LOS BRAZOS – GAS

Crítica

LOS BRAZOS responde a un trío bilbaíno de rock clásico americano con tintes sureños creado en 2011 y con tres trabajos ya en su haber. Lo forman Alberto Chamorro “Koki” a la batería, Jose Miguel Gándara “Txemi” al bajo que acompañan a la rasgada voz y guitarra de Guillermo Gutiérrez “William” como pilar fundamental de esta eléctrica banda concebida para el directo. Sus influencias en las composiciones son claras como el agua, beben de los manantiales del mejor Blues Rock y aderezan ligeramente con el swing, folk y country para madurar y redondear ciertos temas con ese estilo Vintage que tanto está dando de sí en la escena rockera actual.

0825losbrazos4

Discográficamente se estrenan en verano de 2012 con Delay, que viene a ser un disco de versiones de clásicos del rock, le seguiría un año más tarde Welcome to the Brazos, su primer disco de canciones propias que recibió el cariño de la crítica especializada y de público con un número de conciertos considerable y ya,  por último, este que nos ocupa hoy, Gas, puesto a la venta en septiembre de 2015 con el apoyo de Rock Estatal.

El disco contiene nueve temas propios cantados en inglés y se graba íntegramente en el local de ensayo de la banda en tan solo dos días, argumentan que para recoger esa frescura que emana la banda en directo  bajo la atenta supervisión de Saúl Santolaria y el propio William ayudados de unos mejores equipos de grabación que en su anterior trabajo.

Una clásica base rítmica bluesera de mediotiempo abre el disco con Fearless Woman donde Willian pone las cartas sobre la mesa como único argumento, le sigue Not My Kind, un desenfadado countryrock y llegamos al tercer tema y el nivel se eleva a límites mucho más altos que duran hasta casi el final del disco.

Randall es un ejercicio de Blues Rock pesado con toques Vintage en la base rítmica que da juego a un inspirado William tanto con riffs hirientes como por su estado de gracia vocal, desembocando en un apoteósico final. Los setenta más salvajes en estado puro con Boogie, rock electrizante festivo al más puro estilo Young-Scott. Sigue casi sin descanso a toda mecha la rockabilly Say my Name (que me recuerda muchísimo a la canción Un Buen Momento, de aquella joya homónima de Mclan), la cual continua reteniendo el alma festiva de la mitad del disco transportándonos a los 60´s del gran Chuck Berry, entre otros.

LOS BRAZOS se ponen serios y se meten en temas maduros, elegantes y sobrios, bajando de revoluciones, primero con Black Sheep, tremendo tema retorcido donde los haya pero de gran calidad. A golpe de vibrato, a muy baja velocidad, sacan su espíritu más emotivo y bluesero en Tales con grandes rasgos de mis admirados Gov´t Mule, un tema que te deja sentado como el anterior por su elegancia y que se desarrolla con bastante paciencia llegando a los siete minutos de duración.

Se despiden con la calidez en clave de jazz-swing con Rose Free, brisa fresca relajante para cerrar un gran trabajo de exquisita madurez.

El disco lo defino como un agradable paseo por la historia del blues y del rock en sus doradas épocas. Tras un principio de menos a más, no cuesta nada meterte de lleno en el alma de los bilbaínos, reconocer que han dado un paso de gigante con este trabajo y esperarles en directo, donde cuentan que desvelan sus mejores armas.

Tracklist:

Fearless Woman
Not My Kind
Randall
Boogie
Say my Name
Black Sheep
Guardian
Tales
Rose Free

Formación:

Guillermo William Gutiérrez: Cantante, Guitarra
Francisco: Bajo
Alberto Koki: Batería

Puntuación: 7,5/10

Discográfica: Rock Estatal Records

Autor: Emilio Pastor

<< volver a discos