DZÖKER – NAZCA

Crítica

Desde Santander llegan DZÖKER, una banda de Stoner cargada de calidad instrumental que recientemente nos presentaron su primer disco, “Nazca”, con el que nos muestran su sonido, cargado de riffs muy logrados, ritmos contundentes y, sobre todo, un sonido muy personal y lleno de destellos de genialidad, sobre todo en la instrumentación y especialmente en las guitarras. Y eso es especialmente destacable por el hecho de que son solo tres músicos, lo que hace todavía más meritorio el conseguir un sonido así.logo dzöker

El disco se abre con “Free living”, un tema con un riff muy pegadizo y reconocible, que muy pronto gana potencia, para desarrollarse como un tema que se nos queda en la cabeza desde el primer momento, con mucha fuerza y un sonido muy contundente, que queda muy completo sobre todo cuando llega el estribillo, sencillo pero muy efectivo. Además, también se trata de la canción más corta del álbum, lo que supone que sea una forma muy buena de introducirnos en el sonido del grupo.

Seguimos con “Chance”, una canción cuyo riff también es muy reconocible, pero que tiene un sonido más denso. No obstante, desde el punto de vista instrumental, es una canción con muchos matices, que enriquecen el sonido y que nos obligan a prestar mucha atención. Además, el grupo sabe muy bien como combinar los diferentes cambios de ritmo, para conseguir un sonido muy original y personal.

Think” empieza con cierta densidad, aunque con la guitarra desarrollando una melodía muy identificable. Es una canción llena de matices, que desde el principio nos obliga a prestar mucha atención para no perdernos ni un solo detalle de los muchos que tiene, sobre todo a nivel instrumental.

Seguimos con una canción que empieza con mucha densidad y pesadez, “Light in darness”. En esta canción, de más de ocho minutos, el grupo tiene tiempo de desarrollar una partitura llena de matices y cambios de ritmo que hace que se nos pase de forma muy rápida, casi sin darnos cuenta.

Continúa la diversión con “Acid rain”, que empieza con mucha fuerza, y que luego se desarrolla de manera muy fluida, con un sonido incluso fácil de escuchar, por la gran carga melódica que tiene en algunos momentos. Es una canción muy contundente que resulta muy atractiva al oído, de forma que muy pronto se quedará entre nuestras favoritas.

Volvemos a la contundencia y a la densidad en los primeros compases de “Black poison”, aunque también es una canción en la que la guitarra sirve para recordarnos que Ben sabe muy bien lo que tiene que hacer con su guitarra. Los cambios de ritmo hacen que sea una canción muy variada y llena de matices que gustará a los amantes de los sonidos menos lineales.

Con el sonido de la batería y, poco a poco, el de los demás instrumentos, empieza “Blood”, una canción de arranque denso y contundente, pero que muy pronto se acelera y gana fuerza. Y precisamente esa fuerza es la que hace que sus casi nueve minutos de duración, en los cuales la duración de los pasajes instrumentales es muy superior a la de los pasajes cantados, se nos pasen casi sin darnos cuenta, y porque además está cargada de matices y de cambios de ritmo.

02 Dzöker Gijón

Llegamos a la canción que más me gusta del disco, y la misma con la que abrieron su actuación en la última edición del METAL OSTIES FEST en Gijón, “Wink me”, una canción que empieza con mucha potencia y con un sonido muy vivo y divertido, lo que hace que, precisamente por eso, sea, desde mi punto de vista, la mejor canción para arrancar un concierto, porque es muy directa y además su duración, de alrededor de cinco minutos y medio, es ideal para un inicio contundente de la actuación.

De nuevo vuelve la contundencia cuando empieza “Oil at 3000 rpm”, pero es solo en los primeros compases, porque muy rápido el tema gana un ritmo más rápido y directo. La voz y la guitarra compiten por llamar nuestra atención, así que creo que Ben tiene que currárselo mucho a la hora de tocar esta canción en directo, porque tiene tela… Otra gran canción.

El disco acaba con “Hair”, una canción de riff muy reconocible y de sonido muy potente, que se desarrolla con velocidad y de forma muy fluida, aunque también notamos unos leves cambios de ritmo que enriquecen el sonido, siendo un perfecto resumen del original sonido de DZÖKER.

En resumen, nos encontramos con un álbum muy logrado, que nos presenta a unos DZÖKER muy compenetrados a la hora de tocar, que crean unas canciones complejas pero muy fáciles de escuchar, por la gran cantidad de matices y de cambios de ritmo que tienen. Escuchadlo, que os va a gustar.

Track list:

1- Free living.
2- Chance.
3- Think.
4- Light in darkness.
5- Acid rain.
6- Black poison.
7- Blood.
8- Wink me.
9- Oil at 3000 rpm.
10- Hair.

DZÖKER son:

Ben Lyser: Guitarra y voz.
Jota: Bajo.
Ernes: Batería.

Discográfica: Autoproducido.
Puntuación: 9/10
Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos