KISSIN DYNAMITE – ADDICTED TO METAL

Crítica

Este disco ha sido toda una sorpresa. Lo tenía almacenado en mi larga lista de pendientes desde comienzos de este año 2010, esperando su turno para saltar a la palestra y prácticamente me había olvidado de el. Imaginaros mi cara cuando lo he puesto y me he encontrado con uno de los lanzamientos más ilusionantes para el Heavy Metal tradicional que he escuchado en un tiempo.

Ilusionante porque se trata de un grupo joven. Ilusionante porque demuestran tener las ideas claras y un dominio importante de los instrumentos. Ilusionante porque tienen una actitud que a otros les falta. Ilusionante, también, porque por primera vez en un tiempo aparece un grupo de estas características que no viene de Suecia. KISSIN DYNAMITE llegan desde un poco más abajo, la tradicional Alemania que tantos buenos grupos nos ha dado en diferentes estilos y que, dejando de lado a los clásicos, hacia tiempo que no nos ofrecía un disco de estas características que mereciera los elogios de este “Addicted To Metal”.

Es ilusionante, digo, porque parece que el germen del Heavy Metal vuelve a expandirse, poco a poco pero irremediablemente por Europa. Espero sinceramente que no se trate de un espejismo y pronto podamos disfrutar de una verdadera nueva ola de grupos que refloten este estilo con grandes discos y mejores directos, llevando de nuevo la bandera de un género en el que hace solo unos pocos años había perdido toda esperanza.

Cuando este disco comienza a rodar tardamos poco tiempo en darnos cuenta de las fuentes de las que beben estos chicos. El primer corte es el que da título al lanzamiento, “Addicted To Metal”, y cuenta con la colaboración de Udo Dirkschneider en las voces. Así pues, desde este primer tema se nota la influencia de Accept en el grupo, algo inevitable siendo de dónde son, sin embargo tal y como podemos comprobar en temas como “Run For Your Life”, “Supersonic Killer” (un auténtico trallazo para el directo) o la versión de “High Enought”, original de Damn Yankees, el recién regresado mito alemán no es la única ni tan siquiera la principal influencia para este joven combinado.

“Love Me Hate”, “Hysteria” o “All Againts All”(un tema con cierto aire hímnico y unos fraseos de guitarra que valen su peso en oro) nos muestran a un grupo que ha sabido envolverse de todo tipo de influencias clásicas en el heavy metal, desde Judas Priest o Grim Reaper a grupos menos conocidos como Demon y añadirle cierto regustillo hard rockero en el que Guns N Roses tienen un peso notable, especialmente en la voz del vocalista Johannes Braun, quien demuestra un buen rango vocal y una notoria versatilidad, exhibiendo cosas que nos recordarán a Udo, Axl Rose (diría que sus dos influencias más importantes) o “Lips” Kudlow (Anvil).

“In The Name Of The Iron Fist” se descubre como el tema más Accept del disco, impulsado por un estribillo característico del grupo liderado por Wolf Hoffman y unos cambios de tempo que también ha sido seña de identidad del grupo en más de una ocasión. Sin lugar a dudas lo más destacable en este corte es la interpretación instrumental desplegada por los dos guitarristas del grupo: Andre Braun y Jim Muller.

Entre una impresionante colección de temas rápidos, riffs afilados y futuros himnos, Kissin Dynamite también tiene tiempo para ofrecernos un lado más emotivo de su sonido, con el medio tiempo “Assassins Of Love” y la realmente bien conseguida balada “Why Can’t You Hear Me” (uno de mis temas favoritos del disco). Con “We Want More” y “Metal Nation” llegamos al final del disco igual que lo esperamos, envueltos en un aura de Heavy Metal.

No cabe duda de que a Kissin Dynamite aún le queda un largo camino por recorrer, pero también es evidente que calidad les sobra y el futuro se abre brillante para ellos. Un buen disco de Heavy Metal, recomendable para todos los fans.

Puntuación: 7,5

Discográfica: AFM Records

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos