hacer del mismo tres capítulos que la banda irá entregando poco a poco a lo largo de 2012 y 2013. El primero de ellos se llama “La virtud del invitado” y nos trae a unos DEMIURGO totalmente volcados en su peculiar punto de vista del metal, esa visión extraña, pesada y oscura del hardcore que poco a poco van perfeccionando y haciendo totalmente intransferible.

Así es como “La virtud el invitado” nos trae 4 nuevos temas de los granadinos donde éstos se reafirman totalmente en unas convicciones en las que hacen de la disonancia, la cruda incomodidad y los ritmos imposibles su propia razón de ser a la hora de facturar los cuatro cortes que componen este E.P. A todo ello ayuda irremediablemente una producción saturada que llena nuestros oídos de crudeza y nos mantiene alejados, puntualmente, de la atmosférica y limpia aportación vocal de Sergio, quien nos hace viajar continuamente desde estados incómodos de tragedia hacia enfrentamientos más rabiosos con su lado más gutural y agresivo, en esta ocasión más presente frente a nuestros oídos.

Se nos muestran una y otra vez decadentes y oscuros mientras dan rienda suelta a sus anhelos de crear temas atractivos desde la más pura impredecibilidad. El contraste generado en esa confrontación antinatural se hace fuerte y convincente gracias a estructuras como las de “Sus Manos” o “Mi ejecución”, ambos con visos de atraer oyentes en su saturación, su aspecto implorante y su crecimiento crudo y confuso.  La contundencia, los riffs más asesinos y entrecortados se hacen presentes en un desconcertante “Dispárame”, mientras que una atractiva indiferencia es la que marca la despedida con “La ciudad se quemó”, quizás  el corte más plano del E.P.

Camino difícil el que han elegido los granadinos. Sin duda su propuesta musical surge como un oasis en el mundo de la saturada escena metálica nacional contemporánea, un oásis de originalidad que, paradójicamente, puede tener sus trabas a la hora de entrar en los oídos de la gran masa pero que, puntualmente, debería posicionarse como toda una via de escape para los oyentes más saturados y abiertos a las nuevas propuestas del mercado. Además, es gratis.

DEMIURGO son:

Enrique Villalobos – Guitarra
Enrique Pérez – Guitarra
David Ferrer – Batería
Juanra Vera – Bajo
Sergio Vera – Voz

TRACKLIST:

01- Sus Manos
02- Dispárame
03- Mi Ejecución
04- La Ciudad se Quemó

Puntuación: 7,9
Discográfica: Independiente
Autor: Daniel Velasco Alonso

<< volver a discos