ELVENKING – THE SCYTHE

Crítica

Vamos ahora con el nuevo lanzamiento de un grupo por el que siempre he sentido un poco de cariño, desde su primer lanzamiento en 2001 bajo el título de “Heathenreel”. Elvenking son esa clase de grupo que sabe coger sonidos muy diferentes entre si y mezclarlos como si fueran partes de un mismo todo. Con aquel monumental tema que era “Seasonspeech” me hicieron pensar que podían hacer cosas muy grandes. Luego el grupo se separó, varios miembros fueron reemplazados y salió a la venta “Wyrd” que continuaba dignamente la senda de “Heathenreel”. Tras “Wyrd” volvió a haber cambios en el grupo y Damnagoras (voz) volvió a la formación (buena noticia sin lugar a dudas). A finales de 2005 pude hablar con Damnagoras vía mail en una entrevista previa al lanzamiento de “The Winter Wake” dónde comentábamos los cambios en el grupo y como había afectado eso a la música. El disco resultó más o menos como me habían contado, con algo menos de fuerza quizá, pero conservando la esencia del grupo. Sin embargo, había un problema; Elvenking seguían (y siguen) siendo un grupo promesa. Les falta ese disco que rompa la escena, que les haga subir a lo más alto. Tenía la esperanza de que con “The Scythe” lo conseguirían, pero no ha sido así.

Su nuevo trabajo se presenta como un disco bastante sólido, con un sonido personal y combinando de forma bastante inteligente elementos del folk, del power y del metal más clásico. Buenos riffs a lo largo de todo el disco, grandes melodías y un uso excelente de distintos tipos de voces. Parece perfecto, pero le falta algo, no sabría decir exactamente qué. Con temas como “The Scythe”, “Lost Hill Of Memories” o “Infection” queda demostrada la vocación del grupo. Cabe destacar una mejoría en las partes instrumentales más “heavies”. Personalmente me gusta el tema “Poison Tears” con un riff muy bueno y una melodía pegadiza. Sin lugar a dudas hubiera sido mi elección para el single y creo que será un fijo en los próximos shows del grupo. Más adelante nos encontramos con “Romance and Wrath” que se me antoja uno de los temas que, aún dentro de su estilo, menos encaja en un disco de Elvenking. “The Divided Herat”, “Tontentanz” y “Death An The Suffering” preparan el final del disco con buenas melodías, elementos folk y medievales y riffs pegadizos y fuertes. Cada canción toca una de las ramas del sonido de Elvenking de forma bastante específica y con relativo éxito. Para terminar “Dominhate”, con casi nueve minutos de duración, condensa todo lo que este grupo es capaz de ofrecer, y nos muestra una faceta menos explotada pero igual de valiosa: cierta vena progresiva. Sin lugar a dudas el tema más elaborado del grupo en los dos últimos discos, pero aún se encuentra lejos de aquella joya que es “Seasonspeech”. Un muy buen tema para cerrar un buen disco.

Como decía al principio, el disco es bueno, compacto y bien hecho, pero le falta algo, un toque aquí, otro haya, no lo se a ciencia cierta, pequeños detalles. Elvenking deben trabajar duro para su próximo disco. Se puede entender que les cueste sacar ese disco “groundbreaker” debido a los movimientos internos del grupo, pero corren el riesgo de quedarse en un grupo que hace buenos discos sin más, desaprovechando ese potencial que podría encumbrarles a la cúspide de la pirámide.

Track List:

I. The Scythe
II. Lost hill of memories
III. Infection
IV. Poison tears
V. A riddle of stars
VI. Romance & Wrath
VII. The divided heart
VIII. Horns Ablaze (bonus track)
IX. Totentanz
X. Death and the suffering
XI. Dominhate

Elvenking son:

Damna – Voz
Aydan – Guitarras
Gorlan – Bajo
Zender – Batería
Elyghen – Violin y Teclados

Han participado en el disco:

Mike Wead – Primer solo de “The Scythe” y segundo solo de “A Riddle Of Stars”
Laura de Luca – Voz femenina en “Romance And Wrath” y “Dominhate”
Jared Shackleford – Poema de la Muerte
Mauro Bortolani – Piano
Isabella Tuni – La dama con la guadaña en “Romance And Wrath”

Cuarteto de cuerda (dirigido por Elyghen):

Eleonora Steffan – violin
Valentina Mosca – violin
Elyghen – viola
Marco Balbinot – cello
Puntuación: 8

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos