Loud Krazy Love

Crítica

La vida de Brian »Head» Welch ha sido una auténtica montaña rusa . De ser una estrella dentro de la escena del metal, pasó al fracaso con su proyecto musical en solitario. Fue un adicto al cristal y se convirtió al cristianismo. Todo esto y mucho más es lo que podemos ver en Loud Krazy Love el nuevo documental de Trey Hill y Scott May sobre la vertiginosa carrera del músico.

Con una realización altamente interesante, no estamos hablando de meras entrevistas a músicos y personas cercanas, el documental nos va relatando poco a poco como »Head» se convirtió en la figura que es actualmente. A lo largo del documental se intercalan ademas varias filmaciones, tanto de vídeos de backstage como las grabaciones constantes que ha realizado Head con su hija o su tiempo en Israel.

En sus inicios con Korn, podemos ver declaraciones de sus padres así como de los demás componentes de grupo e incluso el propio Head. Así relata su ascensión a lo más alto y sus primeras experiencias con las drogas. Del abuso del alcohol a su adicción a la metanfetamina. Sin ningún tipo de pelos en la lengua Head cuenta su habitual consumo así como el de sus compañeros. Pero en medio de esa vida típica de estrella del rock, sucede un evento que le cambia la vida: el nacimiento de su hija. Con esta premisa el documental va desarrollando un profundo análisis a la vida personal de Brian Head Weltch.

Si bien se menciona su participación en Korn, Loud Krazy Love, se centra en mostrar la tortuosa vida personal del músico. También relata su salida de la banda así como su conversión al cristianismo, después de que dios se le apareciera. Todo sea dicho, se le aparece en una de las ocasiones que esta colocado.

Gran parte del documental esta centrado en la compleja relación con su hija, quien cambio la vida del músico completamente. Dejándose llevar en ocasiones por el sensacionalismo y el morbo nos muestran imágenes de la hija en diferentes edades así como sus problemas personales como la dificultad para crear amistades en la adolescencia o las autolesiones que se provocaba hasta que entra en un centro para jóvenes con dificultades.

Aunque la premisa de un documental centrado en la figura de Head puede ser altamente interesante, personalmente el documental me dejó una sensación un poco fría. En gran parte es un documento de propaganda del cristianismo americano, hablando de como le cambio la vida. En muchas ocasiones se deja llevar por el sensacionalismo más puro, por no hablar de algunas filmaciones que son cuestionables. Todos hablan bien del propio músico, pero ni si quiera habla su propia ex mujer a la que se le acusa de drogadicta y mala madre en el documental, y a la que no tiene tapujos en reconocer que cometió violencia física contra ella. En lo musical apenas se habla de porque es tan buen músico o qué le caracteriza y fuera de los propios miembros de Korn no vemos hablar a más personas sobre él.

Sobre su vuelta a Korn y los motivos no queda del todo claro cómo, en su moral cristiana, pudo aceptar volver a la banda, mas allá de los lazos de amistad que le unen al grupo, algo en lo que acierta el documental en mostrar. Hubiera sido interesante ver a técnicos, otros grupos ,etc. Es interesante ver la contraposición de tener tanto dinero y éxito, y sentirse desgraciado o la dificultad de crear una familia estable. También las propias declaraciones de la hija explicando cómo el tipo de vida de su padre le creó altas dificultades para relacionarse o sus inseguridades personales.

Quienes quieran conocer a Brian »Head » Welch a todos los niveles encontrarán en Loud Krazy Love todo lo que quieren. Aquellos que estén interesados en su faceta como músico creo que se sentirán algo insatisfechos dado que en ese sentido el documental se queda algo corto. Loud Krazy Love es un artículo para fans muy concretos y fuera de ese nicho, en mi opinión personal, no tiene un interés muy relevante.

Autor: Pablo Nieto Striano

La cinta, podrá verse en alquiler a través de la web de LOUDKRAZYLOVE.ES a partir del Jueves 24 de abril.

<< volver a discos