Fallujah – Undying Light

Crítica

El aclamado quinteto californiano FALLUJAH vuelve a la carga con su último trabajo, “Undying Light”. Un disco que nos habla de una sociedad hipócrita, carcomida por las redes sociales y condenada al fracaso. Este es el cuarto LP de la banda y el primero en el que aparece su nuevo vocalista, Antonio Palermo, que ha dado la talla y parece haber revitalizado a la banda. Tras una exitosa gira por Europa junto a los todopoderosos Obscura, Fallujah sacan a la calle este viernes 15 de marzo su nuevo trabajo a través de Nuclear Blast. Hemos podido escucharlo en primicia y he aquí su desglose.

Nos adentramos en este “Undying Light” con “Glass House”, tema que abre el largo. Una canción en la que pronto queda plasmada la nueva dirección que está tomando el grupo en su sonido y en sus composiciones. Con una intro melódica que da paso a una batería muy rápida, algunas melodías pegadizas y una voz desgarradora en todo momento, así como algunos compases muy atmosféricos, desde luego no se asemeja a su anterior trabajo, “Dreamless”.

Last Light” es el tema que prosigue en el disco, siendo este muy técnico, y por la línea de “Glass House”, con ese sonido cargado de sentimiento que Fallujah ha empezado a desarrollar. De hecho, hacia la mitad de la canción se nos presenta un break lento que poco a poco sube de intensidad hasta volver al estribillo. Una canción muy bien ejecutada.

La tercera es “Ultraviolet”, que para empezar ya suena más contundente, con un bajo acompañando con un sonoro slap que rellena cualquier hueco. De nuevo más melodía, para dar paso a unos riffs rápidos y técnicos en el centro del tema que son sencillamente exquisitos. Algo que me gusta mucho, personalmente, es que hayan dejado atrás los sonidos más “core”, en lo que para mí es una demostración de madurez que debo mencionar.

Antes de seguir, quisiera hacer un pequeño inciso. Y es que estos primeros temas parecen una sola canción dividida en tres, como si Nuclear Blast les hubiera prohibido sacar un solo tema de once minutos. Obviamente esto no ha sido así, pero lo digo porque son tres canciones que se complementan tan bien que podrían ser partes de un mismo tema más largo. Esto puede ser todo un acierto, pues se consigue un disco muy cohesionado, o quizá resulte un tostón, depende de los oídos que lo escuchen. Eso os lo dejo para que lo juzguéis vosotros mismos.

¿A qué viene el inciso anterior justo ahí? Bien, se debe a que “Dopamine”, cuarto tema del álbum, tiene poco o nada que ver con los tres anteriores. Mucho más tranquilo, un tempo más lento, más técnico, con voces limpias que están perfectamente integradas, mucha atmósfera… Rompe con lo que nos habían enseñado antes y a partir de aquí, para mi gusto el disco toma una línea ascendente. Este tema es bastante desgarrador, pues no nos augura un futuro bonito precisamente…

De este modo ya hemos llegado al ecuador del trabajo. Vamos con “The Ocean Above”, tema que cuenta con una interesante intro previo a la entrada de la voz, y sigue con un riff extremadamente contundente que lleva al estribillo que, por cierto, es sencillamente precioso. Ahí se nota que Fallujah han puesto mucho sentimiento a la hora de componer este “Undying Light”, que hasta ahora es un trabajo muy dinámico y divertido de escuchar.

Hollow” entra con un fade in que acaba en una contundente intro de manera impecable y que obliga a mover la cabeza. La voz entra suave y poco a poco le dan paso con mayor intensidad. El estribillo es muy compacto y melódico, con bastante atmósfera, y en el break que lo sigue la batería sobresale con una demostración técnica sorprendente.

A continuación tenemos “Sanctuary”, que cae como una patada. No me puede fascinar más esa intro, a toda velocidad, con un riff que suena melódico pero con una contundencia sorprendente. Cuando entra la voz coge más peso pero baja la velocidad. De nuevo sobresale el estribillo, con esos toques de melodía y atmósfera tan agónicos que FALLUJAH han escogido trabajar en este dsico. Más adelante tenemos unos compases a una velocidad vertiginosa, cargados también de sentimientos. Así acaba el tema, con un riff algo más pesado.

La canción número ocho del álbum es “Eyes Like The Sun”, una composición peculiar, cañera y cargada de mala leche que golpea muy fuerte con una batería rápida y contundente. De hecho en este tema lo más destacable es la batería, con un montón de cambios de ritmo. Al final las cuerdas se vuelven más calmadas, y poco a poco nos llevan al final. Un tema sorprendente.

Distant And Cold” tiene desde el principio un toque más íntimo, con una intro bastante lenta y una voz desgarradora. Resulta casi hipnótica. Y es que tiene poco que ver con los temas anteriores. Esta va más lenta, con las guitarras a medio gas y la voz sonando como distante, con una atmósfera densa y triste. Además hay un detallazo y es que han introducido orquestación o algún sample por el medio y le da un toque muy chulo.

Así llegamos al final del este “Undying Light”, que se despide con “Departure”, probablemente la canción más dura del disco en las guitarras, con esa intro pausada y cañera, que da paso a una batería rápida seguida por unas guitarras un tanto atmosféricas. Todo esto antes de llegar al estribillo que tiene un ritmo peculiar que no utilizan ni una sola vez en el disco salvo en este tema. Muy curioso.

A decir verdad de “Undying Light” solo puedo hablar elogios. La producción me ha gustado mucho, pues suena compacto y se distinguen absolutamente todos y cada uno de los instrumentos de manera impoluta. Además, el hecho de que no suene a “core”, como ya he dicho antes, es una prueba de madurez y, para mí, hasta de calidad musical. Porque esto significa no hacer en las garras de lo convencional o lo comercial y así Fallujah han conseguido sacar un álbum que suena a algo único. Personalmente me ha resultado muy fácil de escuchar por su dinamismo y su buen hacer. Y de hecho se nota todo el empeño y el sentimiento que los californianos han tratado de plasmar en este disco. Como ya hemos comentado, “Undying Light” estará disponible a partir de este viernes 15 de marzo. No dudéis en escucharlo, pues es una apuesta segura.

Tracklist:

1.- Glass House
2.- Last Light
3.- Ultraviolet
4.- Dopamine
5.- The Ocean Above
6.- Hollow
7.- Sanctuary
8.- Eyes Like The Sun
9.- Distant And Cold
10.- Departure

Fallujah es:

Voz: Antonio Palermo
Bajo: Rob Morey
Guitarra: Scott Carstairs
Batería: Andrew Baird
Guitarra: Brian James

Puntuación: 9/10

Discográfica: Nuclear Blast

Autor: Ioritz Rosa

<< volver a discos