INCURSED – ELDERSLIED

Crítica

Poco hemos tenido que esperar para escuchar lo más nuevo de INCURSED, ya que, si en noviembre nos presentaron “Beer bloodbath”, en diciembre, dieron a luz a su tercera obra de larga duración, este “Elderslied”, que financiaron a través de una campaña de crowfunding, y que os comentamos seguidamente.
En “Elderslied”, los vascos profundizan en su estilo, su Pagan /Viking Metal, haciendo que sus canciones sean, si cabe, todavía más completas, de manera que el resultado final es un disco sobresaliente con trece temas que quedan entre lo mejor de 2014.Incursed logo

El disco empieza con “Song of the ancient”, una intro que va creando una atmósfera misteriosa primero y épica después, muy sugerente. Es una buena forma de introducirnos en el sonido del disco y de prepararnos para la primera canción, “Heart of Yggdrasil”, una canción cañera que cuenta con la colaboración de Andrés Ferrando al violín. Es una canción que desde el principio es tralla en estado puro, con un punteo de la guitarra muy reconocible que suena por encima de un ritmo muy rápido y potente de la batería. Cuando empieza a sonar la voz, el ritmo se ralentiza un poco, aunque sin perder contundencia. Como sucede siempre en este grupo, el contraste entre la voz limpia y la voz gutural resulta de lo más interesante.
Seguimos con “Raging Wyiverns”, una canción que ya se incluía en “Beer bloodbath”, y que resulta una canción muy conseguida, con su inicio tranquilo, que da paso a mucha más agresividad, lo que hace que sea una de las canciones más conseguidas del disco, igual que ya lo era en el EP.
La siguiente es “The wild hunt”, en la que vuelve a colaborar Andrés Ferrando. Empieza con densidad, para rápidamente acelerarse, con un riff muy pegadizo y reconocible. Se trata de un tema muy variado, con partes incluso sorprendentes, por ejemplo las del violín, en el que se alternan partes más fáciles de escuchar con otras un poco más agresivas.
Con potencia empieza “Beer bloodbath”, la canción que había dado título al EP. Como ya dijimos al hablar del EP, la melodía con la que empieza es muy pegadiza, y el desarrollo de las estrofas contundente y agresivo. Muy destacables el cambio de ritmo y los coros del final.
Con el sonido de unas gaviotas y mucha tranquilidad empieza “Tidal waves”, que rápidamente se acelera con un riff muy reconocible en la guitarra y un ritmo veloz en la batería. Se trata de una canción que nos obliga a mover la cabeza casi sin darnos cuenta, y que se recuerda desde la primera escucha.

Incursed banda

Continuamos con “Jötnar”, una canción que empieza con densidad, un tema de siete minutos que va ganando contundencia por momentos, con esos contrastes de voz tan típicos del grupo y con unas melodías que son una verdadera delicia. Pero también hay partes más aceleradas y agresivas que nos demuestras la versatilidad de INCURSED.
Como una forma de devolvernos la calma llega “A fateful glare”, un interludio que nos ayuda a recuperar el aliento después de la caña anterior y que nos prepara para la caña que está por llegar.
Y la caña llega con “Lady Frost”, una canción potente desde su inicio, en la que colabora Oier “Jones”, de ORION CHILD. Se trata de un tema que tiene un riff muy pegadizo, y un ritmo rápido y contundente, en el que las voces encajan a la perfección entre sí, a pesar del contraste entre ellas. Además, hay unos cambios de ritmo que enriquecen el tema y le dan cierto aire épico en algunos momentos.
The undying flame” es la segunda parte del tema “Homeland” de su anterior disco de larga duración, y en ella colabora Hugo, de RISE TO FALL con un solo de guitarra. Es una canción que empieza de forma épica, para desarrollarse después como un medio tiempo no exento de agresividad en algunos momentos. En este caso, el contraste entre las voces es todavía más evidente que en las demás canciones. El resultado final es una canción cargada de detalles y muy conseguida.
La melodía se apropia de “Suaren Lurraldea (The land of fire)”, tema cantado totalmente en euskera que empieza con una música que parece sonar de un disco de vinilo, para muy pronto arrancarse con fuerza con un punteo muy reconocible. Resulta un tema fácil de escuchar, en el que el teclado y, sobre todo, la manera en la que las dos voces se complementan en el estribillo hacen que resulte una verdadera pasada. Y es que, como siempre digo, el euskera me parece un idioma muy musical, que es expresivo aunque no lo entendemos. O eso creo yo, vamos.
Pero la verdadera joya de este disco es “One in a million”, una canción de más de diez minutos, dividida en cuatro partes (“The dawning”, “The crossroads”, “The bleakness” y “The cleasing”), y en la que colaboran Andrés Ferrando al violín, y Borja Santamaría, Leire Tejada y Oier “Jones” en las voces. Se trata de una canción cargada de matices, que, precisamente por tenerlos, no se hace larga, y que nos obliga a prestar atención a todos ellos para no perdernos nada.
Para cerrar el disco tenemos “Promise of hope”, una outro que nos despide del álbum con tranquilidad y epicidad.
Pero todavía falta una última sorpresa, ya que, antes de que el disco termine de girar, podemos disfrutar todavía de la versión de la música de la serie de televisión “Juego de Tronos” que ya habíamos podido escuchar en su EP “Beer bloodbath”.
En definitiva, con este pedazo de disco INCURSED nos han presentado uno de los mejores discos de 2014, un disco épico, lleno de matices, que encantará a quienes busquen canciones en las que se combinen la melodía, la agresividad y el rollo épico.
Escuchadlo, que no os va a defraudar.

Track list:

1- Song of the Ancient (intro).
2- Heart of Yggrasil.
3- Raging Wyverns.
4- The wild hunt.
5- Beer bloodbath.
6- Tidal waves.
7- Jötnar.
8- A fateful glare (interlude).
9- Lady Frost.
10- The undying flame (Homeland part II).
11- Suaren Lurraldea (The Land of Fire).
12- One among a million.
13- Promise of hope (outro).

INCURSED son:

Narot Santos: Voz y guitarra.
Jon Koldo Tera “Jonkol”: Voz y teclados.
Asier Fernández: Guitarra.
Juan Sampedro: Bajo.
Asier Amo “Amo”: Batería.

Discográfica: Autoproducido.
Puntuación: 9,5/10.
Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos