DÜNEDAIN – BUSCANDO EL NORTE II: LA TIERRA DE LOS SUEñOS

Crítica

Poco a poco, con pasos cortos pero muy firmes está siendo la instalación, entre los grupos más solicitados del power metal nacional, de los abulenses DÜNEDAIN. Y todo gracias no solo a una buena lista de temas más que destacables dentro del estilo, sino a una actitud proactiva y que se enfrenta a los problemas de los que adolece hoy en día la industria discográfica de cara y contra el viento. Siguiendo, o más bien acompañando, la iniciativa de grupos como Centinela a la hora de decidir colgar sus últimos trabajos de forma íntegra y gratuita en sus respectivas webs oficiales DÜNEDAIN han ido un paso más allá y no solo han hecho lo propio con este “Buscando el Norte” sino que, en su día ya hace más de un año, decidieron dividirlo en dos partes y extender así su presencia en la palestra de la actualidad gracias a las nuevas posibilidades que un medio como Internet ofrece.

El resultado fue un convincente “Buscando el Norte I” (a principios de 2009) con el que el cuarteto abulense ha girado a lo largo de todo el país y en cuyas fechas ha regalado la versión física de esta primera parte de 6 temas a todos aquellos que se hacían con una entrada para sus conciertos. Una actitud loable que han vuelto a repetir, como no cabía ser de otra forma, ahora con el lanzamiento de “Buscando el Norte II: La Tierra de los Sueños” que en estos momentos nos ocupa.

Pero no solo a base de una consistente y original forma de promoción es con lo que DÜNEDAIN se están ganando una pequeña parcela de referencia dentro del power metal estatal a día de hoy. También estamos ante una evolución ascendente y convincente, una evolución que se encuentra presente no solo entre su primer álbum “La Luz de mi oscuridad” y estas dos partes de “Buscando el Norte”, sino que existe una clara mejoría entre la primera y la segunda parte. De esta forma, cuando reproducimos ambos trabajos de forma conjunta y continuada nos damos cuenta de que “Buscando el Norte II: La tierra de los sueños” nos muestra a una formación muchísimo más sólida y firme con respecto a su estilo y su personalidad. Hay aquí 7 temas de un power metal pegadizo y muy bien trazado que se apoya en la versatilidad que ofrece el continuo juego vocal que nos traen Tony Delgado y Jacín en cada uno de los temas. Ellos hacen que las clásicas melodías limpias y épicas del trabajo cobren el color, la textura y la fuerza melódica que cada uno de los estribillos necesitan.

Tal y como acababa “Buscando El Norte” empieza esta segunda parte, es decir, con un tema largo, de casi 10 minutos, totalmente épico que no solo da título a la obra, sino que encabeza la lista de las mejores composiciones que la banda nos ha entregado hasta la fecha. Un tema que presenta dos partes bien diferenciadas unidas por un emocionante interludio protagonizado por las guitarras de Tony y Mariano y que se apoya en una producción orquestal que es todo un acierto.

Tras ella llega aquello por lo que vive y siente una banda como DÜNEDAIN, es decir, una tanda de temas potentes, rápidos y melódicos, caracterizados por estribillos grandilocuentes que vuelan y cantan a la libertad, la superación de uno mismo y, en definitiva, aquello que sugiere el título de la obra. Temática clásica, predecible incluso, pero convincente esta vez, mucho más (en lo que a estructura y métrica se refiere) que lo que nos trajo la primera parte.

“Fiel a mi libertad” es un tema de un ritmo muy marcado, muy heavy, tanto como positivo y lleno de coraje que disfrutarán sobre todo los fans más acérrimos de bandas como Edguy o Tierra Santa mientras que en “Mi alma sigue en pie” (probablemente el single más representativo del grupo) tenemos power metal de corte mucho más clásico y convencional, algo que apreciarán sin duda los más amantes de Helloween o Gamma Ray.

El listón desciende un poco en “La tierra de los sueños”, donde nos encontramos un inicio rasgado que para nada nos hace prever un estribillo tan dulzón y meloso como el que nos encontramos al poco tiempo de reproducción. Se trata de un tema, a mi parecer, demasiado complaciente y algo falto de garra, algo que soluciona “La Rosa Negra”, también asequible y pegadizo, pero con una profundidad y presencia vocal sensacional.

Recuperamos la velocidad con “No perder la fe” y nos hacemos con un estribillo emocionante, agudo e intenso en el final con “Solo un momento” acabando más que satisfechos por lo entregado por la banda durante los casi 35 minutos que dura el trabajo.

En definitiva, y recalcando mis palabras iniciales “Buscando el Norte II: La tierra de los sueños” tiene la virtud de hacer que DÜNEDAIN se hayan superado a sí mismos y al mismo tiempo queda una grata sensación de pensar que el grupo aún no ha tocado techo dentro de su pasión por el power metal más convencional y asequible. Carrera ascendente la de este cuarteto, algo de lo que no todo el mundo puede presumir hoy en día y que les planta como una seria y sana competencia hacia grupos como Darksun, Sphinx o Zenobia… Veremos que depara el futuro, por el momento DÜNEDAIN suben un peldaño más y están cada vez más cerca de encontrar el norte y su sitio en el panorama nacional.

DÜNEDAIN son:

Tony Delgado – Voces medias y guitarra solista
Jacin – Voces agudas y bajo
Mariano – guitarra rítmica
Miguel Arias – Batería

TRACKLIST:

01- Buscando el Norte
02- Fiel a mi Libertad
03- Mi Alma Sigue en Pie
04- La Tierra de los Sueños
05- La Rosa Negra
06- No Perder la Fe
07- Solo un Momento
Puntuación: 7,5

Discográfica: Independiente

Autor: Daniel Velasco Alonso

<< volver a discos