MOTÖRHEAD – THE WöRLD IS YOURS

Crítica

Hace ya 35 años de cuando un joven rockero británico, más que curtido en la escena rockera de la época, Ian Fraiser Kilmister, más conocido como Lemmy, decidiera crear una banda ruidosa y contundente, BASTARD, que al final cambió su nombre por el de uno de los últimos temas que compuso para la banda anterior de la que fue miembro y, de la cual, fue expulsado, la formación de Rock Psicodélico HAWKWIND. Así, es como nació una de las bandas más grandes de Rock y de Heavy Metal de todo el mundo: MOTÖRHEAD.

Influenciada básicamente, en particular a su lider, Lemmy Kilmister, por la escena más contundente del rock de los años 50’s, 60’s y principio de los 70’s, como CHUCK BERRY, THE WHO, THE BEATLES o MC5, entre muchos otros, desde sus inicios debido a su estilo y novedoso sonido de MOTÖRHEAD, se la adhirió a la escena rockera más pesada del momento, a la que influenció notoriamente y contribuyó a la evolución y crecimiento de la escena Heavy Metal, tal y como la conocemos a día de hoy.

Pese a este hecho, la agrupación no constituye patrimonio único de la escena Heavy Metal, ya que ha influido tambien en la evolución de otras escenas, como la Punk-Rock, y posteriormente, ha apadrinado el nacimiento de géneros musicales dispares. Quizás éste sea uno de los motivos por los que su líder, Lemmy, prefiere liberarse de etiquetas, encasillamientos y disgregamientos, considerando a  MOTÖRHEAD, una banda de Rock & Roll sin más, como con las que creció, tanto como persona y como músico, escuchando.

Las señas de identidad de la banda son la velocidad, distorsión y la suciedad de su sonido y obviamente un espíritu muy macarra que Lemmy forjó durante su infancia en la ciudad industrial de Stoke-on-Trent. Con una madurez más que rebasada, MOTÖRHEAD posee una discografia más que envidiable, llena de grandes clásicos como »Overkill», »Bomber»,» Rock N’ Roll» o »Another Perfect Day», y aún a día de hoy ésta sigue creciendo. Así ha pasado este mes de diciembre de 2010, gracias a su álbum »The Wörld Is Yours».

El disco ha sido producido y mezclado por Cameron Webb, como ya hizo en otros trabajos de la banda como »Inferno» o » Kiss of Death», editado bajo el sello Motörhead Music, ligado a la multinacional empresa discográfica EMI. »The Wörld Is Yours», es un disco con mucha fuerza, que sigue la línea que tiene la banda desde hace muchísimos años, y que sin embargo, consta de la mayor vigencia actual. Casi 40 minutos del más puro sonido MOTÖRHEAD, constando de 10 temas, alternándose rápidos y cañeros con más calmados, sin por ello perder un ápice de su contundencia.

Su primer corte »Born To Lose», hace que inmediatamente se nos venga a la cabeza el mítico tema de la primera larga duración homónima al grupo, »Iron Horse/Born To Lose», pero no es así, es un tema totalmente nuevo, distinto, con un sonido fidedigno a la banda, muy actual, donde se aprecian algunas secuencias rítmicas que practicaban algunas formaciones de Rock a principios de los 70’s, como BLACK SABBATH.

Sigue con »I Know How To Die», un tema rápido, y muy cañero, propio del mayor agrado de los fans. El tercer corte, »Get Back In Line», un tema muy contundente, muy rockero, con un toque de desaliñamiento, propio de Lemmy. Este tema, y el primero, han sido tocados en la gira que la banda ha realizado a mediados de diciembre por España. Seguida de »Devils In My Head», un tema que sigue la línea de los dos mencionados anteriormente, sin perder los signos de identidad que definen a la banda, al igual que los siguientes temas del disco, que siguen la tónica de los primeros.

»Brotherhood of Man», es el corte más pesado y calmado, pero sin perder el sentido del álbum, cosa que sí hace »Outlaw» sin embargo, contrastando esa contundencia enlentecida con riffs fuertes, acordes a los otros temas, con un veloz solo de guitarra, obra de la maestría de Phil Campbell. Ya casi al final del álbum tenemos que ir para encontrarnos con temas rápidos, como »I Know What You Need», con riffs cañeros típicos de la formación, con un toque bastante furioso. Y como colofón, estamos hablando de la banda de Lemmy Kilmister ¿no es así?, pues que mejor que terminar con todo un cúmulo de macarrismo: »Bye Bye Bitch Bye Bye», digna de este joven espíritu indomable de 65 años.

En definitiva, me parece un trabajo bastante bueno, que demuestra que una formación mítica no necesita caer en la mediocridad ni hacer discos »para salir del paso», para tener un motivo por el cual artificiar giras de conciertos, sino que cuando hay que hacer un álbum, se hace bien, y ante todo, con espíritu, que al fin y al cabo, es lo que más perciben los fans a la hora de escucharlo.

A estas alturas, nadie espera un disco innovador de MOTÖRHEAD, ni tampoco lo busca, simplemente, escuchar a una banda de toda la vida, con temas de toda la vida, y si incorporamos temas nuevos a nuestra lista, que tengan frescura, que sean directos, pero sin perder ese sonido y ese indómito espíritu que siempre les ha caracterizado. Esto es MOTÖRHEAD, no busques sutilezas, porque lo que lo único que vas a encontrar es autenticidad.

Puntuación: 7,5

Discográfica: Motörhead Music / EMI

Autor: Fernando Olmos Flores

<< volver a discos