MAGNUM – SACRED BLOOD 'DIVINE' LIES

Crítica

Nada menos que desde 1972, cuarenta y cuatro años, lleva la banda de Bob Catley y Tony Clarkin dando guerra en forma de discos y conciertos, y siempre siendo sinónimo de calidad dentro del mundo del Hard Rock y el AOR. Habrán tenido momentos y trabajos más o menos acertados dependiendo de la época, pero creo que hablo por todos los fans del rock cuando digo que se trata de una banda respetada y admirada por la gran mayoría de nosotros. 

BOB & TONY SEPIA

Y eso que el que esto escribe les conoció en una época, a finales de los 80, en la que los pelos cardados, las toneladas de laca y la música con muchas teclas y efectos era lo que predominaba. Aun así, aquel disco que cayó en mis manos se llamaba Wings of Heaven y estaba lleno de calidad; algunos himnos comerciales había, sin duda, pero piezas como Don’t Wake the Lion rezumaban toques progresivos y hardrockeros de muchos quilates.

Cuenta Tony Clarkin que, cuando apareció su anterior trabajo, él ya tenía puesta la vista en el siguiente. Nada menos que veinticinco temas fueron compuestos, de los que pasaron la criba para el disco trece. Diez de ellos irán en la edición “normal” y los otros tres en un bonus DVD, como explico a continuación. Parece ser que Tony no puede dejar de componer…

Para incondicionales de la banda, el disco se va a editar en digipack con un DVD extra (edición limitada) que contiene dos vídeos y tres temas más; en CD normal con caja de plástico (jewelcase, que dicen en inglés); y en formato doble LP con carpeta también doble, de ésas que nos gustan a los amantes del vinilo, con muchas fotos y con los propios vinilos de color azul.

Como queda dicho, pues, en 2016, el 26 de febrero, tendremos el decimonoveno disco de los de Birmingham, que ya peinan canas (Catley y Clarkin ya rozan los 70 años) y que parecen en forma a juzgar por la escucha del nuevo trabajo. Ya os advierto que no vamos a encontrar nada nuevo; tampoco creo que los fans pidan un cambio a estas alturas. Pero sí hay aquí rock melódico bien facturado, con temas cañeros, inicios lentos y épicos, guitarras bien trabajadas y un sonido “marca de la casa” que seguro hace las delicias de los aficionados del género.

El tema que da título al plástico es el que lo abre. De primeras, nos topamos con lo que va a ser una constante en el disco y lo ha sido a través de la obra de MAGNUM: el buen hacer guitarrero de Tony Clarkin, sin estridencias, sin dedos a la velocidad de la luz, pero con una clase fuera de toda duda. El tema lo comienzan los dos “históricos” a dúo y luego se une la banda; base hard-rockera, buenas melodías e interludio lento. Se nota bastante que Bob ha perdido voz, pero se defiende más que decentemente.

magnum

Sin solución de continuidad con su vecina, Crazy Old Mothers comienza con el teclado para sumirnos en un riff lento y pesado, roto por el piano a solo con la voz. Bonitas melodías en esta balada clásica, pero con potencia desbordante en su estribillo. De similar estilo es Gypsy Queen, título nada original que nos presenta algún ramalazo comercial; de lo más “normalito” del disco.

Princess in Rags nos devuelve al hard melódico, un poco “remember” de los 80 y los 90, mostrando a los MAGNUM más clásicos. Your Dreams Won’t Die es otro medio con la impronta melódica de la banda, que nos confirma que continúa con la misma línea de siempre. Para mí, es de lo mejor del disco. Luego, Afraid of the Night hace brillar el AOR de calidad con su base de guitarras, piano y cuerdas para desembocar en un estribillo muy “power”.

A Forgottten Conversation sigue la línea de comienzo calmado y caña posterior y, en ese sentido, el disco se vuelve un poco monótono; de ahí que no llegue al notable alto. Quiet Rhapsody, el octavo tema, nos trae a los MAGNUM más duros… pero sin pasarse, claro. Twelve Men Wise And Just es la penúltima canción y es otro tema al uso, con su comienzo de piano y voz y su continuación 100% hardrockera con destacada actuación a la batería del aporrea-parches de THUNDER “Harry” James. Finalmente, Don’t Cry Baby cierra el trabajo repitiendo esquemas.

Junto con la edición del disco, la banda ya se ha apresurado a anunciar su gira de presentación para 2016. De momento, sólo hay fechas para Dinamarca, Suecia Alemania y Suiza. A ver si tenemos suerte y se dejan caer por España, aunque sea en un par de bolos. Por cierto, que las anunciadas son todas para abril y mayo. Quién sabe si se les veremos en alguno de los festivales nacionales… Sería un lujo tenerles por aquí, sin duda.

MAGNUM son:

Tony Clarkin – guitarra.
Bob Catley – voz.
Mark Stanway – teclas.
Al Barrow – bajo.
Gary “Harry” James – drums

Temas:

01 Sacred Blood “Divine” Lies 6:41
02 Crazy Old Mothers 5:48
03 Gypsy Queen 4:29
04 Princess in Rags (The Cult) 5:27
05 Your Dreams Won’t Die 5:25
06 Afraid of the Night 4:32
07 A Forgotten Conversation 4:56
08 Quiet Rhapsody 5:40
09 Twelve Men Wise and Just 6:18
10 Don’t Cry Baby 5:05

Discográfica: Steamhammer / SPV Records.

Puntuación: 7 / 10.

Autor: Manuel Martínez Ferrándiz.

<< volver a discos