EXILIA – MY OWN ARMY

Crítica

El año pasado tuvimos algunos ejemplos de grupos que la mayoría encuadrábamos (con bastantes motivos creo) en lo que se dio en llamar “Nu Metal” que saltaban de nuevo a la escena con discos que, sin perder su esencia, suponían un paso adelante gigantesco en su sonido. Tales fueron los casos de Ill Niño o Disturbed, que nos sorprendieron con verdaderos discazos en 2008. Apenas comenzado este 2009 nos encontramos con el nuevo lanzamiento de Exilia, que lleva por título “My Own Army”.

El grupo italiano regresa en este nuevo año con su cuarto larga duración debajo del brazo y para presentarnos una interesante evolución en su sonido, decididamente más maduro que en los tiempos de “Unleashed” o “Nobody Excluded”. Los tres años de trabajo que la formación ha invertido en este redondo se notan en el resultado final, aunque sigue habiendo detalles por pulir.

El disco arranca bastante bien con “Phoenix”, “Are You Breathing” y “The Hunter”, ofreciendo una gran colección de buenos riffs, melodías interesantes y un gran juego de voces. Compositivamente el disco es correcto, con algún destello de talento puntual, pero sin llegar a sobresalir desde mi punto de vista. Los temas están pensados para resultar atractivos y difíciles de olvidar, lo que sumado a la contundencia en los riffs y el buen hacer en las melodías resulta en un trabajo ideal para el directo.

“I’m Perfect” y especialmente “Across The Sky” mejoran lo primeros temas con unas dosis extra de imaginación. En el apartado técnico no se puede señalar ni un solo punto negro, especialmente en las voces de Masha, que son totalmente perfectas para el estilo. Contar con una mujer a las voces teniendo en cuenta el sonido que el grupo despliega es algo que sin lugar a dudas le confiere personalidad, especialmente porque Masha no es una cantante nada convencional.

“Emptiness Of You” mantiene la línea “Across The Sky” y es a partir de una inspirada “Far From The Dark” cuando comienzan a aparecer los problemas del disco en forma de una ligera repetición en las melodías y las estructuras, que hace que el disco pierda interés en su recta final. De los últimos cuatro temas solo “My Own Army”,un medio tiempo “in crescendo”, es el único que pone un punto de originalidad y se desmarca de los otros.

Exilia van por el buen camino, pero aún les queda algo de distancia hasta alcanzar todo su potencial en estudio. En cuanto al directo, estoy seguro de que los nuevos temas funcionarán a la perfección, algo que podremos comprobar durante su gira con Ill Niño y God Forbid. Un buen disco para los fans del estilo.

Puntuación: 7

Autor: David Rodrigo (Coon)
<< volver a discos