JORN – BRING HEAVY ROCK TO THE LAND

Crítica

La figura de Jorn Lande no necesita presentación, muy pocos serán los que no hayan disfrutado ya con la voz del afamado vocalista sueco. Su carrera ya es amplia y contempla trabajos con ARK, MASTERPLAN, AVANTASIA, AYREON y, por supuesto, en solitario. Discos cómo “The Duke” o “Masterplan” o sus apasionantes dúos con Russell Allen en su proyecto junto a Magnus Karlsson le consagran como una de las voces más destacas de nuestra escena actual: no son pocos los que le señalan, con motivos de peso, como el sucesor natural de grandes figuras como Dio o David Coverdale.

Tras los lanzamientos de “Spirit Black” en 2009 y “Dio” (un homenaje al pequeño gran vocalista) en 2010, era el momento de que Jorn presentara nuevo material en solitario. Con el título de “Bring Heavy Rock To The Land”, el músico sueco deja clara la dirección que va a seguir esta nueva colección de once temas.

La trayectoria en solitario de Jorn siempre ha estado ligada al Hard Rock y el Heavy más clásico y aunque le hayamos visto en proyectos como Beyond Twilight o Mundanus Imperium, su bagaje e influencias son claramente tradicionales. Por eso no es en absoluto sorprendente que este disco arranque con “My Road”, una intro acústica con mucha intención que deja el camino listo a “Bring Heavy Rock To The Land”, un himno a esta música y lo que significa, en el que Jorn deja algunos guiños a Whitesnake y, sobre todo, a Dio. Tore Moren, guitarrista de la banda, se ocupa de acompañar a Lande con un estilo inconfundible en el riffing y una fantástica intuición para los solos, muy potentes en este tema y en el que le sigue, “A Thousand Cuts”, un corte con una influencia marcadísima de Dio en el que Lande se muestra muy cómodo. De lo mejor del disco.

Tras un arranque tan potente como veloz, el disco nos presenta una versión acelerada de “Ride Like The Wind”, original de Christopher Cross y también interpretada por Saxon, seguida de “Chains Around You”, un corte de riff potente, cien por cien Jorn y con un muy buen solo que, sin embargo, no termina de destacar. Entre otras cosas, el disco nos guarda sorpresas como la acelerada “Ride To The Guns”, la épica “The World I See” (de mis favoritas) o la magnífica y algo bluesera “Black Morning”, con un deje Coverdale en las líneas vocales que solo Jorn es capaz de conseguir.

Lo peor del disco, con mucha diferencia, es la versión de “Time To Be King”, extraída de su último disco con Masterplan y que, aunque no es mala, no encaja en el disco. No obstante, este fallo se ve ampliamente corregido con la presentación de “I Came To Rock”, todo un himno “made in Jorn” como no escuchábamos desde el lanzamiento de “The Duke”, que está destinado a romper en directo. Un enorme acierto.

El cierre del disco lo marca el bonus track “Live And Fly”, presente en la edición especial del disco y que se muestra como un tema sin demasiadas sorpresas. Jorn parece llegar en el momento adecuado para llenar el vacío discográfico que nos ha dejado la desaparición de Dio (parece mentira que ya hayan pasado dos años), con discos plagados de heavy metal y hard rock, con una dirección bien definida y un estilo personal e inconfundible. Nadie podrá nunca ocupar el lugar de Dio, pero Jorn y discos como este “Bring Heavy Rock To The Land” nos hacen su ausencia más llevadera. Un gran disco.

TRACKLIST:

01.- My Road
02.- Bring The Heavy Rock To The Land
03.- A Thousand Cuts
04.- Ride Like The Wind
05.- Chains Around You
06.- The World I See
07.- Time To Be King
08.- Ride To the Guns
09.- Black Morning
10.- I Came To Rock
11.- Live And Fly (Bonus Track)

JORN son:

Jorn Lande – Voz
Tore Moren – Guitarra
Jimmy Iversen – Guitarra
Nick Angileri – Bajo
Willy Bendiksen – Batería

Puntuación: 8,7/10
Discográfica: Frontiers Recors
Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos