MAUDLIN OF THE WELL – PART THE SECOND

Crítica

Ocho años son muchos años. Demasiados quizás. Sin embargo con propuestas como las de Maudlin Of The Well es un periodo de tiempo que se espera gustoso, que se disfruta incluso. De hecho, puede ser el tiempo que tardes en asimilar por completo uno de sus discos, porque no me equivocaré ni un ápice si digo que Maudlin Of The Well son el grupo más ecléptico, menos habitual, más experimental y más detallista que podamos encontrar en la escena progresiva. Por eso, hoy, cuando me dispongo a revisar su nuevo disco “Part The Second”, uno de los últimos coletazos que aún nos quedan por comentar de 2009, me siento casi impotente, sin argumentos, ilícito. No es ni por asomo justo que yo me dedique a comentar este disco ahora, cuando solo he tenido ocho meses para escucharlo.

El disco salió en Mayo de este año que acabamos de dejar atrás con algo de resaca. Lo primero que hay que comentar es que, después de permanecer separados durante todos estos años, a su regreso el grupo no contaba con apoyo discográfico ni con medios para grabar este disco. En una solución un tanto original, el grupo ha financiado su trabajo con donaciones por parte de los fans y ofrece su trabajo de forma gratuita en su página web, siendo descargable en distintos formatos de alta calidad. Todos los donantes aparecen en el libreto como productores ejecutivos y el grupo sigue aceptando donaciones para futuros proyectos, a espera de conseguir un acuerdo discográfico tarde o temprano.

Es normal que los sellos no quieran arriesgar con esta formación, porque desde luego su música es solo para unos pocos, como habréis deducido de la introducción inicial. Y repitiéndome, no debería hablar de este disco ahora. En este momento podría hacer una review de “Bath” o “Leaving Your Body Map”, sus discos de 2001, de los que podría contar sus maravillas sin pelos en la lengua. Sin embargo, revisar “Part The Second” me parece casi un ultraje. No obstante, tampoco puedo dejar que 2009 desaparezca de nuestras páginas sin hablar de esta excepcional formación, de estas mentes preclaras del mundo de la música que componen Maudlin Of The Well. No puedo dejar pasar la oportunidad de hablar de uno de los grupos más estimulantes, innovadores y atrevidos de los últimos veinte años.

Por eso me dispongo a sumergirme en un océano de sonidos, a desentrañar una maraña de sonidos, de pequeños detalles entrelazados. “Excerpt from 6,000,000,000,000 Miles Before the First, or, the Revisitation of the Blue Ghost” es el título del tema encargado de abrir este disco, cerca de once minutos de algo que casi solo puedo definir como misticismo musical. Una corriente de energía que nos acaricia sin darnos apenas cuenta. Violín, chelo, guitarras acústicas, piano, guitarras eléctricas, bajo, batería…una producción asombrosamente buena (especialmente considerando las circunstancias). La magnitud de esta composición es tal que apenas se por dónde empezar. Quizás por esos retazos melódicos de aire oriental. Quizás por el vigorizante “allegro” hacia la mitad del tema. Quizás por la voz, que parece apagada y al mismo tiempo transmite un ciclón de energía. Quizás por el gran trabajo al piano y los teclados. Quizás debería dejar que lo escucharais vosotros.

“Another Excerp – Keep Light Near You, Even When Dying” nos ofrece un comienzo relajado al que se van incorporando poco a poco todos los instrumentos que Maudlin Of The Well utilizan en la creación de su música. El nivel de detalle es simplemente ingente, casi inabarcable. Como decía al principio, me falta mucho tiempo para poder hablar con auténtica propiedad de este disco. De momento solo se que es apasionante, vibrante, casi podría decir que tiene vida propia. No voy a detenerme a analizar cada tema por separado, porque no sabría sino balbucear y repetirme una y otra vez. Esta es esa clase de disco que te deja con la boca abierta.

El violín y el cello en “Rose Quartz Turning To Glass”, el órgano, el saxofón, el clarinete, el piano en “Clover Garland Island” y “Laboratories Of The Invisible World (Rollerskating The Cosmic Palmistric Postborder)”, todo está absolutamente medido, cuidado al detalle, encajado con delicadeza en un engranaje sutil y asombrosamente exacto. El trabajo compositivo en este disco es sencillamente apabullante. Casi sobrecogedor. Y no voy a extenderme más. Solo diré que, como deduciréis, no es un disco fácil, pero los amantes del rock y metal progresivo tienen en “Part The Second” un valor seguro, un imprescindible de 2009.

Puntuación: 10

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos