DEMON – DEMO 2010

Crítica

A la espera de que los madrileños DEMON editen su primer trabajo aquí nos encontramos con la primera de las semillas de su futuro y crecimiento como banda sólida dentro del panorama del thrash español cantado en castellano. Se tratan, por tanto, de 3 temas a los que podemos denominar como el fruto de algo más de 2 años de idas y venidas en el grupo. 3 temas que representan el tesón de sus miembros fundadores Hugo, a la guitarra rítmica, Jose A. a a la batería y, sobre todo, la consolidación de un quinteto que completan Sergio a la Voz, Rocío al Bajo y la guitarra solista de Alberto…

Como siempre, en estos casos, debemos abstraernos de la primera impresión que pueda darnos la imagen y el logo del grupo, así como ciertos aspectos del sonido de esta primera demo. Y es que debemos recordar, a su vez, que nos encontramos ante eso, ante una demo que pretende mostrar las primeras armas de una banda que comienza su andadura y que tiene una vida muy joven, 3 años desde su nacimiento en estos tiempos tan difíciles en los que nos encontramos no suponen más que un primer paso de aproximación al mundo de la música y al negocio que la rodea… Últimamente nos acostumbramos a que los medios actuales favorezcan la factura de demos y maquetas cada vez más elaboradas y cercanas a lo que podamos entender como un disco en sentido estricto, pero no siempre este es el camino que debe imponerse y es en estos casos cuando debemos retroceder en nuestras costumbres y saber valorar el trabajo de 5 músicos que luchan con los medios de los que disponen. Es aquí donde empezamos a hablar de DEMON a comentar todos los aspectos que los caracterizan como banda y como proyecto de futuro…

Nos encontramos ante un trabajo que deja claro que las aspiraciones de la banda se encuentran enmarcadas en los terrenos del trhash dotado de voz desgarrada y demoniaca y apoyado siempre en ritmos pesados y muy marcados, no especialmente veloces, sino dando mucha importancia al medio tiempo y a los urgentes solos de Alberto, que surgen refrescando la escucha entre los ácidos y subterráneos riffs de guitarra de Hugo. Éstos son, sin duda los rasgos más representativos y destacados de DEMON y en los primeros que nos fijamos una vez estamos dentro de «La Luz Oscura (El Humanista)», algo que refrendan, mejoran y amplían en «Revolución», probablemente su mejor composición y el mejor trabajo de toda la demo en lo que a guitarras y coros se refiere (absolutamente acertados y oportunos). Riff simple pero enérgico apoyado en un par de solos geniales y cortantes se nos quedan grabados en la primera escucha de este buen tema que probablemente volvamos a escuchar tras nuestra primera incursión.

«A.D.M.» nos trae a unos DEMON algo descontrolados a nivel compositivo, pero en el fondo siguen en su linea agresiva y destructiva al completar el corte más caótico de la demo, con diversos cambios de ritmo y de nuevo una batería a piñón fijo y protagonista, en esta ocasión, del resultado final del tema.

Linealidad y simpleza son, sin duda, el arma de doble filo de DEMON. Por un lado nos muestran a una banda sincera y con posibilidades de futuro mientras que por el otro podría llegar a lastrarles a nivel competitivo si no ponen especial cuidado en los aspectos rítmicos de los temas, en las secciones algo repetitivas de batería o un mayor colorido vocal en el desarrollo de sus creaciones ya que, por el momento, la voz de Sergio me ha resultado correcta pero limitada.

Se trata, por tanto, de un correcto y personal primer pasito que deberá ser refrendado pronto por una continuidad más contundente y descarada. Será importante, en esa transformación, tener especial cuidado con un nombre demasiado común que espero que no les de problemas legales en el caso de prosperar y avanzar en este negocio, así como poner una mayor atención o cuidado en la imagen que quieran mostrar al mundo. La música es música, de eso ninguno tenemos duda, y en ese campo DEMON se defienden y están dispuestos a pelear, se nota, pero ante la tremenda avalancha de propuestas que existe actualmente (y más dentro del panorama thrash nacional) la diferenciación debe de ser rápida y destacada. Hasta aquí han valido los dibujos amateurs y el diseño casero de un logo limitado y ciertamente infantil (con todos mis respetos). Ahora empezamos a mostrarnos al mundo y eso requiere un vuelco hacia terrenos más profesionales y convincentes. Un grupo es una mezcla equilibrada de técnica, actitud, imagen y tablas. Mi recomendación es que no se olviden ninguno de estos factores en la andadura…

Puntuación: 6

Autor: Daniel Velasco

<< volver a discos