KORZUS – LEGION

Crítica

KORZUS es el nombre de una banda de Thrash Metal procedente de la ciudad brasileña de Sao Paulo fundada en 1983 y que desde hace algunos años empieza a ser conocida también fuera de América Latina, gracias a su contundente y agresiva música que nos puede recordar a bandas como SLAYER. En su más reciente lanzamiento, “Legion”, editado el pasado mes de octubre de 2014, el grupo nos presenta trece temas cargados de rabia y de agresividad, en el que podemos apreciar ritmos furiosamente veloces, riffs muy potentes y voces cargadas de mala leche, que dan como resultado un álbum que, pese al elevado número de canciones que tiene, se pasa muy rápido.

korzus_logo_2014

El disco arranca de forma muy contundente con “Lifeline”, un tema que empieza con cierta oscuridad, pero que pronto se desarrolla con un riff muy reconocible y un ritmo contundente que nos obliga a mover la cabeza casi sin darnos cuenta. Cuando Marcello empieza a cantar el ritmo se acelera todavía más, con mucha potencia y bastantes detalles a los que prestar atención. De hecho, pese a su agresividad, esta es una canción cargada de matices.
Esta canción se empalma con “Lamb”, una canción que desde el principio es caña desquiciada sin contemplaciones. El ritmo es furioso, pero a pesar de eso, el grupo sabe como hacer que destaquen los matices que se introducen, sobre todo en las guitarras. Es una canción que en directo funcionará muy bien, con el público dándolo todo.
Continuamos con “Six seconds”, pero no, no dura seis segundos, sino bastante más. Es un tema muy potente y agresivo, con cierta oscuridad en su arranque, pero que rápidamente se convierte en una canción trepidante e ideal para el directo, que deja muy clara la intención de KORZUS de dar caña. Su estribillo está muy conseguido, y funcionará muy bien en los conciertos.
Broken” empieza con un riff muy fácil de reconocer, que nos introduce en una canción menos rápida que las anteriores, pero muy contundente. Sin embargo, el tema va ganando intensidad a medida que avanza, hasta llegar a un estribillo muy sencillo (tan solo se repite la palabra “broken”), pero muy efectivo y cantado de manera casi desquiciada. Su solo, siendo lento y sin ser especialmente técnico, es muy resultón.
El sonido de una escopeta al ser recargada y un riff entrecortado nos introducen en “Vampiro”, una canción muy potente y rápida, pero también muy pegadiza, sobre todo gracias a un estribillo muy conseguido que, de forma muy graciosa, termina con un “click, clack, boom” casi sorprendente. Aparte de eso, es una canción muy rápida que se queda en la cabeza desde la primera escucha.
Die alone” empieza con cierta oscuridad, para muy pronto volver a la caña desenfrenada. Se desarrolla de manera muy fluida con la batería marcando un ritmo endiablado, hasta llegar a un estribillo oscuro y muy resultón, que llama la atención desde la primera vez que lo escuchamos.
Apparatus belli” es un brevísimo instrumental que con algo de oscuridad y contundencia nos introduce en “Time has come”, una canción potente y de ritmo muy marcado, en la que además podemos apreciar muchos matices, y que llega a un estribillo de ritmo muy rápido.

KORZUS banda

Con Marcello gritando el título del tema empieza la furiosa “Purgatory”, una canción que es pura energía y caña burra sin parar. No obstante, en la canción podemos notar diferentes partes en las que, sin perder la velocidad, el grupo se sirve de sonidos diferentes. El solo queda muy conseguido.
Con un acople empieza “Self hate”, una canción potente aunque no tan rápida como otras. Un riff muy reconocible da paso a un ritmo muy potente y pegadizo, sobre el que escuchamos la voz con mucha nitidez hasta llegar a un estribillo sencillo pero muy efectivo.
Bleeding pride” empieza con una potencia endiablada, y se desarrolla de forma muy fluida, manteniendo la caña y la velocidad en todo momento, sin darnos un momento de respiro, gracias a la potente pegada de Rodrigo a la batería. Es una de las canciones más potentes del disco, y en directo será una verdadera bomba.
Con potencia y un ritmo machacón empieza “Devil’s head”, una canción cañera pero a la vez fácil de escuchar, con muchos matices en las guitarras, especialmente durante el solo. Es, seguramente, el tema que más puede gustar a los que no busquen tan solo caña.
El disco acaba con la canción que le da título, que es también la más larga del álbum. Empieza con la guitarra sonando con suavidad, creando una atmósfera relajada, con una melodía muy fácil de escuchar y muy reconocible. Sin embargo, cuando llevamos un minuto escuchando la canción, esta gana fuerza y se convierte en un tema potente, aunque no tan agresivo como los demás. De hecho, es, probablemente, la canción más fácil de escuchar de todo el disco, con muchos cambios de ritmo y con un trabajo de las guitarras muy logrado.
Como vemos, “Legion” es un trabajo muy logrado y cargado de matices, tanto en los ritmos como en las guitarras, con el que KORZUS dejan claro que todo el tiempo que llevan en esto les ha servido para saber muy bien qué tienen que hacer para crear canciones muy conseguidas.
Vale la pena escucharlo.

Track list:

1- Lifeline.
2- Lamb.
3- Six seconds.
4- Broken.
5- Vampiro.
6- Die alone.
7- Apparatus belli.
8- This time has come.
9- Purgatory.
10- Self hate.
11- Bleeding pride.
12- Devil’s head.
13- Legion.

KORZUS son:

Marcello Pompeu: Voz.
Heros Trench: Guitarra.
Antonio Araujo: Guitarra.
Dick Siebert: Bajo.
Rodrigo Oliveira: Batería.

Discográfica: AFM Records.
Puntuación: 8/10.
Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos