GLENN HUGHES – LIVE IN WOLVERHAMPTON

Crítica

Absolutamente incombustible, incansable, Glenn Hughes sigue dándonos sorpresas como la que nos encontramos en este nuevo trabajo. En menos de un año Glenn ha estampado su firma en dos discos de Black Country Communion, falta menos de un mes para que vea la luz el primer directo oficial del grupo y, por si fuera poco, nos presenta un fantástico doble album en directo, recogido en una doble actuación en Wolverhampton, en la que Hughes preparó dos noches de auténtica magia.

En la primera de ellas el carismático vocalista confeccionó un setlist que recogía algunos de sus clásicos con Deep Purple o Hughes/Trall y varios de sus temas en solitario, representando discos desde “Soul Mover” o “Music For The Divine” hasta el más reciente y excéntrico “First Underground Nuclear Kitchen”. Con la garra, la fuerza y la clase que le caracterizan, Glenn Hughes se muestra absolutamente natural y sin artificios en un directo que nos permite sentir a toda la banda y al grupo, que nos muestra ambos elementos interactuando y nos ofrece interpretaciones tan memorables como las correspondientes a “Muscle And Blood”, “You Got Soul”, “Don’t Let Me Bleed Out” o la peculiar “Crave”.

Con la voz cada día más fuerte y capaz (absolutamente sorprendente lo de este hombre), sin lugar a dudas el tema que más destaca en este primer CD de “Live In Wolverhampton” es “Mistreated”, una demostración de poderío al alcance de muy pocas gargantas. Sencillamente impresionante.

Como impresionante y emocionante fue la segunda noche de actuación, recogida en el segundo CD de este trabajo, y que nos muestra un set compuesto en su totalidad por temas de Trapeze, un concierto dedicado a la memoria de su amigo y cofundador en aquel grupo, el guitarrista Mel Galley, quin falleciera en Julio de 2008.

La actuación, cuyas entradas se vendieron bajo el nombre de “You Are The Music: An Evene Of Trapeze”, nos muestra a un Glenn Hughes emotivo y lleno de fuerza, que se lanza a la interpretación de temas como “Touch My Life”, “Keepin’ Time” “Seafull”, “Medusa” o, por supuesto, “You Are The Music”.

“Live In Wolverhampton” refleja una doble actuación muy especial, en la que el público pudo disfrutar de temas poco vistos en los conciertos habituales del cantante, así cómo del primer concierto compuesto íntegramente por temas de Trapeze que Glenn Hughes ha interpretado nunca como artista en solitario.

Sin duda nos encontramos ante un trabajo a la altura del personaje que lo firma: un trabajo sincero, sin artificios, con buen sonido y que nos presenta una muestra absolutamente fiel de lo que podemos esperar de Glenn Hughes sobre un escenario. Un gran trabajo, recomendable para todo aquel que disfrute del estilo y la voz de Hughes.

Puntuación: 9

Discográfica: Ear Music

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos