MASTODON – ONCE MORE 'ROUND THE SUN

Crítica

Sexto disco ya para los americanos MASTODON. El cuarteto de Atlanta vuelve al frente de la escena con “Once More ‘Round The Sun”, título con el que han bautizado al sucesor de “The Hunter”. La banda había recibido críticas muy variadas con su disco anterior, siendo considerado por algunos una mejora sobre “Crack The Skye” y un avance importante en su sonido, mientras que otros vieron en él a unos MASTODON más simples y directos y con una cierta dosis de algo parecido a la “dejadez”. Yo soy de los que piensa más bien lo primero. En aquel trabajo la banda incorporó el sonido netamente progresivo de “Crack The Skye” a su pasado más ácido. El salto fue importante y el resultado fue un disco potente, corrosivo y con muchos tintes de genialidad.

Con este nuevo trabajo la banda, con Troy Sanders al frente, nos ofrece una nueva evolución en su sonido. Cómo ya se podía adivinar en algunas partes de “The Hunter”, la banda ha desnudado su música de todos los adornos innecesarios, de todas los trucos de chistera efectistas y se ha centrado en poner sobre la mesa todos los elementos necesarios y efectivos para hacer de que su música suene directa, adictiva y simple y llanamente genial. “Once More ‘Round The Sun” es posiblemente el disco más accesible de MASTODON. Paradójicamente es también uno de los más progresivos. Y no, no es incompatible. Se debe exactamente a lo que he explicado antes: la banda ha escogido estructuras que expresan exactamente lo que quieren decir, obviando el caer en la complejidad por la complejidad que lastra muchos otros grupos. Sus melodías son directas, adictivas y fáciles de recordar, sin dejar de ser sorprendentes y escaparates para recursos no tan comunes. Y cómo siempre, la monumental colección de riffs que nos ofrece la banda es algo absolutamente único en la escena. Brent Hinds y Bill Kelliher pueden decir con la cabeza bien alta y sin pestañear que son el mejor dúo “riffero” de la escena metálica mundial. Y no exagero ni un poco. Estos dos personajes son el equivalente actual de lo que en su día supuso la unión de Glenn Tipton y KK Downing en JUDAS PRIEST: una máquina perfectamente diseñada y engrasada para producir riffs que te hagan saltar, gritar, “airguitarrear” o que directamente te revienten el cerebro por su grandiosidad.

Y es que la banda construye temas como la inicial “Tread Lightly”, con toda su acidez, su corrosividad y con una fluidez sorprendente y casi delirante a base de encadenar riff tras riff, fraseo tras fraseo. Y así construyen una melodía marca de la casa sobre la que se mueven las voces de los integrantes y que se apoya en una base rítmica potente y sólida como un muro de hormigón. Solo es el comienzo del disco, pero uno empieza muy pronto a tener una sensación muy particular y que ejemplifica bien la fuerza de este trabajo: la música que MASTODON nos ofrecen en este redondo ejerce sobre nosotros casi el mismo efecto que la gravedad, arrastrándonos, atrayéndonos. No es muy difícil imaginarse en mitad del espacio, siendo atraído por la gravedad de una estrella, luchando sin esperanza por escapar. O flotando en mitad del océano mientras algo intenta arrastrarnos al fondo. Es la sensación de que, por mucho que lo intentes, estás atrapado y no hay salida. Así es la fuerza de MASTODON.

Y llega “The Motherload”, un tema más melódico y algo más ligero que recoge un sonido melódico muy particular. El trabajo vocal del grupo en este disco está años luz por encima de lo que habíamos visto hasta ahora (era su gran punto negro para casi todos los seguidores) y quizás eso unido a la accesibilidad de sus melodías me haga pensar en una influencia inesperada para este grupo: “The Motherload” (que, dicho sea de paso, es uno de mis temas favoritos del disco) me ha hecho pensar bastante en COHEED & CAMBRIA. Pero influencias aparte, MASTODON tienen una personalidad arrolladora y el solo y la sección instrumental hacia el minuto tres del tema suponen una demostración magistral de su talento.

Supongo que podría decirse que este disco tiene un sonido que podría definirse como algo a medio camino entre “Crack The Skye” y “Leviathan”, con un lavado de cara y un striptease de adornos innecesarios. “Highroad” y su melodía asequible junto a esos potentísimos y corrosivos riffs es un ejemplo bastante claro de lo que quiero decir. Seguidamente nos encontramos con el tema que da título al disco, un corte bastante ácido y con cierto componente casi psicodélico que convierte este pequeño tema de menos de tres minutos en una verdadera maravilla.

Con “Chimes At Midnight” llegamos a una de las composiciones, para mi gusto, más meritorias del grupo. Es un tema directo y potente con un desarrollo realmente llamativo e innovador y con algunos de los mejores riffs del disco, lo cual es mucho decir (¡muchísimo!). El tema está enteramente creado alrededor de una cascada de riffs polirítmicos cómo no soy capaz de recordar. Fantástico estribillo y sencillamente asombroso ejercicio a las seis cuerdas. Sin duda será un fijo en los futuros conciertos del grupo y creo que tiene posibilidades para convertirse en uno de los nuevos “fan favourites”.

Con “Asleep In The Deep” llegamos al que posiblemente sea el tema menos directo del disco, tomándose su tiempo para construir la atmósfera adecuada y pavimentar el camino debidamente hasta un grandilocuente y potente estribillo. Pesadez, claroscuros y un sonido un tanto difícil de describir ¿os imagináis si LED ZEPPELIN hubieran hecho Sludge? Pues algo así: un sonido corrosivo, ácido y potente con un velo setentero, con un toque de psicodelia casi bluesera. Inteligentemente, el grupo nos da el contrapunto con “Feast Your Eyes”, un corte directo a la yugular, sin rodeos, sin adornos, con una estructura bastante simple para sus habituales, un estribillo fácil de recordar, una melodía asequible y una sucesión de riffs “headbangeros” marca de la casa.

Aunt Lisa” nos muestra un gran equilibro entre los elementos más técnicos y complejos del estilo de MASTODON (genial la batería) con las vertientes más melódicas, directas y asequibles, consiguiendo un tema interesante y bastante personal que termina con un reconocible y familiar “mantra de animadoras” (¿un guiño a “Be Agressive” de FAITH NO MORE?).

A solo tres temas del final llegamos a “Ember City”, otro de mis cortes favoritos, ofreciéndonos una de las melodías más capturadoras del disco y una excelentísima sucesión de riffs. La voz avanza desgranando una letra interesante mientras vamos desentrañando los secretos de una de las estructuras menos convencionales de este disco. El estribillo, muy melódico, resulta pegadizo y fácil de corear, lo que convierte a este tema en un serio candidato para hacer su aparición en directo ¡y qué solo! En “Halloween” nos encontramos con el equivalente sonoro de navegar los rápidos de un río o de un viaje en una delirante montaña rusa. Creo que eso lo dice casi todo. De nuevo, especial atención a las guitarras y la batería.

Por último, el disco se cierra con la magnífica “Diamond In The Witch House”, que vuelve a presentarnos una colaboración con Scott Kelly de NEUROSIS, algo que ya pudimos escuchar en “The Hunter”. El vocalista presta sus servicios, contribuyendo a la creación de un tema potente, ácido y bastante más complejo que casi todos sus compañeros de disco. Con cierto aire post-metal, este tema es una de las composiciones más excitantes del disco y uno de los temas con el tempo más relajado y más peso en la sección rítmica. El trabajo a las voces es realmente sobresaliente y una vez más las guitarras son el arma más efectiva del grupo. Un final perfecto para este disco.

MASTODON han cuajado en este plástico un disco destinado a contarse entre sus mejores obras, si no la mejor. El equilibrio que el cuarteto de Atlanta ha conseguido otorgar a su sonido en este disco es algo magistral. Un ejercicio de maestría y una demostración de cómo avanzar y continuar evolucionando y reinventándose a uno mismo sin perder un ápice de tu esencia. Uno de los mejores discos de lo que va de año.

 

TRACKLIST:

01.- Tread Lightly
02.- The Motherload
03.- Highroad
04.- Once More ‘Round The Sun
05.- Chimes At Midnight
06.- Asleep In The Deep
07.- Feast Your Eyes
08.- Aunt Lisa
09.- Ember City
10.- Halloween
11.- Diamond In The Witch House

 

MASTODON son:

Troy Sanders – Bajo, Voz
Brent Hinds – Guitarras, Voz
Bill Kelliher – Guitarras, Voz
Bran Dailor – Batería, Voz

 

Han Participado:

Scott Kelly – Voz en “Diamond In The Witch House”

 

Puntuación: 9,8/10
Discográfica: Reprise Records
Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos