Druj – Chants To Irkalla

Crítica

El trío estadounidense de sludge/doom death metal DRUJ sacaron el pasado octubre su primer largo, “Chants To Irkalla”, de la mano de Godz Of War, siempre comprometidos a difundir sonidos más oscuros y fúnebres. En su nuevo disco, DRUJ nos envuelven en la mística aura de las creencias babilónicas y nos hablan de Irkalla, la representación del infierno a ojos de esta antigua cultura. Un álbum en el que destaca la presencia de un bajo que cohesiona y otorga un cuerpo muy denso a la obra.

Este trabajo comienza con la arrolladora “Ziggurat Ablaze”, cuya intro se basa en una guitarra atmosférica y un fuerte bajo acompañados de un redoble de tambor. Pronto predomina un ritmo doom, muy pesado, oscuro, con una voz que cabalga a medias entre el death y el black. Durante algunos compases de la misma atisbamos una melodía en la guitarra que podría ser más propia del black. Hacia el ecuador del tema nos encontramos con un profundo interludio a guitarra limpia para llevarnos después a la oscuridad absoluta.

He Who Drinks Of Namma” empieza algo más animada, sin dejar de ser aplastante, hasta que cerca de la mitad del tema se vuelve aún más pesada si cabe, desgarrándonos con sonidos de ultratumba. Una canción que se alarga hasta los seis minutos y con ella, a pesar de ser la segunda del álbum, ya cubrimos más de la tercera parte del disco.

A continuación nos inmiscuimos en la densa “Chants To Irkalla”, canción que da título al disco que tenemos entre manos. Una canción decididamente tétrica, con varios cambios significativos tanto en ritmo como en atmósferas. Especialmente hacia el final se vuelve extremadamente pesada, cayendo como una losa y siendo su cierre una brutalidad.

Rompiendo con el aire sludge, “Consort Of Sin” comienza como si estuviéramos escuchando un disco de una banda de black atmosférico. Todo un espejismo, pues en poco más de un minuto ya nos llevan al terreno de doom death underground que predomina en el sonido de DRUJ. Un grupo que tiene esa esencia de garaje o club underground que se nota hasta en la producción del trabajo, sonando muy auténtico, lo que es de agradecer en estos tiempos que corren.

De nuevo se nos introduce un aura más blacker en “Invoke”, penúltimo tema del primer largo del trío estadounidense. Si bien no es una corriente que predomine en la totalidad del álbum, es un sello personal de Druj introducir sonidos más propios del black en sus composiciones. De hecho, no es hasta casi el final del tema cuando nos llevan a un sonido más sludge. Esta canción tiene una intención de sonar claramente como lo que nos indica su título: algún tipo de invocación a un antiguo dios maligno.

Ashes of Immortality” es la última pieza del disco, que con tan solo seis canciones se alarga hasta casi los cuarenta y cinco minutos. Una composición interesante, pues en ella se aprecia algo más de melodía que en las anteriores. Una propuesta muy original, pues se nota la marca distintiva de DRUJ, siempre atronadora, voz gutural, oscura y pesada. Para mí es un acierto que cierren este “Chants To Irkalla” con esta canción.

El trío de Alaska ha sabido sacar a la luz un disco de un aire underground que no suena a lo típico que se escucha siempre en este tipo de estilos, y que consigue a la vez que sonar fresco, ser extremadamente fiel al sonido sludge tan oscuro y pesado al que estamos acostumbrados. En lo que me ha parecido un trabajo de una duración aceptable, que se hace ameno de escuchar, he conseguido encontrar un montón de elementos de una notable originalidad. En definitiva, un trabajo con mucha mala leche y oscuridad que no dejará indiferentes a los oyentes más interesados en estos sonidos.

Tracklist:

1.- Ziggurat Ablaze
2.- He Who Drinks Of Namma
3.- Chants To Irkalla
4.- Consort Of Sin
5.- Invoke
6.- Ashes Of Immortality

DRUJ son:

Guitarra: CT
Bajo, voz: SH
Batería: AK

Nota: 8/10

Discográfica Godz Ov War

Autor: Ioritz Rosa

Facebook Oficial de DRUJ

RSS
Follow by Email
Facebook
Google+
https://metalcry.com/discos/druj-chants-to-irkalla">
Twitter
<< volver a discos