Fiddler’s Green – Hey day

Crítica

Desde su fundación en 1990, FIDDLER´S GREEN ha defendido su propia forma de arte musical, que desde entonces los ha hecho muy conocidos más allá de las fronteras de Alemania. El corto y memorable «Irish Speedfolk» llama al sexteto de Erlangen su mezcla creativa de influencias folk, ska, punk, reggae y rock.

Esta es la carta rápida de presentación de un grupo de corte irlandés. Además bien definido por ellos mismos, pese a ser alemanes. Y música que aunque pueda sonar con influencia de Flogging Molly, Gogol Bordello, The Rumjacks, Street Dogs e incluso toques de The Real McKenzies o Dropkick Murphys, es en muchos de los casos precursora de los mismos, siendo su veteranía es un grado y se nota en los temas.

Quizás no son tan conocidos, pero es que desde «The Freak of Enniskillen, las intenciones se dejan claras. Fiesta es lo primero que viene en este tema, además de ser un tema muy folk rock de un corte claramente irlandés, se les nota que van a pasarlo bien. Coros muy animados, que son proclives a cantar. Si esto es el primer tema, imaginaros el resto.

O eso pensaba al escuchar “No Anthem” con matices que me llevan a Gogol Bordello, pero con un sentimiento que aflora en todas las notas, con ese toque rock y folk que tantas veces hemos escuchado en Flogging Molly o The Rumjacks con el violín y la guitarra distorsionada.

“Limerick Style” y “Farewell” son un par de temas algo antagónicos. Por el estilo lo mantienen, pero la parte más fiestera o quizás de composición o de musicalidad son un tanto diferentes. Más cruda la primera y más sencilla la segunda.

“Born to be a Rover” es una típica canción de corte folk irlandés, con un toque muy guitarrero, un buen estribillo y pegadiza. Una de mis favoritas del disco, que da paso a la instrumental «The Congress Reel” que actúa a modo de punto de inflexión.

Según va avanzando a esta segunda parte nos siguen surgiendo nombres como The Chieftains, incluso brevemente Gwendal o The Young Dubliners, pero es un compendio equilibrado que bebe del pasado y adaptado a las corrientes actuales, con “Better You Say No” que podría ser de Dropkick Murphys perfectamente, o “Cheer Up” de Flogging Molly o “One Fine Day” de Street Dogs, pudiendo llegar a pensar en algún momento en los primeros Mägo de Öz.

“One Fine Day” un tema muy potente, con gran estribillo de nuevo y que nos va a llevar a la fiestera total que es “John Kanaka” que puede pensarse que los mismísimos The Pogues podrían estar tras ella.

“Heyday y “Steady Flow” mantiene la estela de las anteriores, con todos los elementos típicos del grupo y esa velocidad que a veces le imprimen a las canciones con la mezcolanza de instrumentos y elementos del folk rock de corte celta más vibrantes.

Together as One” es el estilo de canción perfecta para la despedida. De toque baladístico y sobre todo con un saber sentimental de aquellos que se unen en el pub para decir adiós o para despedirse hasta la próxima, que será en un tiempo.

Un disco que te ayuda a levantar el ánimo y que su procedencia puede chocar, pero cuanto menos a mi me ha hecho descubrir a un veterano grupo, al que espero poder prestarle la atención requerida, al menos cundo me apetezca tener un cierto aire festivo en mi casa.

Fiddler’s Green son:

Ralf “Albi” Albers: voz, guitarra acústica, mandolina, bouzouki, banjo
Pat Prziwara: voz, guitarra eléctrica, guitarra acústica, mandolina, bouzouki, banjo
Tobias Heindl: violín, voz.
Stefan Klug: acordeón, bodhrán
Rainer Schulz: bajo
Frank Jooss: batería, percusión

Tracklist:

1. Prelude
2. The Freak of Enniskillen
3. No Anthem
4. Limerick Style
5. Farewell
6. Born to be a Rover
7. The Congress Reel
8. Slainte
9. Better You Say No
10. Cheer Up
11. One Fine Day
12. John Kanaka
13. Heyday
14. Steady Flow
15. Together as One

Discográfica: Deaf Shepherd Recordings

Puntuación: 7.5/10

Autor: José E.Egurrola

<< volver a discos