MOTÖRHEAD – INFERNO

Crítica

Motörhead siempre han sido para mí una de esas bandas que sabes que son grandes y tienen muy buenos trabajos, pero por dejadez o falta de atención, sólo has escuchado unas pocas canciones de ellos. Por eso, cuando salió a la venta el último trabajo de los ingleses decidí escucharlo para saber de una vez por todas de qué pasta estaban hechos. La impresión ha sido de un disco bastante potente que se mantiene fiel al estilo de la banda (tomo como base los pocos temas que yo he podido escuchar). Tiene una buena variedad de temas, algunos mas lentos que otros, pero ninguno da un respiro al oyente. Destacar el ultimo tema, “Whorehouse Blues”, que como ya dice el título es un blues, un cambio total de estilo lo que supone este tema dentro del disco.

Los instrumentos… no hace falta decir nada sobre ellos, todos se desenvuelven con calidad de sobra, junto con la voz de Lemmy, tan ronca como siempre.

El disco empieza con “Terminal Show”, un tema rápido y contundente con unas guitarras bien dispuestas y con la colaboración en el solo de Steve Vai, donde se deja notar la mano de este monstruo de las seis cuerdas . Este tema indica el camino que van a seguir la mayoría de los temas.
Le sigue “Killers”, un tema también en la misma línea del anterior, aunque con un ritmo de guitarras más pegadizo, en el que se escuchan todavía mas que en el anterior tema.

“In The Name Of Tragedy” es el siguiente, un tema un poco más lentillo que los dos anteriores, aunque no por ello es menos potente.

“Suicide” es un tema que recuerda mucho a AC/DC, la guitarra se sale en el solo y al final de la canción.

“Life Is A Bitch” es uno de los mejores temas del disco, rock puro y duro a la antigua usanza, rápido y muuuuy pegadizo.

“Down On Me”, otro buen tema cuya mejor parte es el estribillo. El solo de guitarra con el que termina la canción es otro de los puntos álgidos de este tema.

“In The Black”: Tema que tiene un riff de guitarra machacón, con un estribillo a dos voces que está muy bien y como en los demás cortes tiene un solo buenísimo.

Siguiendo esta tónica de canciones contundentes y con buenos solos también están temas como “Fight”, o “In The Year Of The Wolf”. “Smiling Like A Killer” es para mí otro de los temazos del disco, en la misma línea de “Life’s A Bitch”.

Y para cerrar el disco lo hacen con un tema radicalmente distinto al resto, como su nombre indica, “Whorehouse Blues” es un blues. Bajo mi punto de vista no es algo que desentone con el álbum, aunque a primera vista pueda parecer que no va a pegar ni con cola. A mí me parece un buen cierre para este pedazo de disco que creo que va a ser uno de los mejores del año, o por lo menos de los mas esperados junto con el de Megadeth y alguno mas que esta al caer.

Concluyendo que es gerundio: un muy buen disco que para un neófito como yo en esta banda se mantiene fiel al estilo que han seguido siempre y tiene cosas diferentes, como el tema que lo cierra.

Motörhead:

Ian “Lemmy” Kilmister – Bajo y Voces
Phil Campbell – Guitarras
Mikkey Dee – Batería

01. Terminal Show
02. Killers
03. In the Name of Tragedy
04. Suicide
05. Life’s a Bitch
06. Down on Me
07. In the Black
08. Fight
09. In the Year of the Wolf
10. Keys to the Kingdom
11. Smiling Like a Killer
12. Whorehouse Blues

Puntuación: 8

Autor: David Sánchez

<< volver a discos