KORN – The Nothing

Crítica

Nuevo trabajo de los de Jonathan Davis. Un nuevo disco que se esperaba con ganas, y que está marcado de una u otra forma por el devenir de acontecimientos personales del cantante. Este décimotercer disco del grupo, con la vuelta de Brian ‘Head’ Welch desde hace un tiempo, supone una especie de terapia personal para Davis, debido al fallecimiento de, primero su madre y posteriormente de su esposa.
Por ambos acontecimientos está marcado este trabajo, ya que se lo ha tomado como una especie de terapia personal, ya que ha llegado a tomarse su tiempo en escribir sus partes del disco, de una forma totalmente aislada del grupo.

En cualquier caso a nivel musical, supone un disco en conjunto que retoma aquellos tiempos gloriosos del comienzo del numetal, donde fueron unos de los máximos exponentes de este estilo metalero. A nivel global han conseguido un gran disco, herencia de sus trabajos de finales de los 90, cuando la incursión en el mundo musical supuso una gran revolución.

Ahora esa revolución está aceptada y aunque sabemos que podemos encontrarnos más o menos, el escuchar de entrada la gaita en “The End Begins” ya es un tanto revelador. por que da paso a “Cold” un tema de los que ya habíamos podido escuchar en el avance y que tiene todos los elementos de KORN. Ritmo y durez a que junto con “You’ll Never Find Me” hacen que sea un comienzo abrumador.

Melodías como en “The Darkness is Revealing”, pesadez en “Idiosyncrasy” además de una parte de estribillo muy lograda, hacen de estos temas una primera parte del disco que gusta, que devuelve a KORN a donde siempre ha estado y les levanta de nuevo en el olimpo musical.

“The Seduction of Indulgence” es un tema de inflexión, corto y extravagante, que marca el devenir de la segunda parte de “The Nothing
Si la primera parte hasta ahora estaba reflejada por el elemento KORN más diferenciador, nos vamos a una segunda plagada de melodías y plagada de grandes temas, como el intimista “Finally Free” o el corista “Can You Hear Me”.

“The Ringmaster” me suena para el directo, mientras que “Gravity of Discomfort “está repleto de estribillo y es pegadiza, o poner un tema como “H@rd3r” tan atrás es un ejercicio de confianza.

Y es que es mi favorito del disco, un golpe tremendo de metal y expresividad musical que “H@rd3r” nos hace pensar en épocas más gloriosas de KORN que han vuelto. Eso si con “This Loss” te sorprenden gratamente con la incorporación de elementos que distan un poco de los uno tiene en el concepto de KORN.

Para acabar con “Surrender to Failure” un tema suave y corto, a modo de epílogo intimista que parece que retrata el sentimiento oculto de a modo de despedida de un trabajo que sin duda ha sido muy elaborado.

Musicalmente me parece de lo mejor que ha hecho en mucho tiempo KORN y sobre todo será un verdadero placer el poder escucharlo en el Resurrection, sabiendo de lo que son capaces en directo y sabiendo que este disco es un grandísimo trabajo que combina todos sus elementos. Quizás no han evolucionado, pero han encontrado la forma de no repetirse manteniendo su identidad, dentro de un sonido que marcó una época y que recoge una producción impecable.

KORN está formado por:

Jonathan Davis – Voz
Brian Welch – Guitarra
James Shaffer – Guitarra
Reginald Arvizu – Bajo
Ray Luzier – Batería

Tracklist:

  1. The End Begins
  2. Cold
  3. You’ll Never Find Me
  4. The Darkness is Revealing
  5. Idiosyncrasy
  6. The Seduction of Indulgence
  7. Finally Free
  8. Can You Hear Me
  9. The Ringmaster
  10. Gravity of Discomfort
  11. H@rd3r
  12. This Loss
  13. Surrender to Failure Surrender to Failure

Discográfica: Roadrunner Records

Puntuación:9/10

Autor: José E.Egurrola

<< volver a discos